78°F
weather icon Clear

Estados llegan a un acuerdo sobre los recortes de agua para evitar el colapso del río Colorado

Actualizado May 24, 2023 - 6:04 pm

Nevada, California y Arizona han llegado a un acuerdo sobre un plan para reducir drásticamente el uso del agua a lo largo del río Colorado, un acuerdo que llega después de casi un año de negociaciones sobre cómo salvar el sistema fluvial en ruinas que proporciona agua a unos 40 millones de estadounidenses.

Según el acuerdo, anunciado el lunes por el Departamento de Interior de Estados Unidos, los estados que componen la cuenca baja del río Colorado recortarán sus asignaciones de agua en hasta tres millones de acres-pies para 2026, y la mitad de ese ahorro se producirá a finales de 2024.

Aproximadamente tres cuartas partes de esas reducciones se compensarían con fondos procedentes de la Ley de Reducción de la Inflación del gobierno federal.

“El plan presentado por los estados de la cuenca baja no es una solución para el río, sino una solución consensuada que ayudará a gestionar la demanda de agua a corto plazo y servirá de puente para negociar los criterios operativos posteriores a 2026”, declaró John Entsminger, director general de la Autoridad del Agua del Sur de Nevada. “La cuenca del río Colorado tiene por delante un futuro más cálido y seco y reducir el uso del agua, aumentar la eficiencia hídrica y maximizar el reciclaje y la reutilización del agua es primordial para un futuro sostenible para los 40 millones de personas que dependen de este suministro crítico de agua”.

El plan trienal pretende servir de puente para proteger el sistema fluvial mientras se definen las directrices permanentes para operar el río a partir de 2026.

Sin embargo, los recortes propuestos por los estados son muy inferiores a lo que el gobierno federal había dicho anteriormente que era necesario para proteger el río y sus infraestructuras críticas en sus mayores embalses, el Lago Mead y el Lago Powell.

El año pasado, los dos principales embalses del río alcanzaron mínimos históricos debido a más de dos décadas de sequía y sobreexplotación crónica.

En junio del año pasado, el comisionado de la Oficina de Recuperación, Camille Touton, dijo que los estados necesitaban reducir el uso de agua a lo largo del río entre dos y cuatro millones de acres-pies por año. Pero los estados no consiguieron llegar a un acuerdo, ya que los plazos impuestos por el gobierno federal se sucedieron desde los comentarios iniciales de Touton.

Un aspecto que puede haber influido en las pequeñas reducciones potenciales fue el invierno mucho mejor de lo esperado a lo largo de la cuenca del río Colorado. Río atmosférico tras río atmosférico se desplazaron por el Oeste durante los meses de invierno, hinchando el manto de nieve de las Montañas Rocosas hasta niveles casi récord.

Tras el acuerdo alcanzado entre los estados de la cuenca baja, el Departamento de Interior declaró que retira temporalmente una serie de opciones de recorte presentadas por el gobierno federal el mes pasado “para poder analizar a fondo los efectos” de la nueva propuesta consensuada de los estados.

El Departamento de Interior dijo que tiene previsto avanzar en el proceso de revisión de los recortes propuestos para el río a principios del próximo mes.

LO ÚLTIMO