66°F
weather icon Clear

En su visita al Lago Mead, Harris pide al Congreso aprobar las iniciativas de Biden

La vicepresidenta Kamala Harris defendió el lunes dos iniciativas de la administración Biden relacionadas con el cambio climático con el descenso del nivel de agua del Lago Mead como telón de fondo.

Flanqueada por miembros demócratas de la delegación del Congreso de Nevada, Harris instó a los legisladores a aprobar un par de proyectos de ley que, según ella, podrían reducir emisiones, crear trabajos y beneficiar a las generaciones futuras.

“Y es fundamental que nosotros, como nación, comprendamos que tenemos en nuestras manos, en nuestra posesión, la capacidad de cambiar realmente el rumbo hacia el que nos dirigimos”, dijo a los periodistas en un mirador del Lago Mead. “Basta con mirar este lago. … Aquí es donde nos dirigimos”.

En los últimos 20 años, el nivel de agua del Lago Mead ha descendido unos 150 pies debido a la sequía provocada por el cambio climático. En agosto, el gobierno federal declaró la escasez de agua para el embalse, una medida que obligará a Nevada a recortar su asignación de agua del río Colorado el próximo año.

Un paquete de infraestructuras de 1.2 billones de dólares incluye más de ocho mil millones para proyectos y programas hídricos en el oeste del país, pero está estancado en la Cámara de Representantes mientras los demócratas debaten los detalles de un paquete de gasto social más amplio.

El paquete de infraestructuras recibió 19 votos republicanos en el Senado, pero la legislación más amplia “Build Back Better” se ha enfrentado a la oposición de los republicanos y de dos senadores demócratas moderados, Joe Manchin de West Virginia y Kyrsten Sinema de Arizona.

Las disposiciones sobre el clima del proyecto de ley “Build Back Better” se toparon con un obstáculo la semana pasada cuando Manchin señaló su oposición a un importante componente que reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero recompensando a las empresas de servicios públicos que utilizan energía limpia y castigando a las que no lo hacen, informó The New York Times.

Los líderes de la Cámara de Representantes y del Senado siguen negociando con la Casa Blanca un acuerdo final para el plan “Build Back Better” que pueda llegar a la mesa del presidente Joe Biden.

Harris, que el lunes por la tarde promocionó las inversiones del proyecto de ley en vehículos eléctricos y energías limpias, no aceptó preguntas de los periodistas tras su intervención.

El futuro de la sequía

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero es fundamental para el futuro de la sequía en el suroeste. El mes pasado, un reporte de la National Oceanic and Atmospheric Administration señaló que es necesario tomar medidas para combatir el cambio climático o, de lo contrario, las condiciones atmosféricas que han empeorado un periodo de sequía recientemente estudiado serán más comunes en el futuro.

Dos décadas de sequía han agotado el río Colorado, fuente de cerca del 90 por ciento del agua del sur de Nevada. La sequía se ha visto impulsada por la disminución de las lluvias y el aumento de las temperaturas.

Durante su visita, Harris se reunió con funcionarios de la U.S. Bureau of Reclamation, la Southern Nevada Water Authority y el National Park Service para conocer más sobre la sequía y las medidas que la región está tomando para hacerle frente.

La acompañaron los representantes demócratas de Estados Unidos Dina Titus, Susie Lee y Steven Horsford, que apoyan las propuestas de Biden.

El proyecto de ley de infraestructuras que está paralizado en el Congreso contiene numerosas medidas de lucha contra la sequía, incluido un programa de subvenciones competitivas para proyectos de reciclaje de agua a gran escala.

Lucha contra la sequía

Ese programa podría ayudar a pagar un proyecto de reciclaje de agua a gran escala en el sur de California que permitiría a los funcionarios de esa zona inyectar agua tratada en el suelo para su posterior uso. A cambio de ayudar a pagar ese proyecto, el sur de Nevada tendría acceso a parte del agua de California en el Lago Mead.

La visita de Harris no fue bien recibida por todos.

“Lo último que quieren los nevadenses es que esta administración se involucre en nuestra crisis del agua”, dijo en un comunicado el recién reelegido presidente del Partido Republicano de Nevada, Michael McDonald.

“Ya sea la frontera, Afganistán o la economía, todo lo que tocan el presidente y la vicepresidenta se convierte en cenizas. Nevada ya tiene el nivel de desempleo más alto del país y las familias se ven perjudicadas por la inflación cada vez que echan mano a su cartera por culpa de esta administración, y la agenda 'Build Back Broke' hará que estos problemas sean aún peores”.

LO ÚLTIMO