98°F
weather icon Clear

‘Algo positivo’: reclusos de NLV reparan bicicletas para regalarlas a los veteranos

Actualizado July 21, 2023 - 3:11 pm

Varios reclusos del Centro Correccional Comunitario de North Las Vegas están ayudando a retribuir a la comunidad reparando bicicletas rotas para regalarlas a veteranos.

National Bikes 4 Vets, una organización local sin fines de lucro, recoge las bicicletas no reclamadas de los departamentos de policía de todo el valle de Las Vegas y corre con los gastos de reparación. Una vez arregladas, se donan a veteranos, niños y a quienes luchan contra el desamparo.

El martes, los internos se reunieron en torno a Scott Black, concejal y alcalde interino de North Las Vegas, mientras evaluaban lo que necesita cada bicicleta para volver a funcionar para un veterano. Una bicicleta de montaña, por ejemplo, necesitaba frenos.

Metáfora de la vida

Black dirigió unas palabras de aliento a los reclusos mientras supervisaba las operaciones de reparación de bicicletas.

“Creo que las bicicletas son una metáfora de la vida”, les dijo a los reclusos antes de irse para asistir a otro evento comunitario.

“Cuando los vientos en contra son duros, agacha la cabeza y sigue pedaleando hacia donde quieres ir y la bici te llevará allí”.

La reparación de bicicletas forma parte del programa “I Am Posible” (Soy Posible) del centro penitenciario.

Jurea Williams, especialista en servicios comunitarios del centro, puso en marcha I Am Possible en febrero de 2021.

Está diseñado para ayudar a un pequeño grupo de reclusos con problemas de abuso de sustancias proporcionándoles terapia centrada en cómo readaptarse a su entorno y “cómo estar bien con los sentimientos”, dijo Candice Hill, consejera de abuso de sustancias del centro.

Gwendolyn Strain, fundadora de la organización sin fines de lucro National Bikes 4 Vets, usa el dinero de su cheque del Seguro Social para pagar el costo de piezas básicas como cámaras de aire, neumáticos y cable de freno.

Un día entre semana, los reclusos esperaron a que Strain llegara al centro penitenciario con un camión U-Haul cargado de bicicletas.

Cinco reclusos introdujeron las bicicletas en el edificio multiusos que antes albergaba a los reclusos más violentos de North Las Vegas, explicó Williams.

El edificio multiusos alberga ahora las bicicletas en las celdas, y sus escaleras llevan citas inspiradoras para animar a los reclusos durante su estancia en el programa I Am Possible.

Strain deja las bicicletas un martes y las recoge dentro de dos semanas, mientras tanto también se aprovisiona de bicicletas que puedan repararse.

Uno de sus ayudantes, Paul Krah, veterano de 42 años, es muy consciente de lo importante que puede ser una bicicleta gratis para alguien que la necesita.

Krah dijo que cuando regresó a casa después de servir en los Marines, luchó contra el abuso de sustancias y terminó en la cárcel hace más de un año.

“Es fácil. He estado en el camino equivocado. Sé lo que es eso”, dijo.

Tras salir del Centro de Detención del Condado Clark hace más de un año, Krah dijo que lo perdió todo y recordó que pensó que necesitaba una bicicleta.

Krah dijo que se puso en contacto con Strain cuando escuchó que el grupo sin fines de lucro regalaba bicicletas a los veteranos. Cuando Strain respondió a su llamada solicitando una bicicleta, le preguntó si estaba libre para ayudarle durante las tres horas siguientes. En ese tiempo ella le dio de comer y luego fueron a rentar un U-Haul para conseguir unas 80 bicicletas.

Desde entonces, él ha estado a su lado para ayudarla con las donaciones de bicis y, según Krah, ahora también es subdirector en una tienda de U-Haul.

Está bien ser un poco egoísta

Williams y Hill esperan ampliar el programa I Am Possible.

Actualmente, cada clase no puede tener menos de cinco reclusos a la vez y no son mixtas, dijo Hill, señalando que espera que el programa pueda crecer para acoger a más reclusos por clase.

Los reclusos tienen menos probabilidades de reincidir si se gradúan del programa, dijo Williams.

De los que terminan el programa, solo el 18 por ciento de los reclusos vuelven a la cárcel, en comparación con la tasa de reincidencia del 35 por ciento de los que abandonan el programa, dijo.

El programa dura cinco semanas y los reclusos trabajan con Williams y Hill siete días a la semana. La clase actual de seis se graduará el lunes en el centro correccional.

Los reclusos del programa están agradecidos por hacer algo por los demás, aunque no se les obliga a trabajar en las bicicletas, dijo Hill.

También señaló que el programa I Am Possible invita a los reclusos a ser un poco “egoístas” en su proceso de recuperación para tener éxito. Dijo que los reclusos a menudo se esfuerzan mucho por atender a otras personas y sus necesidades y descuidan las suyas propias.

El programa de bicicletas ha sido una fuerza positiva para los reclusos.

“Para mis chicos, los mantiene productivos y solo se dan cuenta de que están logrando algo para otra persona”, dijo Hill.

“Están tomando sus problemas personales y los están volviendo algo positivo para la comunidad”.

LO ÚLTIMO
Una mina cierra en Nevada y despedirá a 117 trabajadores

La empresa minera dijo que solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 porque era incapaz de asegurar la financiación y no puede “continuar con el negocio”.