68°F
weather icon Clear

Cierre del Tropicana sigue adelante; Junta de Control del Juego lo monitoreará

Agentes de la Junta de Control del Juego de Azar de Nevada estarán presentes en el Tropicana el 2 de abril, cuando el famoso resort del Strip cierre sus puertas para dar paso a la construcción de un estadio de béisbol para la reubicación de los Oakland Athletics.

El presidente de la Junta de Control, Kirk Hendrick, dijo el martes en un mensaje de correo electrónico que Bally’s Corp., la concesionaria que opera el resort, que cumpliría 67 años al día siguiente del cierre, está obligada a presentar un plan de cierre confidencial a la junta. Hendrick no pudo revelar si el plan había sido presentado.

El martes, ejecutivos de Bally’s ofrecieron pocos detalles nuevos sobre el cierre del Tropicana durante la llamada a los inversionistas sobre los ingresos del cuarto trimestre de la compañía.

“En Las Vegas, el cierre formal del Tropicana el 2 de abril allanará el camino para la demolición del casino y el hotel en los próximos meses con el apoyo de nuestro socio financiero, GLPI”, dijo el director ejecutivo de Bally’s, Robeson Reeves, a los analistas.

GLPI es Gaming and Leisure Properties Inc., el fondo de inversión inmobiliaria propietario de los terrenos bajo el Tropicana. Esta empresa tiene su propia llamada de ingresos prevista para el 28 de febrero.

“Tras la demolición, la preparación del sitio y la aprobación de los planes formales, la construcción del estadio de Las Vegas A’s probablemente comenzará en algún momento posterior”, dijo Reeves. “Seguimos evaluando nuestras opciones disponibles para los valiosísimos terrenos urbanizables próximos al estadio”.

Ejecutivos indicaron que no han completado su análisis de cómo se ubicará un nuevo resort en las proximidades del proyectado estadio de 33 mil asientos, una frustración para el director ejecutivo de MGM Resorts International, Bill Hornbuckle, cuyo MGM Grand está enfrente del sitio del Tropicana. MGM está intentando determinar qué tipo de modificaciones debe hacer en su complejo para que sea compatible con el estadio cuando se inaugure.

Lo que sí se sabe es que los 744 empleados del Tropicana han sido informados de los despidos pendientes a través de la federal Ley de Notificación de Ajuste y Recapacitación de Trabajadores. Bally’s dijo anteriormente que algunos de sus empleados recibirían indemnizaciones mientras que a otros se les ofrecerían empleos en otras propiedades de Bally’s, que incluyen 16 casinos en 10 estados, entre ellos Bally’s Lake Tahoe en el norte de Nevada.

Los ejecutivos no dieron detalles sobre el proceso de demolición o los costos, diciendo que todavía están trabajando con los contratistas y que, además del sitio Tropicana, están en medio del desarrollo del primer casino de Chicago. Bally’s operará un sitio de casino temporal en la Ciudad de los Vientos antes de construir un casino permanente de mil 700 millones de dólares con 500 habitaciones de hotel, un teatro de 3 mil asientos y espacio para 3 mil 400 máquinas tragamonedas y 170 juegos de mesa en un complejo que empleará a 3 mil personas.

La empresa también aspira a obtener una licencia de casino en el estado de Nueva York y el 1 de marzo introducirá el juego de azar por internet en Rhode Island, el séptimo estado de Estados Unidos en hacerlo.

La Junta de Control del Juego de Azar de Nevada exige a las empresas que cierran sus puertas de forma permanente o temporal que presenten un plan de cierre detallado.

El cierre involucraría a las divisiones de Auditoría, Impuestos y Licencias y Aplicación de la Junta, según un memorando de marzo de 2020 que abordó los cierres de casinos cuando el COVID-19 dio lugar a una ronda de cierres.

Funcionarios deben inventariar las fichas, tokens y efectivo en las máquinas, salas de recuento, jaulas, quioscos, armarios y cámaras acorazadas del casino. Los agentes de la Junta de Control pueden estar presentes para observar algunos o todos los procedimientos y la Junta coordinará la participación de los agentes con los licenciatarios, si se va a producir la observación de los agentes.

LO ÚLTIMO