95°F
weather icon Partly Cloudy

Hombre se declara culpable por un delito de 1994 de violación y asesinato de una niña de 7 años de Las Vegas

Esperaron y lloraron.

Más de 25 años después de que Diana Hernández, de siete años, fuera violada y asesinada, un hombre de 47 años se declaró culpable el lunes de los cargos relacionados.

La madre de Diana, María Samano; su hermana Estela Hernández; y su gemela, Adriana Morales, se sentaron cerca y se miraron con lágrimas en los ojos.

“No estábamos listas para escuchar todo esto”, dijo Samano. “No estaba lista. Sé que iba a suceder, pero nunca estás lista para eso”.

La familia de Diana había esperado 15 años antes de que las pruebas de ADN y huellas dactilares condujeran al arresto de Gregory Wallen.

En abril de 1994, mientras la madre pagaba el alquiler en su complejo de apartamentos cerca de Maryland Parkway y Flamingo Road, las gemelas salieron corriendo. Diana salió corriendo y nunca más fue vista con vida.

“Solo mírame”, dijo Samano. “Eso es lo que él se llevó, ella podía haber estado aquí conmigo”.

La policía encontró el cuerpo desnudo y sin vida de Diana en una caja de cartón en un contenedor de basura complejo un día después de su desaparición. Había sido violada, golpeada y asfixiada.

En enero de 2009, los detectives de homicidios de Las Vegas que investigaban el caso inspeccionaron los antecedentes de Wallen. Wallen, quien había ayudado en la búsqueda inicial, vivía en el mismo edificio de apartamentos que Diana y su familia cuando fue asesinada.

Los investigadores también encontraron registros del arresto de Wallen en 1992 en Pahrump por agresión sexual. La Policía Metropolitana lo había registrado como delincuente sexual en 1999.

El ADN de Wallen coincidió con el que se encontró en el cuerpo de Diana, y su huella digital se alineó con una extraída de la caja de cartón.

Durante más de 10 años después del arresto de Wallen, las hermanas y la madre de Diana esperaron una resolución mientras el caso era procesado a través del sistema judicial. Sus abogados defensores lucharon para evitarle la pena de muerte.

La defensora pública adjunta Julia Murray, declaró el lunes que Wallen “siempre quiso resolver” su caso.

Murray y su compañero defensor público Scott Coffee señalaron documentos de la corte que declararon que Wallen había sufrido una lesión traumática en la cabeza a los tres o cuatro años y que había “exhibido problemas de conducta social y adaptativa” desde los seis años. Fue diagnosticado con autismo en 1985.

Después de que los fiscales acordaron retirar la pena capital, Wallen aceptó cumplir dos penas de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Se declaró culpable de los cargos originales que enfrentó: agresión sexual con un menor de 14 años con daños corporales sustanciales y asesinato.

La familia de Diana lloró cuando él entró a su audiencia.

En menos de 10 minutos, después de que la jueza de distrito, Michelle Leavitt, leyó una breve descripción legal de las acusaciones, la audiencia del lunes quedó resuelta.

Samano, Hernández y Morales salieron de la sala del tribunal, llorando y abrazadas. Deben esperar dos meses más antes de que Wallen sea formalmente sentenciado en octubre. Diana habría tenido 32 años hoy.

“Todo seguirá igual”, finalizó su madre después de la audiencia, aún conteniendo las lágrimas. “Pero espero que muera pronto”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
Más “restos óseos” encontrados en el Lago Mead

Las autoridades del Área Nacional de Recreación del Lago Mead estaban evaluando lo que se describió como restos óseos encontrados el martes.

El hombre acusado de provocar caos en el aeropuerto tenía prisa por llegar a casa

Un hombre de California acusado de provocar el caos del domingo en el Aeropuerto Internacional Harry Reid fue detenido con la ayuda de los empleados de Spirit Airlines después de atravesar una zona segura del aeropuerto, según informó la policía en un reporte de arresto recién publicado.