88°F
weather icon Clear

Construcción de un hotel y casino en el Strip de Las Vegas ‘totalmente paralizada’ al estancarse planes de financiación

Actualizado March 22, 2023 - 12:49 pm

Las obras de construcción de Dream Las Vegas están “totalmente paralizadas”, ya que el estancamiento de los planes de financiación de los urbanizadores les dejó adeudando decenas de millones de dólares por el proyecto de hotel y casino.

El urbanizador de Dream, Bill Shopoff, dijo al Las Vegas Review-Journal que debe aproximadamente entre 25 y 30 millones de dólares por las obras del complejo, y que la construcción “se reanudará una vez que se finalicen los términos de la financiación”.

“Las obras se han detenido por completo en el sitio, aparte de todo lo necesario para la seguridad”, dijo Shopoff, presidente y director ejecutivo de Shopoff Realty Investments, en un comunicado el lunes.

Dream, en Las Vegas Boulevard, justo al sur de Russell Road, empezó a construirse el año pasado.

Está diseñado para ofrecer una experiencia más pequeña, de estilo boutique, en un corredor dominado por enormes hoteles-casino con miles de habitaciones cada uno. Shopoff y la inmobiliaria Contour, dirigida por David Daneshforooz, son socios del proyecto.

Shopoff dijo que su grupo está en conversaciones “activas” con su prestamista y espera que los términos se finalicen potencialmente en el próximo par de semanas.

“Está claro que nos estamos demorando en conseguir financiación”, declaró el viernes en una entrevista.

‘Se les pagará’

Según Shopoff, Dream costará entre 550 y 575 millones de dólares. Hasta ahora, los propietarios han pagado el proyecto en efectivo y están trabajando en un paquete de financiación de más de 400 millones de dólares.

Shopoff dijo que su equipo está en contacto diario con el principal constructor de Dream, el contratista McCarthy Building Companies, y que el grupo propietario del proyecto tiene la plena intención de cumplir sus acuerdos, pagar a sus constructores y terminar el complejo de 531 habitaciones.

“Se les pagará y el proyecto se construirá”, afirmó.

Los urbanizadores de Dream contaban con una hoja de condiciones de un prestamista el verano pasado, cuando iniciaron la construcción del complejo, pero cerrar el trato ha llevado más tiempo del previsto, indicó Shopoff el viernes.

Señaló el alza de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal el año pasado, que elevó los costos de los préstamos en un intento de combatir la inflación, y las recientes turbulencias en el sector bancario.

Calculó que a su equipo le faltan entre dos y cuatro semanas para completar su financiación “para volver a encarrilar este proyecto”.

“Obviamente, la gente quiere cobrar por su trabajo, y nosotros queremos que cobren”, dijo Shopoff.

Embargos

En un comunicado de prensa sobre la ceremonia de colocación de la primera piedra de Dream el pasado mes de julio, el vicepresidente sénior de McCarthy, Ross Edwards, indicó que aproximadamente 1,200 profesionales de la construcción trabajarían in situ.

“Puedo asegurarles que nuestra industria está entusiasmado con la oportunidad de ayudar a construir un nuevo edificio emblemático en Las Vegas y que lo hará en un entorno de trabajo comprometido con la seguridad, acogedor, integrador y capacitador para todos”, declaró Edwards en aquel momento.

Un aviso de embargo registrado el 10 de marzo por McCarthy -y firmado por Edwards- afirmaba que se habían recibido unos 43.3 millones de dólares en pagos, pero indicaba que casi 40.2 millones de dólares estaban “actualmente pendientes de pago por el trabajo realizado” en el proyecto, según muestran los registros del Condado Clark.

Los registros del condado indican que varios subcontratistas del proyecto, incluidas empresas eléctricas, siderúrgicas y de perforación, también han presentado notificaciones de embargo.

El contacto con medios de McCarthy en Las Vegas no respondió a la solicitud de comentarios.

Breve historia, muchos obstáculos

Incluso antes de sus problemas de financiación, Dream enfrentó numerosos obstáculos.

Sus urbanizadores dieron a conocer los planes para el complejo en febrero de 2020, justo un mes antes de que el brote de coronavirus trastornara la vida cotidiana en el sur de Nevada y convirtiera temporalmente al Strip en una ciudad fantasma de complejos cerrados.

Posteriormente realizaron una serie de cambios en el diseño tras enfrentar preocupaciones como posibles vuelos ilegales de drones y bombas ocultas en camiones de basura, debido a la ubicación de Dream junto al aeropuerto de Las Vegas.

Y, según consta en los registros judiciales, descubrieron que la sala de pinball de al lado estaba demasiado cerca.

El Pinball Hall of Fame, que abrió en unas instalaciones recién construidas en Las Vegas Boulevard en la primavera de 2021, invadió “al menos ocho pies” de la propiedad de Dream, según una demanda que los urbanizadores del hotel presentaron en otoño de 2021 ante el Tribunal de Distrito del Condado Clark.

La demanda calificó la invasión como una “ocupación ilegal” de la propiedad de Dream y dijo que impidió que se construyera una salida de drenaje, “tal como se diseñó e ingenió originalmente.”

Un “probable” error de medición por parte de un contratista indicó que el salón recreativo “poseía más propiedad de la que compró inicialmente”, escribieron los abogados de Pinball en una presentación en el caso ahora resuelto.

El verano pasado, ambas partes declararon al Review-Journal que el asunto de la línea de propiedad estaba resuelto y que no había resentimientos, y Shopoff describió a los operadores de los salones recreativos como “espectadores inocentes”.

En aquel momento, Shopoff dijo que la invasión no afectaría a la torre del hotel Dream, ya que se descubrió con suficiente antelación como para hacer ajustes antes de que empezara la construcción.

El complejo será operado por Dream Hotel Group, empresa adquirida recientemente por Hyatt Hotels Corp.

Cuando Hyatt anunció la compra el pasado otoño, dijo que pagaría un precio base de 125 millones de dólares, con hasta 175 millones adicionales en los próximos seis años “a medida que se vayan abriendo propiedades”.

En aquel momento, Shopoff dijo que no se producirían cambios en el nombre, el calendario o la programación del proyecto de Las Vegas como resultado del acuerdo con Hyatt.

LO ÚLTIMO
Una mina cierra en Nevada y despedirá a 117 trabajadores

La empresa minera dijo que solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 porque era incapaz de asegurar la financiación y no puede “continuar con el negocio”.