90°F
weather icon Clear

El éxito del Super Bowl evidencia las deficiencias del transporte en LV

Todo indica que el Super Bowl 58 en Las Vegas fue un éxito masivo.

El éxito económico y de marketing del Super Bowl ha llevado a muchos a especular sobre la fecha en que la ciudad organizaría otro. Pero también ha servido como llamado de atención sobre al menos uno de los mayores defectos de la ciudad.

A juzgar por los comentarios del comisionado de la NFL, Roger Goodell, durante la ceremonia de entrega del Super Bowl a Nueva Orleans — que iba a ser el sitio del partido de este año, pero no lo fue porque coincidía demasiado con el Mardi Gras— parece seguro que Las Vegas acogerá otro.

Goodell se abstuvo de usar la terminología sobre la “rotación” del Super Bowl en Las Vegas, ya que la NFL adjudica los sitios tras una licitación y una cuidadosa consideración. Pero considerando lo debatido en la reunión de la junta de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA) celebrada la semana pasada, la ciudad está preparada para repetir como anfitriona. La LVCVA ha señalado que Las Vegas es la primera ciudad que ha albergado los tres principales eventos de la NFL: el Draft de la NFL, la Pro Bowl y, ahora, el Super Bowl.

Aunque se ha hablado de que Las Vegas sea anfitriona del partido con regularidad — el ex tight end Rob Gronkowski comentó que debería ser en Las Vegas todos los años —, parece probable que la ciudad ocupe el lugar que le corresponde junto a Nueva Orleans, Miami, Tampa, Phoenix y Los Ángeles como sede apropiada, principalmente entre los lugares de clima cálido.

Un anfitrión capaz

Ahora que la ciudad ha demostrado ser un anfitrión más que capaz, parte de la atención se ha centrado en cómo mejorar Las Vegas.

La mejora de las infraestructuras ocupa un lugar destacado en ese debate, y algunas de las necesidades que se vislumbran en el horizonte deberían dirigirse a mejorar el próximo Super Bowl de la ciudad.

Es posible que se solucionen algunas de las deficiencias de transporte de la ciudad y, si es así, ayudarán al tránsito de convenciones y a las visitas de ocio, así como a eventos monstruosos como el Super Bowl, la Fórmula Uno y cualquier otro gran evento deportivo que se nos presente.

Para el próximo Super Bowl, la carretera interestatal 15, nuestra vía de comunicación con el sur de California, debería haber mejorado mucho. El Departamento de Transporte de Nevada hizo un favor a todos al aplazar “Dropicana 2” hasta después del Super Bowl.

Todavía queda trabajo por hacer en los cuellos de botella de la I-15 al sur de Las Vegas, donde el tránsito congestiona rutinariamente la ruta hacia el sur de California. Los dirigentes presionan continuamente para que se amplíe y mejore la autopista al sur de la frontera de Nevada, donde se producen la mayoría de los atascos. Del mismo modo, las mejoras de la futura Interestatal 11, al norte y al sur, podrían mejorar el acceso a Las Vegas.

Dentro de la ciudad, se está avanzando en el sistema de transporte subterráneo de la Boring Co. que, cuando esté terminado, se espera que traslade a la gente de forma eficiente.

Steve Hill, presidente y director ejecutivo de LVCVA, dijo la semana pasada que Boring Co. ha adquirido casi un acre y medio cerca del Thomas &Mack Center y se está preparando para perforar túneles en el extremo sur de la ciudad para su sistema de bucle subterráneo.

“Ahora mismo tienen Prufrock Uno y Prufrock Dos (las máquinas de perforación de Boring) a punto y listas para empezar a trabajar con el Condado Clark para finalizar los permisos de construcción, que creemos que llegarán muy pronto”, dijo Hill a la junta de LVCVA.

También indicó que los túneles están terminados y casi listos para el servicio en Wynn Las Vegas y Westgate.

Más habitaciones de hotel

La próxima vez que el Super Bowl llegue a la ciudad, es probable que se abran al menos dos nuevos resorts: el de Tilman Fertitta, previsto en el Strip, y el de Oak View Group, con su estadio preparado para la NBA más al sur. Hay otros en proceso de planificación, por lo que las nuevas habitaciones de hotel que se vislumbran en el horizonte podrían elevar la capacidad a más de 160 mil habitaciones.

Posiblemente, la adición de infraestructuras más importante para el sur de Nevada sea la finalización de un tren de alta velocidad que unirá el sur de California con Las Vegas, con una estación a unas 3 millas y media del estadio.

Brightline, que está construyendo el sistema ferroviario, ha iniciado los trabajos preliminares del proyecto y espera iniciar las obras a finales de este año, con una finalización prevista a tiempo para los Juegos Olímpicos de 2028 en Los Ángeles. Se podría pensar que el próximo Super Bowl de Las Vegas sería aproximadamente en 2028.

Esto nos lleva al mayor reto de infraestructuras de la ciudad: el aeropuerto.

Durante el Super Bowl 58, miles de personas volaron comercialmente al Harry Reid International, así como cientos de jets privados con sus adinerados dueños para asistir al partido. Reid ha sido noticia en las últimas semanas por su récord de pasajeros comerciales. Las llegadas y salidas de Reid alcanzaron el nivel más alto de su historia en 2023 y los expertos dijeron a la LVCVA la semana pasada que la capacidad sigue creciendo.

Dan Bubb, profesor asociado residente del Honors College de la UNLV y antiguo piloto de líneas aéreas, dijo que el Super Bowl y la Fórmula Uno, tres meses antes, fueron un llamado de atención sobre la necesidad de hacer algo para traer gente a Las Vegas en avión.

Buen trabajo de la TSA

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) hizo un magnífico trabajo procesando a los pasajeros a través de los controles de seguridad, gracias a que la TSA importó docenas de agentes de otros aeropuertos durante la semana del Super Bowl. El lunes, el día después del partido, se registró un número récord de pasajeros controlados.

Bubb señaló que los fans que viajan en aviones privados —los que pagan mucho dinero por las habitaciones de hotel y las entradas que generan los impuestos con los que se pagan desde la educación hasta los servicios públicos — estacionaron sus aviones en Phoenix y Kingman, Arizona, St. George, Utah e incluso Los Ángeles porque no había espacio suficiente en los aeropuertos secundarios del sur de Nevada.

Reid International simplemente se está quedando pequeño en Las Vegas.

La solución obvia es el plan de construir un aeropuerto de relevo al sur de Las Vegas, en el valle de Ivanpah, entre Jean y Primm. El Departamento de Aviación del Condado Clark está tramitando las autorizaciones medioambientales de los terrenos donde está previsto construir el aeropuerto.

Debido a la intervención de organismos federales y a la interrupción de la planificación del aeropuerto del valle de Ivanpah durante la pandemia del COVID-19, la construcción y el funcionamiento del aeropuerto llevan un retraso lamentable. El año pasado, los planificadores aeroportuarios afirmaron que no es probable que se pueda abrir un nuevo aeropuerto hasta 2037, mucho después de que Reid International alcance su capacidad de unos 65 millones de pasajeros.

Bubb sugiere lo obvio: las autoridades tienen que acelerar la construcción del nuevo aeropuerto para que Las Vegas pueda seguir acogiendo eventos deportivos importantes como el Super Bowl.

En una entrevista, fue un paso más allá: Hay que planificar ya la conexión de la línea ferroviaria de alta velocidad con el aeropuerto. Conectar la ciudad con el nuevo aeropuerto por tren debería suponer un negocio adicional para Brightline y es esencial para que Las Vegas pueda seguir acogiendo grandes eventos.

LO ÚLTIMO