48°F
weather icon Mostly Cloudy

IX Cumbre de las Américas

LOS ÁNGELES.- Cuando los mandatarios del continente se reúnan en Los Ángeles para la Cumbre de las Américas, es probable que el foco de atención se desvíe de la implementación de cambios en políticas sobre temas comunes -la migración, el cambio climático y la inflación- y pase a centrarse en algo atractivo para Hollywood: el drama de la alfombra roja.

El espectáculo empezó, cuando el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador confirmó que no acudirá a la Cumbre para protestar la exclusión, por parte de Estados Unidos, de los gobernantes de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Otros líderes, incluidos los presidentes de Guatemala, Honduras y El Salvador -los tres países de dónde salen más inmigrantes hacia Estados Unidos- también habían dicho que no acudirían a la cita.

La ausencia de tantos mandatarios, según algunos expertos, podría convertirse en un motivo de bochorno para el presidente estadounidense Joe Biden, a quien le ha costado imponer el liderazgo de su país en una región con un alto nivel de desconfianza hacia Estados Unidos y donde la influencia de China ha crecido.

“La verdadera pregunta es por qué el gobierno de Biden no hizo su tarea”, dijo Jorge Castañeda, exsecretario de Relaciones Exteriores de México que ahora imparte clases en la Universidad de Nueva York.

Aunque el gobierno estadounidense insiste en que Biden esbozará en Los Ángeles su visión para un “futuro sostenible, sólido y equitativo” en el hemisferio, Castañeda dijo que es evidente, por los forcejeos de última hora en torno a la lista de invitados, que América Latina no es una prioridad para el presidente de Estados Unidos.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO