50°F
weather icon Mostly Clear

Esta casa tiene más cascos que Big House

Pug Winkler tiene historias, y muchas.

“He estado en todos los estados excepto Montana y Alaska”, dice este residente de Las Vegas de 77 años. “Y he estado en 84 países, 85 si contamos el Vaticano”.

Winkler también tiene otra historia: su casa del 2590 E. Viking Road, en el vecindario de Paradise, al este del Strip, en el distrito universitario. Winkler ha puesto su casa a la venta por 1.15 millones de dólares, pero hay una pequeña trampa: La casa está llena de cascos de fútbol americano universitario y recuerdos hasta el techo.

“La verdad es que no veo la NFL”, dice. “Me gusta ver jugar a los chicos, y empecé a coleccionar estas cosas hace 50 años”.

La casa, construida originalmente en 1978, tiene 3,770 pies cuadrados, cuatro dormitorios y tres cuartos de baño, y está forrada del suelo al techo con recuerdos de fútbol americano universitario en su mayoría. Winkler dice que no sabe exactamente cuánto vale su colección; sin embargo, pudo retirarse hace años de su trabajo en la industria de la televisión vendiendo una colección anterior de recuerdos deportivos.

Winkler compró la propiedad en el año 2000 y está pensando en trasladarse a un lugar más grande.

Dice que tiene tantos recuerdos de coleccionar toda la memorabilia, que es difícil elegir un favorito, o equipo favorito, de todo ello.

“Me encantan todos, dejémoslo ahí”, dijo Winkler, que se mudó de Los Ángeles a Las Vegas y es originario de Nueva York. Winkler dijo que podría haber hasta seis mil cascos, y un número no identificable de memorabilia total.

La agente inmobiliaria Anna Kitras, que vende la propiedad con Taylor Cozik, dijo que Winkler es sin duda un vendedor único y muy apegado a su colección.

“Hemos tenido mucho interés en la casa”, dijo. “Inversionistas que buscan intercambiar, múltiples familias que viven juntas, familias multigenéricas, personas que buscan una propiedad de inversión, personas que buscan hacer Airbnb debido al entorno de la casa de fiestas y la proximidad al Strip de Las Vegas, y un club de swingers local que busca posiblemente agregar otro local en Las Vegas.”

Kitras dijo que también han recibido un coleccionista de recuerdos de fútbol americano que vino en auto todo el camino desde el sur de California solo para ver la casa.

“Había otro interesado que quería la casa con la colección para convertirla en una atracción, pero Pug no estaba dispuesto a desprenderse de su colección. Creo que los coleccionistas tienen relaciones muy emocionales con sus colecciones”.

Winkler dice que es definitivamente un tipo de la vieja escuela, al que le gusta la música, el cine y la televisión de antaño, y no es de los que se mantienen mucho al día con la tecnología.

“Me gusta hablar con la gente en persona, no es lo mío lo de jugar con los pulgares, me entiendes. Nunca le he mandado un mensaje de texto a nadie, nunca le he mandado un correo electrónico a nadie, si tengo que mandarle un correo a alguien se lo pido a mi hijo”.

Winkler calcula que ha estado en unas 75 universidades, y ha reunido muchos de los recuerdos a la antigua, conociendo a gente, haciendo contactos y entablando relaciones a lo largo de los años.

“Ahora todo está en internet o en eBay, pero nada es mejor que ir a algún sitio, conocer a alguien y escucharlo contar su historia”.

LO ÚLTIMO