107°F
weather icon Clear

Dedican árbol en honor a siete familiares fallecidos hace un año

Actualizado January 31, 2023 - 12:23 pm

Cerca de donde jugaban los hijos de Erlinda Zacarías justo antes del accidente que acabó con sus vidas, se encuentra un pequeño pino.

El domingo, poco después de que se descubriera el árbol, Zacarías colocó dos cinturones negros en sus ramas: uno para su hijo Bryan, de 15 años, y el otro para su hija Lluvia, de 13.

El terrible accidente de North Las Vegas del 29 de enero de 2022 se llevó a siete miembros de su familia.

Todos sus hijos practicaban kárate, dijo Zacarías, y Bryan y Lluvia habrían obtenido su cinturón negro unos meses después.

“Es bonito que hayan elegido este lugar para poner el árbol”, dijo Zacarías. “Ojalá este árbol esté aquí durante, no sé, cien años”.

Zacarías y su esposo Jesús Mejía-Santana, fueron acompañados el domingo en Craig Ranch Park por docenas de familiares, amigos, simpatizantes y funcionarios electos de la ciudad de North Las Vegas para descubrir el pino, que fue plantado en memoria de los siete miembros de la familia que fallecieron.

Zacarías habló, al igual que la sobreviviente del accidente Tiffani May Noel, de 32 años, así como la alcaldesa de North Las Vegas Pamela Goynes-Brown, la concejal Ruth Garcia Anderson y el concejal Isaac Barron.

Zacarías dijo que a sus hijos les encantaba jugar en Craig Ranch Park, y que fue el último lugar al que fueron antes de morir.

Y ahora está feliz de que el árbol le dará un lugar para venir a pasar un rato tranquilo con sus recuerdos en un lugar donde a sus hijos les encantaba jugar.

Zacarías dijo que también estaba agradecida por la gran afluencia de personas que ofrecieron sus abrazos y apoyo el domingo.

Goynes-Brown dijo que a menudo reza por el bienestar de Zacarías y por el de su familia.

“Hoy se cumple un año del terrible accidente que les costó la vida a siete miembros de la familia Zacarías. Dulces bebés. Apenas comenzaban el principio de sus vidas, al igual que otros dos”, declaró Goynes-Brown. “Nuestros corazones se rompen por las personas y familias afectadas por esta terrible tragedia”.

Plantado en un idílico bosquecillo entre pinos más viejos y mucho más altos, el árbol se alza entre los dos estanques del parque y frente a uno de los patios donde jugaban los niños Zacarías.

Una placa delante del árbol dice: “En honor de los que perdieron la vida en el trágico accidente del 29 de enero de 2022, y de los que quedaron afectados para siempre. No serán olvidados”.

Noel, que iba en otro vehículo implicado en el accidente de Commerce Street y Cheyenne Avenue pero que sobrevivió y aún se recupera de sus heridas, encabezó la dedicatoria.

“Desde el principio he querido hacer algo”, dijo. Mientras se recuperaba del accidente, puso manos a la obra llamando a los cargos electos y la idea de dedicar un árbol al parque se hizo realidad.

Los siete miembros de la familia que perdieron la vida en el accidente eran Fernando Yeshua Mejía, de cinco años; Adrián Zacarías, de 10; Lluvia Daylenn Zacarías, de 13; Bryan Axel Zacarías, de 15; Gabriel Mejía-Barrera, de 23; David Mejía-Barrera, de 25; y José Zacarías-Caldera, de 35 años.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte publicó la semana pasada un reporte de investigación de más de 300 páginas sobre el accidente.

Gary Dean Robinson, de 59 años, el conductor que provocó la colisión, conducía a 103 mph en una zona de 35 mph cuando se saltó un semáforo en rojo con su Dodge Challenger.

Los informes toxicológicos mostraron altos niveles de cocaína y PCP, y algo de alcohol, en su organismo. Murió, al igual que su pasajera, Tanaga Ravel Miller, de 46 años.

Robinson había sido multado al menos cinco veces por exceso de velocidad desde agosto de 2020, la mayoría de ellas fueron reducidas a infracciones de estacionamiento, según reveló una investigación del Review-Journal.

Esa noche todavía la atormenta, dijo Noel.

“Todavía escucho los gritos, los ecos, los llantos, y tengo noches sin dormir. Y siempre estoy llorando”, dijo Noel. “Estoy realmente agradecida por mi vida, pero es un reto saber que acabo de celebrar mi cumpleaños hace cinco días -cumplí 32 años-, pero los niños y la gente de aquí a los que estamos honrando nunca podrán hacerlo”.

LO ÚLTIMO