95°F
weather icon Clear

Algunas damas son “de armas tomar”

De acuerdo a la Asociación de Comercio e Industria de Armas de Fuego, continúa el incremento en la venta de armas de fuego en Estados Unidos, se destaca que, entre los nuevos compradores, dos de cada cinco, son mujeres latinas.

El tener o portar un arma de fuego ha sido un debate permanente, pero de igual forma el derecho a portarlas está arraigada en los cimientos del país, y en épocas recientes, se ha polarizado, debido a los recientes tiroteos alrededor de la nación.

Cabe mencionar que, para muchos, las mujeres y las personas pertenecientes a grupos minoritarios han sido excluidos de la conversación. Aunque recientemente esto está cambiando, ya que más mujeres y latinas se están “subiendo al tren” de ser propietarias de un arma de fuego.

De acuerdo con la Constitución de Estados Unidos, la segunda enmienda dictamina que se protegen los derechos de las personas a poseer y usar armas, es un derecho sagrado, pero no es ilimitado.

Según la Asociación de Comercio e Industria de Armas de Fuego, durante el 2020 casi cinco millones de personas compraron armas y el 40% de ellos eran mujeres. El interés en la posesión de armas ha seguido creciendo este año según los datos publicados a través del Sistema Nacional Instantáneo de Verificación de Antecedentes no Penales del FBI.

“Es verdad que la violencia está incrementando, pero yo no consideraría comprar un arma. No tengo nada en contra de ellas, me parece que el problema son las persona que las utilizan para dañar; además yo no me sentiría segura portando una”, indicó durante una entrevista con El Tiempo, Rocío Ibarra, quien aseveró que “el tabú de que las mujeres latinas compran armas se está rompiendo”.

Por otro lado, Adriana Sánchez (ama de casa) piensa lo opuesto. “Yo considero que obtener un arma sería simplemente por protección para mí y mis seres queridos (familia). Esta sería la razón por la que yo compraría un arma; por supuesto bajo todas las reglas y medidas de seguridad”, afirmó.

Trabajadores de la tienda The Gun Store indicaron que “en realidad en el último año hemos notado un incremento entre mujeres latinas que compran armas de fuego. Este incremento se hizo notable durante la pandemia”.

Al parecer las mujeres latinas no tienen problemas en seguir los requerimientos para obtener un arma de fuego legalmente y según la Fundación Nacional de Deportes de Tiro (NSSF, por sus siglas en inglés), se espera este año incremente el número de más latinas comprando armas.

LO ÚLTIMO
Mosquitos portadores del virus del Nilo Occidental en el Condado Clark

La gente espera con impaciencia algunas de las señales del verano, como días más largos y el final del curso escolar. Pero una señal menos positiva de que el verano está cerca ya se está haciendo notar.