47°F
weather icon Mostly Cloudy

Harry Reid sobre investigación OVNI: “Me alegro de haberle dado atención”

WASHINGTON — Puede que un informe anticipado sobre fenómenos aéreos no identificados no contenga hallazgos impactantes, pero el ex líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, declaró que la divulgación avivaría un interés público altísimo y daría el empujón para una mayor investigación gubernamental.

También valida los esfuerzos iniciales de Reid, hace más de una década, para que el gobierno investigara los relatos de sucesos inexplicables y el uso de tecnología desconocida que podría suponer una amenaza para la seguridad nacional.

“Me alegro de haberle dado atención”, le dijo Reid al Review-Journal en una entrevista telefónica desde su casa en Henderson.

Los primeros esfuerzos de Reid para investigar los OVNIs evolucionaron con el apoyo del Congreso el año pasado para un comando y un informe sobre los fenómenos aéreos.

Se espera que el director de inteligencia nacional del presidente Joe Biden publique este mes el informe que contiene la información desclasificada recopilada por los militares y las agencias gubernamentales sobre el fenómeno.

Aunque Reid dijo que espera que el informe revele información interesante, no está convencido de que vaya a arañar la superficie de lo que sabemos, o no sabemos, sobre los sucesos u objetos inexplicables de las últimas décadas.

“Espero que sean bastante vagos con lo que presenten”, señaló Reid. “No tenemos suficiente información ahora para sacar conclusiones”.

Interés bipartidista

El informe del Pentágono que se presentará este mes es el resultado de una legislación bipartidista impulsada por el Congreso el año pasado y firmada como ley por el ex presidente Donald Trump. La ley ordenó una investigación debido a los recientes informes del personal militar.

El senador Mark Warner, demócrata por Virginia, presidente del Comité de Inteligencia del Senado, y el senador republicano de Florida de mayor rango, Marco Rubio, ordenaron que el informe se diera a conocer a los legisladores y al público, lo que ha creado una oleada de interés público.

Rubio se ha burlado de las críticas al Congreso por investigar lo desconocido, pero él y otros legisladores de ambos partidos dijeron que la ciencia y los relatos del personal militar justifican una mirada atenta.

El año pasado, el ex director de la CIA James Woolsey le informó a un sitio web sobre casos paranormales, Black Vault, que “algo está pasando” después de que pilotos experimentados relataran sucesos relacionados con aviones no identificados.

John Brennan, otro ex director de la CIA, también dio crédito a los avistamientos.

No es un “chiflado”

Las declaraciones de los funcionarios de los servicios de inteligencia, el apoyo bipartidista a la investigación y el interés público son una validación para Reid, que se arriesgó a ser considerado un “chiflado” cuando impulsó la investigación en el Congreso hace una década.

A día de hoy, se considera que las personas interesadas en los OVNIs que acuden al Nevada Test and Training Range (donde se encuentra Área 51) por las teorías de conspiración extraterrestre, están “luchando contra molinos de viento”.

Como líder de la mayoría del Senado, Reid instó a los senadores Ted Stevens, republicano por Alaska, y Daniel Inouye, demócrata por Hawái, a que incluyeran 22 millones de dólares en el “presupuesto oscuro” del Pentágono para que la Defense Intelligence Agency llevara a cabo una investigación inicial en 2007.

Durante una charla con Stevens, el senador de Alaska confesó que había visto avionetas inexplicables cuando era piloto en la Segunda Guerra Mundial. Ya se había informado de otros avistamientos y observaciones inexplicables, y el público ya estaba ávido de información.

Reid dijo en la entrevista que nunca ha visto un OVNI. Comentó que tampoco quería hacerlo nunca.

Pero en su momento, la investigación y las cuentas lo llevaron a pedir a Stevens e Inouye, que supervisaban el gasto del Congreso para el Pentágono como miembros del Senate Appropriations Committee, que incluyeran fondos en el “presupuesto oscuro” secreto para la investigación.

Los miembros del personal de Reid en el Senado en ese momento levantaron sus cejas. Su consejo a Reid fue que se mantuviera alejado del tema. No lo hizo, dijo, debido a los informes, avistamientos y a la investigación científica.

Identificando las amenazas

Se trataba de una tecnología y un interés de seguridad nacional, dijo. Y como mucho era clasificado, nunca habló de ello hasta que se le acercó un periodista del New York Times en 2017.

El reportaje desveló el programa que se conocería como Advanced Aerospace Threat Identification Program y el papel de Reid para ayudar a establecerlo. El antiguo director, Luis Elizondo, también detalló su papel en el programa en el artículo del Times.

Elizondo ha sido ampliamente citado últimamente, incluyendo sus recientes afirmaciones de que el Pentágono está tratando de desacreditarlo con una campaña de desinformación sobre su participación.

“Creo que Elizondo ha sido tratado injustamente”, comentó Reid, permitiendo que el alcance del trabajo de Elizondo en el programa pueda ser discutible. Pero que algunos digan que no estuvo involucrado en absoluto, dijo Reid, “es simplemente incorrecto. No es justo”.

Mientras tanto, el jubilado Reid no tiene ningún papel en el programa de investigación en curso, pero considera que su temprano interés por conseguir financiación para la investigación científica es un catalizador para los esfuerzos del Pentágono ahora.

Manley está de acuerdo. “En cierto modo valida sus primeras preocupaciones, ya sabes, en 2007”.

El apoyo de Reid sigue siendo fundamental, en opinión de Manley. Aunque ya no esté involucrado, está “tratando de ayudar a construir un caso de relaciones públicas para una mayor investigación”. observó Manley.

Conexiones locales

Pero Reid atribuye al reportero de Las Vegas, George Knapp, del equipo I del Canal 8 de KLAS, el mérito de haber llamado su atención sobre el tema hace años (Knapp es un antiguo columnista de los ya desaparecidos Las Vegas Mercury y Las Vegas CityLife, ambos propiedad de la entonces empresa matriz del Review-Journal).

Knapp convenció a Reid para que asistiera a una convención centrada en OVNIs y fenómenos inexplicables.

“Fue interesante”, expresó Reid sobre la convención de Las Vegas. “Hubo algunos académicos allí y algunas personas interesantes, y unos cuantos bobos”.

Knapp siguió dando información a Reid, lo que despertó aún más su interés.

Reid también habló con el senador John Glenn, antiguo astronauta, y con Robert Bigelow, un magnate inmobiliario de Nevada, amigo y donante, que poseía un rancho en Utah donde se habían producido avistamientos y sucesos inexplicables.

Una vez que el dinero se incluyó en el presupuesto del Departamento de Defensa, el programa buscado por Reid se sacó a subasta y fue adjudicado por el Pentágono a Bigelow Aerospace, con sede en Las Vegas, que ya estaba realizando investigaciones.

Bigelow operó el programa y llevó a cabo la investigación en el rancho hasta que la financiación terminó en 2012.

Mientras otras agencias continuaban con la investigación y la recopilación de relatos, David Norquist, subsecretario del Departamento de Defensa, estableció el Unidentified Aerial Phenomena Task Force en agosto de 2020.

El comando se creó bajo la dirección de funcionarios de inteligencia y seguridad del Pentágono para obtener información sobre los fenómenos aéreos no identificados y determinar si suponen una amenaza para la seguridad nacional.

Y el interés público en el tema se disparó cuando se desclasificó la documentación de los antiguos pilotos de la Marina, lo que permitió echar un primer vistazo y acceder a los relatos de los testigos de los fenómenos frente a San Diego.

Warner y Rubio introdujeron el año pasado un texto en la legislación de ayuda al coronavirus que incluía un informe a los legisladores sobre los hallazgos y el intercambio de información con otras agencias de inteligencia.

El ex senador de Nevada está muy solicitado para conceder entrevistas ahora que los medios de comunicación esperan la publicación del informe. “La gente está tremendamente interesada en esto ahora”, señaló Reid.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO