80°F
weather icon Clear

Habla la presidenta de la junta directiva del CCSD sobre búsqueda de un nuevo líder y del plan de aumento salarial

Los administradores de la Junta Escolar del Condado Clark discutirán el proceso de búsqueda de un superintendente interino en una reunión pública el jueves, pero es poco probable que decidan un reemplazo temporal para el destituido líder Jesús Jara, según la presidenta de la junta Linda Cavazos.

“Vamos a empezar a tratar de determinar qué proceso nos gustaría”, dijo Cavazos el miércoles en sus primeros comentarios públicos desde que la junta terminó el contrato de Jara por un voto de 4-3 el 28 de octubre “por conveniencia”, lo que significa que los fideicomisarios no tenían que dar una razón. “Quiero que esto sea algo justo, inclusivo, pero también que no se alargue interminablemente”.

Cavazos dijo que es posible que la junta pueda decidir sobre un proceso para el nombramiento de un superintendente interino y llegar a algunos nombres para su consideración en la reunión de las 5 p.m. en el Greer Education Center en Las Vegas. Pero dijo que no es probable que la junta designe un líder temporal después de una sola reunión.

Jara, que se convirtió en superintendente del quinto sistema escolar público más grande del país en 2018, escribió en un correo electrónico al personal del Distrito Escolar del Condado Clark el martes que permanecerá en el trabajo hasta el 1º de diciembre.

Plan de aumento de sueldo de Jara inesperado

Cavazos también dijo que le sorprendió un memorándum de Jara a la Junta Escolar indicando que planea otorgar $408,564 en aumentos de salario base a los miembros de su Gabinete Ejecutivo.

Los aumentos salariales oscilarían entre el cinco y el 28 por ciento, dependiendo del puesto. Una nota a pie de página en el memorándum decía que los nuevos sueldos también estarían sujetos a un aumento del tres por ciento con la aprobación del contrato de la Clark County Association of School Administrators and Professional-Technical Employees.

Cavazos publicó el martes por la noche sobre el tema en Twitter: “Es posible una revisión adicional de estos aumentos, pero no puedo comentar definitivamente en este momento”.

Reconoció en la entrevista del miércoles que la junta había participado en una discusión previa con Jara sobre la necesidad de aumentar los salarios para competir a nivel nacional por el talento y retener a los administradores “en un momento de inestabilidad”.

La junta también aprobó un reglamento en agosto que autoriza al superintendente a ajustar los salarios de los administradores a voluntad que no pueden participar en el proceso de negociación colectiva, como señaló el memorando de Jara.

Ella dijo que su entendimiento era que cuando Jara estaba listo para hacer el movimiento, que notificaría a la junta. Lo hizo en el memo fechado el lunes, pero ella dijo que fue inesperado, “especialmente bajo las circunstancias actuales”.

Jara dijo que es una decisión operativa, y “está en lo correcto”, dijo Cavazos, pero agregó que cree que un presupuesto modificado que da cuenta de los aumentos de sueldo tendrá que ser llevado ante la junta para su aprobación.

Los representantes del distrito escolar no respondieron a una solicitud de comentarios presentada el martes.

El Review-Journal también se puso en contacto con los otros seis miembros de la junta el miércoles, pero solo recibió una respuesta de la administradora Katie Williams, una de los tres miembros que votaron en contra de la terminación del contrato de Jara.

Ella confirmó que Jara abordó por primera vez el tema de los aumentos para el personal superior del distrito en enero, diciendo que eran necesarios para competir a nivel nacional.

Puestos de trabajo sin cubrir; salarios “muy bajos”

“En ese momento teníamos tres o cuatro puestos vacantes, pero como estaban tan mal pagados, no pudimos conseguir que nadie aceptara”, escribió en un mensaje de texto.

Después de la reunión de agosto en la que se aprobó el reglamento para autorizar al superintendente a ajustar los salarios de los administradores a voluntad, Jara volvió a sacar el tema, dijo Williams.

“Después de la terminación del doctor Jara, tiene sentido que trate de ayudar al distrito a competir a nivel nacional por el talento, ya que los empleados se mueven y el distrito entra en su próxima fase de contratación”, dijo.

No hubo discusión pública en la reunión de la semana pasada sobre las razones de la abrupta remoción de Jara antes de que su contrato expirara el 15 de enero de 2023.

Pero Williams le dijo al Review-Journal el miércoles que “la mitad de la junta tomó una decisión basada en suposiciones débiles y sin previsión en el futuro sobre cómo avanzar”. No dio más detalles.

Cavazos, que fue una de las consejeras que votó para poner fin al mandato de Jara, dijo que hasta el miércoles nadie se había puesto en contacto con ella para expresar su deseo de ser superintendente interino, y no ha contactado a nadie para saber si estaría interesado en el trabajo.

También dijo que no tenía cifras exactas sobre cuánto le costaría al distrito un pago o liquidación del resto del contrato de Jara.

Sigue habiendo profundas divisiones

Cavazos, terapeuta matrimonial y familiar de profesión, dijo que espera que el nombramiento de un superintendente interino sea parte de un “proceso de curación” y una forma de avanzar por el bien del distrito escolar. Reconoció que “las emociones están muy altas en este momento”, pero añadió que los fideicomisarios “tienen que centrarse en los objetivos del distrito para los niños”.

LO ÚLTIMO