78°F
weather icon Clear

Jueza se pone del lado de la orden de Sisolak sobre los cierres de bares

Una jueza del tribunal de distrito del Condado Clark rechazó una demanda que buscaba deshacer el cierre ordenado por el estado de bares y tabernas en el condado para luchar contra la propagación de COVID-19, dictaminando el lunes que el edicto no viola la igualdad de protección o los derechos de debido proceso de los 62 negocios que demandaron para anularlo.

La decisión de la jueza Kerry Earley confirma la directiva del 10 de julio del gobernador Steve Sisolak de cerrar los establecimientos que sirven exclusivamente alcohol.

Aunque los negocios de bares y tabernas “contribuyen tanto al bienestar económico de la comunidad como al empleo sustancial de los miembros de la comunidad, los derechos económicos, como alegan los demandantes, no se reconocen como derechos constitucionales fundamentales”, escribió la jueza en su decisión.

La reclamación de una violación de las garantías procesales fracasó porque los demandantes no demostraron que la directiva fuera arbitraria e irrazonable, sin relación alguna con la salud, la seguridad o el bienestar públicos.

Los bares de Nevada cerraron por primera vez en marzo, junto con otros negocios no esenciales, pero se les dio luz verde para reabrir el 29 de mayo en el marco del plan de recuperación por etapas del estado. Sisolak restableció los cierres en condados seleccionados en julio para combatir el rápido aumento durante un mes de la tasa de infección por COVID-19 en Nevada.

En una audiencia la semana pasada, los abogados dijeron que las declaraciones posteriores del gobernador sobre los cierres de los bares no eran “la manera más justa” de responder al mayor riesgo de COVID, sino que era una admisión del gobernador de que la directiva había sido impuesta de manera inapropiada.

Desde la directiva del 10 de julio, el estado ha implementado un nuevo criterio de clasificación para reabrir los negocios cerrados y levantar otras restricciones relacionadas con el COVID en los condados con mayor riesgo de propagación. Los bares en cuatro condados (Clark, Elko, Nye y Washoe) permanecen cerrados hasta la próxima revisión semanal del estado, que es el jueves.

LO ÚLTIMO