42°F
weather icon Clear

Demolerán tres inmuebles de Station y revenderán los terrenos

ActualizadoJuly 15, 2022 - 6:06 pm

Tres propiedades de Station Casinos -Texas Station, Fiesta Rancho y Fiesta Henderson- serán cerradas permanentemente, demolidas y los terrenos bajo ellas vendidos, dijo la compañía el viernes.

Un total de 107.5 acres están involucrados en las tres ventas de tierras. Es poco probable que se construyan casinos en alguno de los terrenos.

Los representantes de la empresa matriz Red Rock Resorts dijeron que no tenía sentido financiero que las tres propiedades, cerradas desde marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia del COVID-19, siguieran abiertas.

La compañía dijo que la mayoría de las bases de clientes de los casinos cerrados han migrado desde entonces a otras propiedades de Station. Los clientes de Texas Station y Fiesta Rancho, ubicados en Lake Mead Boulevard y Rancho Drive en North Las Vegas, se movieron a Santa Fe Station al noroeste y a una operación de casino Wildfire justo al sur de Lake Mead Boulevard, mientras que los clientes de Fiesta Henderson movieron a Sunset Station y Green Valley Ranch, ambos en Henderson.

En una entrevista exclusiva con el Review-Journal, el presidente de Station Casinos, Scott Kreeger, dijo que los ingresos de la venta de las tres propiedades se usarían para reinvertir en proyectos de la empresa y para desarrollar potencialmente un nuevo casino en North Las Vegas.

Nuevo complejo turístico en North Las Vegas

“Estamos trabajando con la ciudad de North Las Vegas en un posible sitio de desarrollo para otro complejo de casinos a gran escala”, dijo Kreeger. “También estamos muy interesados en la taberna y el pequeño espacio no restringido, y tenemos algunos planes de inversión con respecto a eso en North Las Vegas también”.

En cuanto a Henderson, Kreeger señaló que la empresa tiene la mayoría de las propiedades allí y una “gran” relación con la ciudad.

“Y nos encanta la naturaleza dinámica de esa ciudad”, dijo. “No solo tenemos el sitio de Inspirada, en el que estamos trabajando activamente a través de los derechos y procesos de desarrollo allí, sino que también estamos invirtiendo cantidades bastante sustanciales de dinero en un rejuvenecimiento y renovación en Sunset Station y también una oferta de varios nuevos restaurantes y servicios de juego en Green Valley Ranch”.

En una presentación anterior ante la Comisión de la Bolsa y Valores, la empresa dijo que sus vastos terrenos incluyen 58 acres en Flamingo Road y Town Center Drive en Summerlin; 57 acres en Las Vegas Boulevard y Cactus Avenue al sur del Strip; 47 acres en Skye Canyon en la parte superior del valle del noroeste; y 45 acres en Inspirada en el extremo sur del valle.

En North Las Vegas, Kreeger dijo que la empresa está negociando con las autoridades municipales un proyecto en un distrito empresarial de juego preaprobado. No reveló el sitio, diciendo que los detalles llegarían en el futuro, pero un mapa de North Las Vegas que identifica los diversos distritos empresariales de juego de la ciudad muestra un gran terreno en Losee Road y el 215 Beltway, a unas tres millas al este del casino Aliante, operado por la empresa rival Boyd Gaming Corp. y a unas tres millas al norte de Boyd’s Cannery.

Station también está construyendo el Durango Hotel & Casino, de 750 millones de dólares, en el 215 Beltway y Durango Drive, en el suroeste de Las Vegas, y a principios de este mes comenzó a trabajar en un nuevo proyecto de taberna en el centro de Las Vegas, un casino Wildfire en Fremont Street, justo al sur de Charleston Boulevard. Ese proyecto de un solo piso tendría más de 21 mil pies cuadrados y se asentaría en un terreno de cinco acres, según los registros de la ciudad de Las Vegas.

Económico y estratégico

Kreeger dijo que la decisión de cerrar Texas Station y los Fiestas fue puramente económica y estratégica.

“Incluso antes de la pandemia, eran nuestras propiedades con peor rendimiento”, dijo Kreeger. “Después de la pandemia, al menos en el punto en el que nos encontramos, no vemos que sea viable reabrir esos establecimientos por un par de razones. La mayoría de nuestros clientes fieles se cambiaron a nuestros otros establecimientos, y captamos alrededor del 90 por ciento de ese negocio general. Así que estas propiedades, hasta cierto punto, se duplicaron”.

Kreeger dijo que la empresa cree que un uso alternativo para esos terrenos beneficiaría a la comunidad y a las ciudades de North Las Vegas y Henderson al diversificar el uso general de los terrenos.

“No es que vayamos a abandonar ninguna de las dos ciudades. Es que nos gustaría seguir invirtiendo en nuestras propiedades existentes dentro de esas ciudades y también explorar nuevas oportunidades de construcción en ambas áreas”, dijo. “Ese capital se redirigiría a nuevos proyectos de desarrollo que crearían puestos de trabajo y nuevos servicios para nuestros clientes en diferentes lugares dentro de las mismas ciudades”.

Cuando se le preguntó si Station estaría abierto a mantener alguno de los edificios intactos en caso de que otra empresa de juegos de azar viniera a tomar posesión, Kreeger dijo: “Creo que, por la naturaleza de nuestro negocio, preferiríamos ver algún uso alternativo allí”.

Tal movimiento requeriría “consideración y dependería de ciertas circunstancias”, añadió. “Creo que lo que más nos preocupa es que esos valiosos terrenos se usen para impulsar el desarrollo económico de las zonas en las que se encuentran”.

Una decisión difícil

Kreeger dijo que la decisión de cerrar definitivamente las operaciones fue difícil.

“Estas propiedades han sido una parte importante de nuestro negocio durante muchos años, así que no es sin tristeza que anunciemos estos cierres permanentes”, dijo. “Nos gustaría reconocer y agradecer a los antiguos miembros de nuestro equipo que trabajaron en estas propiedades por hacerlas un lugar donde nuestros huéspedes siempre se sintieron bienvenidos. Nos complace que aproximadamente un tercio de los miembros del equipo de cada una de estas tres propiedades ya estén trabajando en otra propiedad de Station Casinos, y esperamos que ese número aumente. También queremos agradecer a nuestros fieles huéspedes su apoyo”.

Kreeger dijo que uno de los servicios de Fiesta Rancho -Pepsi Ice Arena, de 31 mil pies cuadrados y 1,400 asientos- no se demolería y seguiría estando disponible para el público mientras Station sea dueña de la propiedad. Dado que el estadio se encuentra en un edificio independiente de Fiesta Rancho, la empresa, que considera la pista como un servicio popular del vecindario, puede demoler todo menos el estadio y seguir empleando a los que trabajan allí.

Solo un número mínimo de empleados sigue trabajando en las tres propiedades, la mayoría de ellos en funciones de seguridad y mantenimiento de edificios, dijo Kreeger. En cuanto se derriben los edificios, dijo que los trabajadores serán trasladados a otras propiedades de Station si deciden cambiar.

Las tres propiedades tenían un total de 1,748 empleados, y un tercio de ellos se trasladó inmediatamente a otras propiedades de Station cuando estas cerraron. El resto aceptó otros trabajos o se mudó, y Station ha organizado numerosas ferias de empleo para colocarlos en nuevos puestos.

Los cierres se anunciaron a los empleados en un mensaje enviado por correo electrónico a los trabajadores el viernes por la mañana.

“Anunciamos hoy que hemos decidido cerrar permanentemente nuestras propiedades Texas Station, Fiesta Rancho y Fiesta Henderson”, escribió Kreeger en su carta. “Cada una de estas propiedades ha estado cerrada desde el comienzo de la pandemia. Dado el éxito posterior a la apertura de nuestras propiedades abiertas -gracias a sus esfuerzos, incluyendo la cálida bienvenida que han brindado a nuestros huéspedes de los complejos cerrados- no tiene sentido intentar reabrir estas propiedades”.

Fiesta Rancho

Fiesta Rancho -originalmente conocido solo como Fiesta- abrió sus puertas el 14 de diciembre de 1994, en 25.5 acres y construido por 25 millones de dólares por la familia Maloof.

El primer gran casino que se construyó en North Las Vegas incluía 100 habitaciones de hotel en una torre de cinco pisos y un casino de 25 mil pies cuadrados.

Se hizo popular entre los residentes locales por su restaurante mexicano Garduño’s, que los Maloof trajeron de Nuevo México. Debido a su éxito inicial, el establecimiento se amplió a 50 mil pies cuadrados en 1995 con un buffet y una zona de casino más grande.

En 1999, el establecimiento se amplió a 70 mil pies cuadrados, de los cuales 20 mil eran dedicados al casino.

Fiesta se convirtió en la “capital mundial de la escalera real”, con mil de las 1,400 máquinas tragamonedas del casino que ofrecían video póker. En un momento dado, la empresa aseguró que había pagado 118,500 escaleras imperiales.

En julio del año 2000, Station Casinos anunció que compraba el Fiesta y la familia Maloof usó los ingresos para construir lo que finalmente se conocería como el Palms.

Bajo la dirección de Station, el Fiesta añadió la pista de hielo tras el cierre de un servicio similar en Santa Fe Station. La propiedad cuenta actualmente con casi 60 mil pies cuadrados de espacio de casino.

Texas Station

Texas Station abrió sus puertas el 12 de julio de 1995, al otro lado del Lake Mead Boulevard desde el Fiesta, con un costo de 62.8 millones de dólares. Ubicada en 47 acres, la propiedad adoptó todas las cosas de Texas, incluyendo la aparición de las porristas de los Dallas Cowboys en la gran inauguración.

Con un casino de casi 122 mil metros cuadrados y un hotel de 200 habitaciones, Texas Station empequeñecía a su vecino de enfrente.

Texas se amplió en 1996, 1999, 2000 y 2018. Entre sus servicios añadidos a lo largo de los años se encontraban capillas para bodas, espacios para reuniones y convenciones, dos estacionamientos, uno para empleados y otro para huéspedes, un centro de boliche de 60 pistas, un patio de comidas y un complejo de cines con 18 pantallas, así como espacio adicional para el casino.

Tras el cierre de Texas y otros casinos de Nevada en marzo de 2020, uno de los estacionamientos de Texas Station se convirtió en un sitio para las pruebas de COVID-19.

Fiesta Henderson

Fiesta Henderson, antes conocido como The Reserve, abrió sus puertas el 10 de febrero de 1998.

Ubicado en 35 acres, Fiesta Henderson cuenta con más de 73 mil pies cuadrados de espacio de casino y 224 habitaciones de hotel.

Gem Gaming, que acabó fusionándose con Ameristar Casinos, con sede en Las Vegas, fue el promotor original. Ameristar fue absorbida por Pinnacle Entertainment y luego por Penn National Gaming.

Ameristar vendió The Reserve por 71.8 millones de dólares a Station, que tomó la propiedad en enero de 2001 y cambió el nombre del establecimiento a Fiesta Henderson.

Durante su cierre, Fiesta Henderson se usó ocasionalmente como sitio de pruebas para COVID-19.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Microfábrica de Las Vegas busca dar una nueva vida a los palillos chinos

ChopValue Las Vegas recoge los palillos usados de los restaurantes de Las Vegas y les da una nueva vida en su microfábrica, situada junto al 215 Beltway y el Aeropuerto Internacional Harry Reid. Los palillos se clasifican, se recubren de productos químicos, se secan y se prensan, y luego se moldean en una amplia gama de productos.

Guía de eventos festivos en el valle de Las Vegas

Desde espectáculos de luz hasta diversión para toda la familia, no faltan eventos y espectáculos festivos para esta temporada. Para ayudarte a contagiarte del espíritu, aquí tienes 25 maneras de alegrarte en 2022.

Una persona muerta y cinco heridos en un presunto accidente por DUI

Una mujer murió y cinco personas resultaron heridas después de un choque de tres autos que involucró a una conductora que presuntamente se encontraba incapacitada para manejar el jueves por la noche en el oeste de Las Vegas.