88°F
weather icon Clear

Las familias de Uvalde necesitan ayuda; las donaciones tardan meses en entregarse

UVALDE, Texas.- La hija de 11 años de Jessica Treviño asistía a la Escuela Primaria Robb el 24 de mayo cuando un hombre armado disparó y mató a 19 niños y dos maestros. Ella no resultó herida físicamente. Pero en los casi dos meses transcurridos desde entonces, ha sufrido ansiedad, depresión y trastorno de estrés postraumático, condiciones que han requerido hasta $1,500 por semana en atención física y emocional.

Los Treviño actualmente califican para algunos de los millones de dólares que se han recaudado para ayudar a las víctimas y sobrevivientes de los disparos, pero aún no han visto nada de eso. Dichos fondos normalmente tardan meses en administrarse y distribuirse. Sin embargo, esa realidad no se ha transmitido de manera efectiva a las familias que ahora necesitan ayuda con urgencia.

Recientemente, durante una reunión repleta del Concejo Municipal en Uvalde, varias personas gritaron preguntas desde sus asientos sobre por qué la ayuda financiera parecía tardar tanto. Los líderes de la ciudad han ofrecido poca claridad y parecían estar igual de confundidos.

“Estas familias no pueden comenzar a sanar a menos que se les dé tiempo para pasar el duelo sin preocupaciones financieras”, declararon el alcalde de Uvalde, Don McLaughlin, y el senador estatal Roland Gutiérrez en una carta enviada la semana pasada al gobernador de Texas, Greg Abbott. El alcalde y el legislador dijeron que ambos habían recibido “numerosos informes preocupantes” de personas que recibían recursos financieros insuficientes, aparte de un beneficio por duelo de dos semanas. Citaron a una familia que luchaba por mantener las luces encendidas mientras un niño estaba hospitalizado.

Se han recaudado al menos $14 millones en donaciones privadas y corporativas para las familias afectadas por el tiroteo. Todos se han combinado en el fondo Uvalde Together We Rise, que será administrado por un comité directivo local con la orientación de expertos nacionales.

Pero crear un plan para garantizar que los fondos se distribuyan de manera equitativa y transparente lleva tiempo, generalmente meses, señaló Jeffery Dion, director ejecutivo del Fondo Nacional de Compasión. La organización sin fines de lucro ha ayudado a distribuir más de $105 millones en donaciones para personas afectadas por otros 23 incidentes con víctimas masivas desde 2014. Entre ellos: tiroteos masivos en el club nocturno Pulse en Orlando, Florida, en 2016; en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, en 2018; y en un Walmart en El Paso en 2019. En cada uno de estos casos, las donaciones tardaron varios meses en llegar a las víctimas.

“Es un regalo, por lo que no hay una respuesta correcta o incorrecta, pero lo más importante es que es la respuesta local”, dijo Dion, y agregó que, en última instancia, cada comité directivo local tiene la última palabra sobre el plan de distribución.

LO ÚLTIMO
La violencia empaña el último día de campaña electoral en México

México celebró el último día de campaña antes de las elecciones nacionales del domingo, pero los mítines de cierre se vieron ensombrecidos por los ataques a los candidatos y la persistente alta tasa de homicidios del país.