79°F
weather icon Clear

Escuelas secundarias del Condado Clark tendrán guardias de cruce

Actualizado February 22, 2024 - 4:00 pm

El Condado Clark casi duplicará la cantidad que gasta en guardias de cruce como parte de un esfuerzo para reducir el número desproporcionadamente grande de estudiantes de escuelas secundarias atropellados por vehículos en la zona no incorporada del Condado Clark.

Los comisionados del Condado Clark votaron por unanimidad el martes para añadir 84 guardias de cruce para patrullar 23 escuelas secundarias en un plazo de 60 días. Los comisionados modificaron el acuerdo de los guardias de cruce del condado con All City Management, aumentando el gasto en guardias de cruce de 2.2 millones de dólares a 4.03 millones de dólares al año.

“Es lo más prudente, lo más inteligente desde el punto de vista financiero y lo más esencial para proteger a nuestros hijos y mantenerlos a salvo”, dijo el comisionado del condado Michael Naft. “Aunque no me hago ilusiones de que esto vaya a resolver todos los problemas que enfrentamos en nuestras calles y aceras, e incluso en nuestros pasos peatonales, creo firmemente que con algunos pares de manos, ojos, oídos y profesionales adicionales que ayuden a nuestros hijos a desplazarse con seguridad, podemos conseguir un gran impacto”.

Solo este año, 28 niños han sido atropellados por vehículos cerca de las escuelas secundarias en la zona no incorporada del Condado Clark, señaló Naft.

Los estudiantes de secundaria son más propensos a ser atropellados por vehículos debido a su naturaleza impredecible y a que tienen más libertad que los estudiantes de primaria, pero no son tan maduros como los de preparatoria.

Naft ha dicho que una investigación del Review-Journal sobre accidentes en los que se vieron implicados estudiantes influyó en la decisión del condado de considerar la posibilidad de añadir guardias en los pasos peatonales cercanos a las escuelas secundarias.

Ese reportaje reveló que, de todos los estudiantes, los niños de secundaria corrían el mayor riesgo al caminar cerca de las escuelas.

Los datos de accidentes estatales para 2015-2019 mostraron que 340 niños en edad escolar resultaron heridos en accidentes en un radio de un cuarto de milla de los campus del Distrito Escolar del Condado Clark durante las horas inmediatamente previas y posteriores al horario escolar. Más de 150 de esos niños tenían entre 11 y 13 años. Ese número representó casi el 50 por ciento de las lesiones durante ese periodo, a pesar de que los estudiantes de secundaria solo representan el 25 por ciento de las inscripciones totales del CCSD.

“Lo que los datos nos han dicho … es que las escuelas secundarias son extremadamente vulnerables”, dijo Naft. “Son vulnerables desproporcionadamente en relación con nuestras otras escuelas”.

Aplausos por la decisión

Susan Smith, madre de Jonathan “Jonny” Smith, un estudiante de 12 años que murió en 2019 tras ser atropellado por un automovilista que iba a exceso de velocidad mientras se dirigía a su casa desde Faiss Middle School en el suroeste del valle, respaldó de todo corazón la decisión de la comisión.

“Jonny tenía toda una vida por delante”, dijo Smith el martes. “Si hubiera habido un guardia de cruce, es concebible que hoy siguiera vivo”.

Smith es profesora de primer año en Faiss, donde sigue viendo cómo los alumnos que van y vienen de la escuela tienen problemas.

“Tengo unos 160 alumnos. Muchos de ellos van a pie o en bicicleta a la escuela”, dijo Smith. “Cuando voy en carro a trabajar allí, veo a los estudiantes que intentan cruzar por el paso peatonal, y también veo que la mayoría de los vehículos no se detienen, y ha habido otros vehículos que me rebasan cuando me detengo por ellos. Ese tráfico sabe que allí hay un paso peatonal, y saben que hay una escuela, porque cuando la Policía de Las Vegas estaba allí vigilando la zona, se paraban. La policía no puede estar allí todos los días”.

Como parte de la enmienda para añadir guardias en las escuelas secundarias, el programa hará un seguimiento de las agresiones a los guardias de cruce, las llamadas de emergencia relacionadas con los pasos peatonales y la contratación, retención y asistencia de los guardias de cruce.

Todos los implicados esperan que la presencia de los guardias contribuya a aumentar la seguridad de los niños antes y después de la escuela.

“No hay un solo estudiante en mi escuela que no merezca ir y volver de la escuela con seguridad”, dijo Smith. “Lo mismo ocurre en cualquier escuela secundaria. Todos esos niños tienen toda una vida por delante”.

LO ÚLTIMO