67°F
weather icon Cloudy

El sur del Strip se mantiene vivo mientras un proyecto se estanca y otro se vende

Las Vegas Boulevard es conocido por sus imponentes y ostentosos casinos y sus aceras llenas de turistas, pero el extremo sur del corredor es, bueno, un poco más tranquilo.

A un lado de la calle se alinean enormes resorts como Mandalay Bay y Luxor, pero al otro lado hay algunos moteles de poca altura, una taberna enrejada y un proyecto de una rueda de la fortuna inacabada.

Sin embargo, como vimos la semana pasada, esta parte del corredor sigue en constante cambio.

El lunes, Bill Shopoff, urbanizador de Dream Las Vegas, declaró al Review-Journal que las obras de construcción del proyecto de hotel-casino se habían “paralizado por completo”, ya que los planes de financiación de los dueños, estancados, les dejaban debiendo decenas de millones de dólares.

La construcción “se reanudará una vez que se detallen los términos de la financiación”, afirmó.

El jueves, un juez aprobó la venta del antiguo White Sands Motel, frente al Luxor, a una nación tribal de Dakota del Norte por 10.25 millones de dólares.

El comprador, Three Affiliated Tribes de Fort Berthold Indian Reservation, ya posee cerca de 22 acres en las inmediaciones, pero no ha dicho lo que hará con su conjunto.

Diferentes direcciones

Como muchas zonas del sur de Nevada, el sur del Strip ha visto grandes planes inmobiliarios ir y venir a lo largo de los años. Al más puro estilo de Las Vegas, los inversionistas no han dejado de comprar inmuebles en la zona, y también al más puro estilo de Las Vegas, nadie sabe qué aspecto tendrá la zona en los próximos años.

El grupo tribal, también conocido como Mandan, Hidatsa and Arikara Nation (MHA), es dueño del casino 4 Bears, en Dakota del Norte. Comenzó a comprar terrenos en Las Vegas en el verano de 2020, cuando adquirió un terreno de 8.7 acres justo al este del antiguo sitio del festival Route 91 Harvest por 12 millones de dólares a través de un caso de bancarrota.

Luego adquirió la mayor parte de los 15 acres del antiguo sitio de Route 91 por casi 93 millones de dólares a finales del año pasado. La antigua propiedad de White Sands, cerrada desde hace tiempo, es una estrecha parcela de 1.1 acres rodeada por tres lados por ese sitio.

El presidente de MHA Nation, Mark Fox, declinó hacer comentarios esta semana sobre su más reciente compra, alegando que el proceso de venta aún no había concluido.

Dream, por su parte, empezó a construirse el verano pasado. El resort, de 531 habitaciones, situado en Las Vegas Boulevard, al sur de Russell Road, ofrecería una experiencia más pequeña, de estilo boutique, en un corredor dominado por hoteles-casino con miles de habitaciones cada uno.

Shopoff, fundador de Shopoff Realty Investments, dijo que Dream costará entre 550 y 575 millones de dólares. También dijo que debe aproximadamente entre 25 y 30 millones de dólares por las obras del resort.

El contratista principal de Dream, McCarthy Building Companies, y varios subcontratistas del proyecto presentaron recientemente notificaciones de embargo, según muestran los registros del Condado Clark.

Shopoff, que está construyendo el resort con David Daneshforooz, director ejecutivo de la empresa inmobiliaria Contour, dijo que su grupo tenía una hoja de términos de un prestamista el verano pasado. Pero indicó que cerrar el trato ha llevado más tiempo de lo esperado.

Se refirió a los aumentos de tasas de interés de la Reserva Federal del año pasado, que elevaron los costos de los préstamos en un intento de combatir la inflación, y a las recientes turbulencias del sector bancario.

Shopoff calcula que a su equipo le faltan entre dos y cuatro semanas para completar la financiación “y volver a encarrilar este proyecto”.

Señales de vida

En general, la parte tranquila del sur del Strip no está para nada muerta. Incluye algunos locales comerciales, una capilla para bodas y dos proyectos de grandes que abrieron en la última década: un concesionario de motocicletas Harley-Davidson en 2014 y el salón recreativo Pinball Hall of Fame en 2021.

Pero también incluye la antigua taberna Laughing Jackalope, en ruinas; el antiguo White Sands, que cerró alrededor de 2008 y cuenta con un historial de vandalismo, vagabundos y gatos callejeros; y los restos de SkyVue, un proyecto fallido de rueda de la fortuna de observación que durante años ha consistido en poco más que dos gigantescas columnas de cemento que sobresalen del suelo.

Este tramo del Strip está muy lejos de parecerse a las zonas más concurridas de Las Vegas Boulevard. Y por ahora, su futuro inmediato sigue siendo, más o menos, un misterio.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO