73°F
weather icon Clear

Hombre se enfrenta a cargo de asesinato por la muerte de un bebé

Un bebé de cuatro meses de Las Vegas que murió por un traumatismo craneoencefálico fue sacudido por su padre en múltiples ocasiones y presentaba lesiones cerebrales parecidas a las sufridas en accidentes de tránsito o en deportes de contacto, según un informe de la policía de Las Vegas.

El pequeño, Levi Rangel, murió el 16 de septiembre, y su padre, Mykeal Rangel, se enfrenta a un cargo de asesinato. Brooke Lehman, de 20 años, novia de Rangel y madre del niño, también se enfrenta a cargos.

Según un informe de detención del Departamento de Policía Metropolitana, Mykeal Rangel, de 20 años, le dijo a los detectives que el niño padecía la enfermedad de reflujo gastroesofágico. En la madrugada del 10 de septiembre, dijo, se despertó cuando Lehman se fue a trabajar. Dijo que entonces observó al niño con dificultades para comer.

Rangel dijo que llamó a Lehman, pero mientras estaba al teléfono Levi tomó “una respiración dificultosa” e hizo un ruido antes de que su cabeza cayera hacia atrás.

Rangel dijo que comenzó a correr desde la casa en la cuadra 700 de Leavorite Drive hacia una estación de bomberos cercana con el bebé en sus brazos antes de hacer señas a una furgoneta para que los llevara el resto del camino, todo el tiempo realizándole RCP. Los bomberos ayudaron en la estación y luego llevaron al niño al Hospital Summerlin, donde murió seis días después.

Un médico del hospital dijo a la policía que Levi había sido “sacudido y golpeado hasta la muerte”, y dijo que sus lesiones cerebrales eran consistentes con los principales accidentes de vehículos o atletas que practican deportes de alto contacto.

Durante una entrevista, Rangel le dijo inicialmente a los detectives que había apretado a Levi “demasiado fuerte” en dos ocasiones en el pasado. También dijo que no había dormido durante dos días, que sufría de insomnio, trastorno bipolar y depresión, según el informe.

Los detectives le dijeron entonces a Rangel que Levi sufrió de múltiples hemorragias cerebrales y fracturas de costillas. Rangel dijo a los detectives que pudo haberle causado las fracturas al apretarlo demasiado fuerte.

En una segunda entrevista, Rangel cambió su historia, diciendo que había sacudido a Levi un mes antes, pero que no lo había hecho desde entonces, según el informe.

Más tarde modificó también ese relato, diciendo que hubo múltiples ocasiones en las que “quiso hacerle daño” a Levi, incluyendo el 10 de septiembre. Luego dijo que había apretado a Levi siete u ocho veces y lo había sacudido dos o tres veces, según el informe.

Finalmente, declaró que él o Lehman habían matado a Levi.

La muerte del niño fue causada por un traumatismo craneal abusivo, según la oficina forense del Condado Clark, que dictaminó que su muerte fue un homicidio.

Rangel fue acusado de asesinato, abuso o negligencia infantil y de permitir el abuso o la negligencia infantil. Lehman fue acusada de dos cargos de permitir abuso o negligencia infantil.

Rangel estaba detenido sin derecho a fianza en el Centro de Detención del Condado Clark, mientras que Lehman fue liberada con una fianza de 25 mil dólares.

Se fijó una audiencia preliminar para el 26 de octubre.

LO ÚLTIMO