75°F
weather icon Clear

Limitan a padres trabajadores que educan en casa

El Departamento de Trabajo (DOL, por su sigla en inglés) de Estados Unidos anunció el jueves que los empleadores no necesitarán proporcionar licencias pagadas a los padres si deciden inscribir a sus hijos en clases en línea en lugar de la instrucción presencial, dado que los padres tengan la opción.

Si una escuela tiene disponible la instrucción presencial así como un programa de aprendizaje a distancia, y un padre decide tener a su hijo en casa, entonces la licencia pagada no se aplicaría bajo las nuevas directrices del DOL para la Families First Coronavirus Relief Act.

En resumen, dijo Amy Matthews, directora de recursos humanos de la Nevada Association of Employers: “Si la escuela dice, ‘De ustedes depende, tenemos disponible clases en línea o pueden venir a la escuela, es su elección’, y el padre dice, ‘Queremos tener a nuestro hijo en casa porque estamos nerviosos’, la licencia federal no se aplica”.

La ley de alivio del coronavirus promulgada en marzo permite a ciertos empleados tomar hasta dos semanas de licencia por enfermedad con goce de sueldo y hasta 12 semanas de licencia familiar y médica ampliada; 10 de esas semanas serían pagadas por razones relacionadas con COVID-19.

En el sur de Nevada, como las clases son en línea (excepto para las escuelas privadas y particulares) no hay un impacto real para los empleadores.

“No se espera que los empleadores digan: ‘Bueno, tienes que enviar a tu hijo a una escuela privada’”, dijo Matthews. “Es la educación disponible de la que estamos hablando”.

El DOL emitió las actualizaciones en su página web de preguntas frecuentes después de recibir “muchas solicitudes de orientación sobre este tema”.

Cheryl Stanton, administradora de la División de Sueldos y Horas del Departamento de Trabajo, mencionó en un comunicado que “queremos ayudar a aliviar la carga que los padres pueden enfrentar al tiempo que se equilibran las responsabilidades laborales y familiares, asegurándonos de que todos conozcan el acceso que pueden tener a las licencias pagadas, y que los empleadores entiendan completamente su papel en este proceso”.

No todos están contentos con los cambios.

Erika Moritsugu, vicepresidenta de la National Partnership for Women & Families, comentó que la orientación del DOL “anima a los padres a arriesgar la vida de sus hijos al forzar la instrucción de aprendizaje presencial”.

“El número de casos de coronavirus continúa aumentando y los niños son susceptibles al virus. Ningún padre debería ser penalizado por tomar la decisión de proteger la vida de su hijo y proporcionarle un entorno de aprendizaje seguro y estable”, añadió Moritsugu.

LO ÚLTIMO