61°F
weather icon Mostly Cloudy

El Consejo Escolar estudiará la ampliación del contrato del superintendente

ActualizadoOctober 3, 2022 - 5:43 pm

Horas después de completar una evaluación que calificó su rendimiento como “altamente eficaz”, el Consejo Escolar del Condado Clark anunció que discutirá y posiblemente votará la ampliación del contrato del superintendente Jesús Jara la próxima semana.

La prórroga del contrato aumentaría el salario de Jara en 75 mil dólares y se produce tras un año controvertido para el superintendente, que fue despedido y posteriormente recontratado después de denunciar un ambiente de trabajo hostil contra algunos miembros de la junta.

También se produce cuatro meses antes de que el contrato de Jara expire en enero, y antes de que los nuevos miembros de la junta puedan ser nombrados tras las elecciones de noviembre.

En una sesión de trabajo del consejo a principios de septiembre, la administradora Lola Brooks presentó una petición para que se adelantara la evaluación del superintendente, más de dos meses antes de la fecha límite del 15 de diciembre estipulada en el contrato de Jara.

En aquel momento, la síndica Linda Cavazos expresó su preocupación por apresurar la evaluación.

“Llegamos aquí, tenemos una cosa en el orden del día, y de repente se convierte en otra cosa, y entonces tenemos esta cosa acelerada que parece haber sido tal vez predeterminada o ciertas personas han hablado de ello, pero las otras personas no están incluidas”, dijo.

Jara se incorporó al distrito en 2018 con un salario de 320 mil dólares. El contrato ampliado se extendería hasta el 30 de junio de 2026, y el sueldo de Jara aumentaría a 395 mil dólares anuales.

Hay tres asientos del Consejo Escolar en juego en las elecciones generales de noviembre. Al menos dos candidatas en distritos distintos, la fideicomisaria Danielle Ford y Brenda Zamora, han dicho que no apoyan a Jara y que no votarían para renovar su contrato, lo que podría alterar el equilibrio de poder en un consejo en el que las decisiones se deciden sistemáticamente con un voto de cuatro a tres.

Si una nueva iteración de la junta decidiera entonces rescindir el contrato de Jara con el distrito, este tendría que seguir pagando el resto del salario y las prestaciones que se le deben hasta el final de su nuevo contrato. Por ejemplo, si la junta directiva rescindiera el contrato de Jara en junio, el superintendente podría seguir pagando 1.2 millones de dólares solo por su salario.

“Cuanto antes lo rescindamos, más dinero pagaremos”, le dijo Ford al Las Vegas Review-Journal el viernes.

Los miembros del consejo votaron por cuatro a tres el pasado otoño para destituir a Jara como superintendente, pero posteriormente votaron para restituirlo después de que la síndica Irene Cepeda revocara su decisión de despedirlo.

Cepeda, que ahora es presidenta de la junta, dijo el jueves por la noche que el proceso de evaluación del superintendente ha sido diferente cada año.

“Esa es la parte más frustrante para mí, porque no hemos tenido un sistema estándar”, dijo.

El proceso de evaluación -y los parámetros que se usaron para evaluar a Jara- recibió el rechazo de otros miembros del consejo y de la comunidad.

¿Cómo se evaluó a Jara?

A principios de este año, el consejo acordó tres objetivos que se usarían para evaluar el rendimiento de Jara:

– Que aumente la competencia de los alumnos de todos los grupos raciales/étnicos en siete puntos porcentuales en lectura para el tercer grado y en cinco puntos porcentuales en matemáticas en los grados sexto a octavo.

– Que disminuya la sobrerrepresentación de suspensiones y expulsiones de estudiantes afroamericanos en cinco puntos porcentuales de 2021 a 2022.

– Que contrate antes del 1º de noviembre a 1,655 profesores, lo que supone un aumento del 25 por ciento respecto al promedio de los tres años más recientes.

Pero al menos una administradora planteó su preocupación cuando se aprobaron los objetivos sobre cómo se habían obtenido.

Ford dijo entonces que la métrica sobre la contratación de profesores no era la que se presentó originalmente a los miembros del consejo y que había sido modificada por el superintendente y su personal.

El 2 de febrero, durante una sesión de trabajo que duró más de siete horas, los miembros de la junta trabajaron para definir los objetivos de la evaluación del superintendente. Uno de esos objetivos era que el distrito “se asegurara de que todos los alumnos tuvieran acceso a profesores, administradores y personal escolar altamente eficaces”.

Pero en la reunión del 24 de febrero en la que se aprobaron finalmente los objetivos, esa métrica había evolucionado para hacer un seguimiento de la contratación de un número concreto de profesores.

La directora de estrategia del distrito, Kellie Kowal-Paul, dijo entonces que la medida no tenía en cuenta otros factores, como la retención de los profesores, porque el personal del distrito consideraba que “no era prudente establecer un objetivo basado en datos en los que aún no podíamos confiar realmente, y desde luego no era un objetivo que supiéramos si podía ser alcanzable o no”.

“Lo que decidimos hacer fue obtener la cifra en la que podíamos confiar, que es la mitad de la ecuación del reclutamiento”, dijo Kowal-Paul.

En aquel momento, Ford también cuestionó que Deb Darby-Dudley, coordinadora de gobierno del distrito, hubiera aprobado esos cambios.

Jara dijo entonces que no lo había hecho.

Pero el jueves, cuando Ford le preguntó si había participado en el proceso de modificación de los objetivos, Darby-Dudley dijo que había sido informada de los objetivos actualizados.

Los resultados

El jueves, Jara presentó las conclusiones de su propia evaluación, que mostraban que había cumplido los objetivos que se le habían fijado en cada área, excepto el aumento de la competencia matemática de los alumnos y el aumento de la competencia lectora de los alumnos afroamericanos y nativos americanos.

El superintendente no presentó la metodología que se utilizó para determinar los resultados, pero Cepeda dijo que los datos utilizados para evaluar al superintendente procedían de los resultados de las pruebas estatales y de los datos del departamento de recursos humanos del distrito.

El jueves, antes de la evaluación de Jara, Ford cuestionó si debería haber otros factores que la junta debiera tener en cuenta al evaluar al superintendente, y citó el alto índice de rotación entre su gabinete ejecutivo. Tres miembros de su gabinete han dimitido en el último año, según los registros proporcionados por el Distrito Escolar del Condado Clark.

“¿Qué pasa con las cosas que no podías predecir hace un año?” preguntó Ford. “Quiero decir, ¿cómo dices: ‘Me gustaría un superintendente que no demande a la junta’, sin saber que eso podría ocurrir?”.

Pero Darby-Dudley dijo que sería injusto evaluar a Jara en función de medidas que no se esbozaron en febrero.

“La forma justa de hacerlo es evaluarlo en las cosas que identificó en febrero y que le dijo que eran importantes para usted y que eran la jerarquía de lo que quería que trabajara”, dijo.

Darby-Dudley, que en un principio estaba fijada para ser la facilitadora de la evaluación de Jara, optó finalmente por no facilitar la evaluación el jueves tras “desacuerdos” sobre la elección de celebrar la evaluación en una reunión pública, según Cepeda.

“Nos enfrentamos a un escrutinio adicional porque somos el Condado Clark”, dijo Cepeda. “Tenía que ser en público, pero no es la mejor práctica”.

La junta estuvo dividida en varios puntos durante la reunión, incluso sobre cómo anotar el rendimiento del superintendente en cada área.

Los administradores optaron finalmente por anotar al superintendente en una escala de uno a cuatro en cada medida de su evaluación, siendo 1 “ineficaz”, 2 “en desarrollo”, 3 “eficaz” y 4 “muy eficaz”.

El consejo hizo un promedio de esas puntuaciones y votó cinco a dos para aceptar la puntuación final de Jara de 3.6 y calificarlo de “altamente eficaz”, con la oposición de Ford y Cavazos.

En una declaración publicada en Twitter tras la reunión, Cavazos dijo que no había un plan aprobado ni una metodología acordada antes de la reunión sobre cómo se anotarían o calificarían los parámetros de evaluación.

“Por eso se necesitó un facilitador para que diera una orientación objetiva sobre la puntuación real”, escribió.

En una presentación ante la junta, Darby-Dudley también dijo que la junta debería evitar evaluar al superintendente basándose en “rumores basados en chismes de unos pocos miembros descontentos de la comunidad”.

En su mensaje de Twitter, Cavazos dijo que la metodología usada para la evaluación final no era la que ella había previsto originalmente.

”’¿Pocos descontentos?’”, escribió. “Los represento”.

La reunión especial en la que los miembros de la junta directiva están fijados para discutir el contrato de Jara se celebrará el miércoles a las 9 a.m. en el Edward A. Greer Education Center, 2832 E. Flamingo Road.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Avi Kwa Ame será el próximo monumento nacional de Nevada, promete Biden

Avi Kwa Ame de Nevada, que significa “Montaña Espiritual” (Spirit Mountain) en Mojave, se convertirá en un monumento nacional, según anunció el presidente Joe Biden el miércoles en su Cumbre de Naciones Tribales en la Casa Blanca.

Facturas de servicios públicos aumentará en todo Nevada el 2023

Los clientes de residenciales unifamiliares en el sur de Nevada verán aumentar sus costos promedio para el gas y la electricidad en un combinado de 26 dólares al mes a partir de enero.