54°F
weather icon Clear

Biden se dispone a designar un nuevo monumento nacional en Nevada

ActualizadoDecember 8, 2022 - 6:27 pm

WASHINGTON – El presidente Joe Biden planea hacer nuevos compromisos con las naciones nativas americanas durante la primera cumbre en persona del gobierno sobre asuntos tribales en seis años, según se reporta, incluyendo la designación de un monumento nacional en Nevada.

Washington Post reportó el martes que la administración de Biden está preparando una proclamación que podría poner aproximadamente 450 mil acres —abarcando casi todo el triángulo en la parte inferior del mapa de Nevada— fuera de los límites de urbanización bajo la Ley de Antigüedades de 1906.

Según Post, Biden se comprometerá el miércoles en la Cumbre de Naciones Tribales de la Casa Blanca a proteger la zona conocida como Awi Kwa Ame, de acuerdo con un funcionario de la administración que habló bajo condición de anonimato porque la decisión aún no era pública.

En respuesta, los socios de la coalición Honor Avi Kwa Ame afirmaron en un comunicado que están “emocionados y encantados con la noticia” de la protección de “este lugar especial, basándose en su significado espiritual y cultural para las naciones tribales, su importancia ecológica para el suroeste y la forma en que su impresionante belleza inspira a artistas, recreacionistas al aire libre y habitantes locales por igual”.

Aprovechando los avances anteriores

Se espera que Biden asuma otros compromisos, como estándares uniformes para que las dependencias federales consulten con las tribus, un plan para revitalizar las lenguas nativas y nuevos esfuerzos para reforzar los derechos tribales que se recogen en los tratados existentes con el gobierno de Estados Unidos. Está previsto que el demócrata Biden intervenga en la Cumbre de Naciones Tribales de la Casa Blanca el miércoles, en la jornada inaugural de esta cumbre de dos días.

La reunión coincide con el Mes Nacional de la Herencia Nativa Americana, que se celebra en noviembre. Se espera que asistan líderes y representantes de cientos de tribus nativas americanas.

El gobierno de Biden dijo que su objetivo es aprovechar los avances anteriores y crear oportunidades para un cambio duradero en las naciones tribales. Sin embargo, el carácter duradero de los compromisos de Biden no está garantizado sin leyes y reglamentos codificados.

“Cambia con cada presidente”, dijo Jonathan Nez, líder de la Nación Navaja en el suroeste de Estados Unidos. “Y aunque se legisle, supone un esfuerzo importante, especialmente cuando, a veces, los asuntos tribales pasan a un segundo plano frente a cuestiones nacionales más amplias”.

Los organismos federales han creado recientemente consejos consultivos tribales y han reimaginado las políticas de consulta que van más allá de un ejercicio de “marcar la casilla”. Algunos de los cambios más significativos implican la incorporación de los conocimientos y prácticas indígenas en la toma de decisiones y en la investigación federal.

Nez ha abogado por un proceso más rápido para conseguir proyectos de infraestructura, incluido el acceso a internet, en la Nación Navajo, que se extiende por 27 mil millas cuadradas en Nuevo México, Arizona y Utah. Dice que esto requiere una labor constante de activismo.

“Hay algunos nuevos congresistas que acaban de ser elegidos, así que habrá que educar más”, dijo.

El gobierno de Biden también tenía previsto anunciar el miércoles que el Departamento de Comercio trabajará con las tribus para gestionar conjuntamente recursos públicos como el agua y la pesca. El Departamento de Agricultura y el Departamento de Interior han firmado 20 acuerdos de co-administración con las tribus, y otros 60 están siendo revisados, dijo la administración.

En un nuevo reporte que se publicará junto con la cumbre, se describirán las mejores prácticas para integrar los derechos de los tratados tribales, como la caza y la pesca en tierras ancestrales, en el proceso de toma de decisiones de las agencias federales.

Abordar desigualdades de mucho tiempo

La cumbre de naciones tribales no se celebró durante la administración del entonces presidente Donald Trump. El gobierno de Biden celebró una prácticamente el año pasado, cuando la pandemia de coronavirus asoló Estados Unidos y puso de manifiesto las profundas y antiguas desigualdades en las comunidades tribales.

Ambas administraciones aprobaron leyes que inyectaron fondos muy necesarios en las naciones tribales para ayudar a resolver la atención a la salud, la pérdida de ingresos, la vivienda, el acceso a internet y otras necesidades. Las 574 tribus reconocidas a nivel federal en Estados Unidos recibieron un total de 20 mil millones de dólares en fondos de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense bajo la administración de Biden.

Trump, republicano, firmó la Ley de Ayuda, Asistencia y Seguridad Económica por el Coronavirus, que proporcionó ocho mil millones de dólares a las tribus y a las corporaciones nativas de Alaska, pero tenía directrices más rígidas sobre cómo se podía gastar. El Departamento del Tesoro fue demandado por cómo se asignaron esos fondos y se enfrentó a duras críticas por el tiempo que se tardó en hacer llegar el dinero a las tribus.

El Departamento del Tesoro de Biden dijo que ha dado prioridad a la participación de las tribus y a sus opiniones a la hora de distribuir los fondos del más reciente paquete de asistencias. Un reporte publicado el miércoles por la administración describe cómo las tribus gastaron el dinero en más de tres mil proyectos y servicios.

La tribu Karuk, del noroeste de California, por ejemplo, usó parte de la ayuda para viviendas permanentes y temporales después de que un incendio forestal que quemó 200 casas en Klamath Mountains desplazara a los miembros de la tribu.

La aldea nativa de Deering y otros gobiernos tribales de Alaska reunieron fondos para garantizar el acceso a la educación preescolar y a las comidas gratuitas, junto con raciones adicionales en una zona donde los alimentos han escaseado.

Otras comunidades tribales de Estados Unidos han gastado el dinero en viviendas para los miembros de la tribu, transporte a hospitales de veteranos, instalaciones extraescolares, programas lingüísticos y culturales, servicios de emergencia y centros de atención a la salud.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Empresa de Las Vegas condenada a pagar 3.6 mdd por prácticas salariales

Un tribunal federal ordenó el mes pasado a Unforgettable Coatings Inc. con sede en Las Vegas, una empresa de pintura entre cuyos trabajos se incluyen partes del Allegiant Stadium, pagar unos 3.69 millones de dólares en multas por sus prácticas salariales.