49°F
weather icon Clear

No se vislumbra el fin de la guerra de Ucrania mientras Putin celebra el Día de la Victoria

ZAPORIZHZHIA, Ucrania.- El presidente ruso, Vladimir Putin, usó el lunes una importante fiesta patriótica para justificar de nuevo su guerra en Ucrania, pero no declaró ni siquiera una victoria limitada ni señaló hacia dónde se dirigía el conflicto, mientras sus fuerzas seguían golpeando objetivos en todo el país con pocas señales de progreso significativo.

El líder ruso supervisó un desfile del Día de la Victoria en la Plaza Roja, con tropas marchando en formación, material militar en exhibición y una banda de música tocando para conmemorar la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi. Sin embargo, su esperado discurso no ofreció ninguna novedad sobre cómo pretendía concluir la actual guerra, sino que se limitó a alegar que Ucrania representaba una amenaza para Rusia, aunque las fuerzas nucleares de Moscú son muy superiores en número y potencia de fuego.

“El peligro aumentaba cada día”, dijo mientras examinaba las tropas. “Rusia ha dado una respuesta preventiva a la agresión. Ha sido una decisión forzada, oportuna y la única correcta”.

Los dirigentes ucranianos y sus partidarios occidentales han rechazado a menudo las afirmaciones de que Kiev suponía una amenaza para su gigantesco vecino.

Muchos analistas habían sugerido que Putin podría usar su discurso para declarar algún tipo de victoria limitada -posiblemente en la ciudad portuaria estratégica asediada de Mariupol- mientras busca una salida al conflicto que ha desatado sanciones punitivas de Occidente y ha agotado los recursos de Rusia. Otros sugirieron que podría ordenar una movilización a nivel nacional para reforzar las filas mermadas para un conflicto prolongado.

No hubo “nada significativo en el discurso de hoy de Putin, pero tendrá que tomar una decisión sobre la movilización en las próximas semanas”, escribió en Twitter Rob Lee, un funcionario mayor del Instituto de Investigación de Política Exterior, con sede en Filadelfia.

Mientras Putin depositaba una corona de flores en Moscú, las sirenas de los ataques aéreos volvieron a resonar en Kiev, la capital ucraniana. Pero el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, declaró en su propio discurso del Día de la Victoria que su país acabaría derrotando a los rusos.

“Muy pronto habrá dos Días de la Victoria en Ucrania”, dijo en un video publicado con motivo de la festividad. “Nunca hemos luchado contra nadie. Siempre luchamos por nosotros mismos. … Luchamos por la libertad de nuestros hijos, y por eso ganaremos”.

Un asesor de Zelenskyy también se opuso a la idea de que Ucrania y sus aliados occidentales representaran una amenaza para Rusia.

Mykhailo Podolyak escribió en Twitter que “los países de la OTAN no iban a atacar a Rusia. Ucrania no planeaba atacar Crimea”, que Rusia tomó en 2014.

El Estado Mayor del ejército ucraniano advirtió el lunes de una alta probabilidad de ataques con misiles en la festividad, y el Ministerio de Defensa británico dijo en su evaluación diaria que las fuerzas rusas podrían someter cada vez más a los pueblos y ciudades ucranianos a “bombardeos intensos e indiscriminados con poca o ninguna consideración por las víctimas civiles” al quedarse sin munición de precisión.

De hecho, se teme que más de 60 personas hayan muerto después de que una bomba rusa arrasó una escuela ucraniana que se usaba como refugio en Bilohorivka, una aldea del este, según declararon las autoridades ucranianas.

Con la guerra ya en su undécima semana, se estaban librando batallas en múltiples frentes, pero Rusia estaba quizás más cerca de la victoria en Mariupol, donde los combatientes ucranianos están haciendo una última resistencia en una extensa fábrica de acero en una batalla que ha puesto de manifiesto algunos de los peores sufrimientos de la guerra.

La captura completa de Mariupol privaría a Ucrania de un puerto vital, permitiría a Rusia completar un corredor terrestre hacia la península de Crimea y liberaría tropas para luchar en otras partes del Donbás, que es ahora el objetivo declarado de Putin tras su fracaso en la toma de la capital en los primeros días del conflicto. La caída de la ciudad proporcionaría una victoria simbólica muy necesaria para Rusia.

Las fuerzas rusas bombardearon durante el fin de semana la planta, donde se calcula que resisten hasta dos mil combatientes ucranianos.

“Estamos bajo un bombardeo constante”, dijo el capitán Sviatoslav Palamar, subcomandante del Regimiento Ucraniano Azov, que mantiene la fábrica.

El teniente Illya Samoilenko, otro miembro del regimiento, dijo que había un par de cientos de soldados heridos dentro. No quiso decir cuántos combatientes sanos quedaban. Dijo que los combatientes tuvieron que cavar a mano para liberar a la gente de los búnkeres que se colapsaron bajo los bombardeos.

Durante semanas, cientos de civiles también se refugiaron con los combatientes en la planta, pero los últimos fueron evacuados el sábado. En un convoy dirigido por las Naciones Unidas y la Cruz Roja internacional, llegaron el domingo por la noche a Zaporizhzhia, la primera gran ciudad ucraniana más allá de la línea del frente. Hablaron de constantes bombardeos, de la escasez de alimentos, del moho omnipresente y de usar desinfectante de manos como combustible para cocinar.

El ejército ucraniano advirtió que las tropas rusas estaban confiscando “documentos personales de la población local sin una buena razón” en partes de la región de Zaporizhzhia que controlaban, supuestamente como forma de obligar a los residentes a participar en las celebraciones del Día de la Victoria.

Como la resistencia ucraniana, más dura de lo esperado y reforzada por las armas occidentales, ha empantanado a las fuerzas rusas, Moscú redujo sus objetivos de guerra. Ahora está presionando con ofensivas en algunas zonas del sur de Ucrania y del Donbás, donde los separatistas respaldados por Moscú llevan años luchando contra las tropas ucranianas. Sin embargo, siguen teniendo dificultades para lograr avances significativos, y las fuerzas ucranianas y rusas han combatido pueblo por pueblo en las últimas semanas.

Una contraofensiva ucraniana en el noreste, cerca de Kharkiv, fuera del Donbás pero clave para la ofensiva allí, estaba haciendo “progresos significativos”, según el Instituto para el Estudio de la Guerra, un grupo de expertos con sede en Washington.

Sin embargo, Rodion Miroshnik, un funcionario pro-Kremlin de la región de Luhansk del Donbás, dijo que las fuerzas separatistas respaldadas por Moscú y las tropas rusas habían capturado la mayor parte de Popasna, una ciudad asediada que fue escenario de dos meses de intensos combates.

El puerto de Odesa, en el sur del Mar Negro, también ha visto aumentar los combates recientemente, y las autoridades ucranianas dijeron que Rusia disparó el lunes cuatro misiles de crucero contra la ciudad desde Crimea. El gobierno ucraniano dijo que no hubo civiles heridos en el ataque, pero no dio detalles sobre lo que fue atacado.

“El enemigo sigue destruyendo la infraestructura de la región y ejerciendo presión psicológica sobre la población civil”, dijo el mando. “Hay una probabilidad muy alta de que continúen los ataques con misiles en la región”.

Mientras luchan por ganar terreno, las fuerzas rusas han bombardeado repetidamente ciudades y pueblos de forma indiscriminada. Unas 90 personas estaban refugiadas en el sótano de la escuela de Bilohorivka cuando fue atacada el sábado. Los equipos de emergencia encontraron dos cadáveres y rescataron a 30 personas, pero “lo más probable es que las 60 personas que permanecen bajo los escombros hayan muerto”, escribió Serhiy Haidai, gobernador de la provincia de Luhansk, en la aplicación de mensajería Telegram.

El ejército ucraniano también advirtió que unos 19 grupos tácticos de batallones rusos estaban estacionados al otro lado de la frontera, en la región rusa de Belgorod. Esos grupos están formados probablemente por unos 15,200 soldados con tanques, baterías de misiles y otro armamento.

Mientras el Día de la Victoria dirigía la atención hacia Putin, los líderes occidentales mostraron nuevos letreros de apoyo a Ucrania.

El Grupo de las Siete principales democracias industriales se comprometió el domingo a prohibir o eliminar gradualmente las importaciones de petróleo ruso.

Estados Unidos, por su parte, anunció nuevas sanciones, cortando la publicidad occidental de las tres mayores cadenas de televisión rusas, prohibiendo la prestación de servicios a empresas de contabilidad y consultoría estadounidenses, y cortando al sector industrial ruso los productos de madera, los motores industriales, las calderas y las excavadoras.

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, se reunió el domingo con su homóloga ucraniana. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, izó la bandera de su país en su embajada en Kiev. Y Bono, de U2, junto con su compañero de banda The Edge, se presentó en una estación de metro de Kiev que se había usado como refugio antibombas, cantando la canción de los años 60 “Stand by Me”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Terremoto se reporta en México tras simulacro a nivel nacional

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un sismo de alta intensidad se sintió el lunes en numerosos estados de México justo después de que se hiciera un simulacro y el mismo día que tembló con fuerza en 1985 y en 2017.

Llega a Estambul un barco con grano procedente de Ucrania

El primero de los barcos que saldrán de Ucrania en virtud del acuerdo para desbloquear el suministro de cereales y evitar una posible crisis alimentaria mundial llegó el lunes a su destino en Turquía.

Juez ruso condena a Brittney Griner a nueve años de prisión

La estrella del básquetbol estadounidense Brittney Griner fue condenada el jueves en Rusia por posesión de drogas y sentenciada a nueve años de prisión tras un juicio con tintes políticos que se produjo en medio de las crecientes tensiones entre Moscú y Washington por Ucrania.

Rusia abandonará la Estación Espacial Internacional después de 2024

Rusia se retirará de la Estación Espacial Internacional después del 2024 y se centrará en la construcción de su propio puesto orbital, dijo el martes el nuevo jefe espacial del país en medio de las altas tensiones entre Moscú y Occidente por los combates en Ucrania.

Rusia bombardea Ucrania mientras Putin mantiene conversaciones en Teherán

Misiles de crucero rusos atacaron el martes temprano aldeas a los alrededores de la ciudad portuaria de Odesa, al sur de Ucrania, alcanzando casas, una escuela y un centro comunitario, mientras el presidente ruso Vladimir Putin se encontraba en Irán.

Testigos de carácter declaran por la estrella de la WNBA Brittney Griner

El juicio por posesión de drogas de Brittney Griner se reanudó el jueves con el jefe del club ruso para el que juega en la temporada baja y una compañera de ese equipo testificando en apoyo de su carácter y de lo que la estrella de la WNBA ha significado para el básquetbol femenino en el país.

Al menos mil muertos en Afganistán por el terremoto más mortífero en décadas

Un poderoso terremoto sacudió una región escarpada y montañosa del este de Afganistán en la madrugada del miércoles, matando al menos a mil personas e hiriendo a otras 1,500 en el sismo más mortífero del país en dos décadas.