95°F
weather icon Clear

Apostador ofrece recompensa de 1 mdd por datos sobre quién lo drogó en casino de LV

Un gran apostador de California que dice que fue drogado mientras jugaba al blackjack en un salón de juegos privado del Strip duplicó una recompensa a un millón de dólares por información que conduzca a un arresto.

Dwight Manley, un ejecutivo inmobiliario y agente deportivo californiano con estatus de gran apostador en MGM Resorts International, demandó a la empresa después de que, según afirma, lo drogaran con ketamina mientras jugaba en una zona de alto límite en MGM Grand en diciembre de 2021.

La demanda, presentada por primera vez ante el Tribunal Federal de Distrito en Nevada en noviembre de 2022 y modificada en marzo, alega que, mientras estaba bajo los efectos de la droga, se le extendieron marcadores de crédito por un total de 3.5 millones de dólares y se le permitió seguir jugando.

Manley comenzó su campaña pública en busca de información con una recompensa de 500 mil dólares en octubre de 2023 mientras trabajaba con abogados e investigadores privados, según un comunicado de prensa del martes anunciando la nueva recompensa. También ha desplegado una campaña de vallas publicitarias en Las Vegas.

“Cualquier pista es digna de estudio”, dijo Manley en el comunicado. “Alguien sabe quién hizo esto y queremos evitar que vuelva a ocurrir. Pude haber muerto”.

Según la demanda, Manley, un veterano jugador VIP de Brea, California, recibió en noviembre de 2021 una invitación de su anfitrión del casino para ir a Las Vegas el mes siguiente a jugar a juegos de mesa y en un torneo de póquer. La empresa le proporcionó un avión y transporte en auto de lujo para su estadía en la MGM Mansion a partir del 10 de diciembre de 2021.

Manley dijo en la demanda que entró en el salón de juego de límite alto de la MGM Mansion alrededor de la 1:45 p.m. y pidió un old fashioned. Pero cuando recibió la bebida, dijo que tenía un sabor amargo.

Terminó la bebida alrededor de las 2:21 p.m. y sus amigos pidieron otra. Pero tras consumir la bebida, Manley dijo que se sintió desorientado y “fuera de sí”. Hacia las 4 p.m., mientras jugaba, rompió un cenicero, se cortó la mano y sangró sobre el fieltro de la mesa. Manley dijo que no recordaba haberse cortado la mano y que no supo que estaba sangrando.

Manley afirma que siguió jugando y que, mientras apostaba, le dieron tres solicitudes distintas de aumento temporal de su límite máximo de crédito, a pesar de que el anfitrión del casino le dijo que estaba actuando de forma “errática”. Las tres ampliaciones de crédito “solo para este viaje” elevaron su límite a 3.5 millones de dólares, dos en el lapso de unos 10 minutos. Manley dijo que no recordaba haber ampliado su crédito.

A las 4:45 p.m., los amigos de Manley lo llevaron a su villa porque estaba tan desorientado que no podía mantenerse en pie ni caminar sin ayuda, en lugar de ir a otro casino como estaba previsto, según la demanda. Se fue a dormir y al día siguiente envió un mensaje a su anfitrión del casino con su sospecha de que su bebida estaba “adulterada”.

Cuando Manley regresó a California, buscó ayuda médica. Su demanda afirma que un análisis de cabello determinó que tenía ketamina, una droga anestésica disociativa que puede causar sedación, reducción de la sensación de dolor, pérdida de memoria a corto plazo, incapacitación y alucinaciones, en su organismo.

Dijo a MGM que no creía que se le debiera haber hecho responsable de los marcadores de crédito que firmó.

Representantes de MGM no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios. En una petición de desestimación presentada el 4 de abril, los abogados de MGM afirman que Manley se cortó la mano durante la emoción del juego de mesa, y que el grupo continuó su estancia hasta el 12 de diciembre como estaba previsto.

En la demanda, que consta de cinco cargos, se acusa a MGM de negligencia, prácticas comerciales desleales o engañosas, enriquecimiento injusto e incumplimiento de un pacto implícito. Manley solicita una indemnización no especificada de más de 75 mil dólares.

LO ÚLTIMO