85°F
weather icon Partly Cloudy

Enfermeros del CCSD piden cuarentena por algunas exposiciones en aulas

¿Qué sucede cuando un estudiante de una escuela pública del Condado Clark da positivo en la prueba de COVID-19 poco después de compartir un aula llena de gente?

La respuesta depende del juicio de un profesional de salud de la escuela encargado de determinar qué compañeros de clase o personal pasaron el tiempo suficiente cerca de la persona infectada como para requerir ser puestos en cuarentena.

El Distrito Escolar del Condado Clark actualizó su guía de cuarentena y aislamiento el 30 de diciembre para alinearse con las nuevas recomendaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

El documento revisado establece que los estudiantes y empleados “pueden o no” ser puestos en cuarentena si se determina que están en contacto cercano con alguien que más tarde da positivo para COVID-19.

También afirma que las decisiones de cuarentena se toman caso por caso, usando factores como el estado de vacunación, el uso constante de cubrebocas o una infección previa en los últimos 90 días.

Las llamadas las realizan los servicios de salud del distrito escolar y las enfermeras de salud de los empleados, que usan las directrices establecidas durante el rastreo de contactos para informar sobre sus decisiones, según el documento.

“Si hay alguna preocupación con respecto a casos específicos, el CCSD consulta a un representante in situ (del Distrito de Salud del Sur de Nevada)”, dijo un portavoz del distrito en un comunicado.

La portavoz del distrito de salud, Stephanie Bethel, escribió por correo electrónico que la agencia de salud pública proporcionará orientación sobre el COVID-19 al distrito escolar si lo solicita, pero “no es la autoridad que toma las decisiones en la escuela”.

Cuadros de asientos, marcas de distancia

El documento del distrito dice que las tablas de asientos son necesarias para todas las clases con el fin de facilitar la toma de decisiones sobre quién debe estar en cuarentena.

Un estudiante que esté a tres pies o menos de alguien que dé positivo será puesto en cuarentena “independientemente de si usó cubrebocas”, según las nuevas recomendaciones de los CDC.

Sin embargo, los estudiantes que se encuentren a una distancia de entre tres y seis pies, o un empleado que se encuentre a menos de seis pies, “pueden ser puestos en cuarentena o no”, según el documento.

Aquellos que hayan completado una serie de vacunas de Pfizer o Moderna en los últimos seis meses o que hayan recibido una vacuna de Johnson & Johnson en los últimos dos meses –o que hayan recibido una vacuna de refuerzo– no están obligados a entrar en cuarentena si no tienen ningún síntoma, afirma el documento.

Sin embargo, se les exige que usen un cubrebocas cuando estén cerca de otras personas durante al menos 10 días más, incluso durante la práctica de deportes y actividades al aire libre, dice el documento.

Las personas que no estén vacunadas –así como las que hayan completado la serie de vacunación de Pfizer o Moderna hace más de seis meses, o más de dos meses en el caso de J&J, y que no hayan recibido una vacuna de refuerzo– deben permanecer en cuarentena durante cinco días y usar cubrebocas de forma obligatoria durante otros cinco, señala el documento.

Para todos los grupos, la sugerencia es realizarse una prueba de COVID-19 el quinto día. Y si los síntomas aparecen en cualquier momento, la persona debe someterse a la prueba y a la cuarentena.

Alinearse con los CDC

Los cambios del distrito pretenden ajustarse a las nuevas directrices de los CDC, que en general han reducido el aislamiento de las personas que dan positivo en la prueba del COVID-19 y han acortado el tiempo de cuarentena de las personas expuestas a un caso positivo.

El distrito publicó una copia de sus directrices actualizadas a los padres en la noche del 4 de enero, el día antes de que se reanudaran las clases tras las vacaciones de invierno en medio de un aumento de los casos de COVID-19 estimulados por la variante ómicron.

El distrito, que cuenta con más de 300 mil estudiantes y 40 mil empleados, ha reportado 1,820 casos entre estudiantes y empleados en lo que va de mes.

El lunes, su panel de control de casos de COVID-19 en línea mostró un total de 10,111 casos desde el 1º de julio entre estudiantes y empleados, lo que supone un aumento de 823 casos desde el viernes. Los niños representaron 6,634 –o alrededor del 65 por ciento– del total.

El distrito no publica datos sobre el número de empleados y estudiantes que están en cuarentena debido a la exposición a una persona infectada –una política que el superintendente Jesús Jara ha atribuido previamente a las preocupaciones de privacidad– pero ha visto las tasas de ausencia por encima de la media entre los estudiantes y empleados desde que las clases se reanudaron la semana pasada.

El miércoles, el primer día de clases después de las vacaciones de invierno, el distrito tuvo 1,643 ausencias de empleados y una tasa de asistencia de estudiantes del 83 por ciento. La tasa empeoró para los empleados el jueves, con 1,875 trabajadores ausentes, mientras que la tasa de asistencia de los estudiantes se mantuvo casi igual.

Hasta el lunes por la noche, el distrito no había proporcionado datos para el viernes o el lunes en respuesta a una consulta del Review-Journal.

No está claro cuántas ausencias están relacionadas con casos de COVID-19 o exposiciones. Las ausencias pueden atribuirse a cosas como “tiempo de vacaciones, licencia por enfermedad, como sentirse enfermo, citas médicas planificadas, licencia por maternidad u otra licencia planificada”, dijo el distrito en un comunicado la semana pasada.

La tasa de casos en niños aumenta lentamente

Los datos del distrito de salud indican que la tasa de COVID-19 entre los niños en edad escolar en el Condado Clark ha ido subiendo recientemente, y los menores de 17 años representan ahora alrededor del 13.77 por ciento del total de casos.

Pero las pruebas siguen demostrando que no suelen enfermar gravemente de la enfermedad, ya que solo representan el dos por ciento de las hospitalizaciones y el 0.1 por ciento de las muertes.

Brian Labus, profesor adjunto de epidemiología y bioestadística de la Escuela de Salud Pública de la UNLV, dijo que interpretar las cifras recientes es difícil, especialmente teniendo en cuenta las recientes vacaciones.

“Las vacaciones de Navidad cambiaron la forma en que los niños interactúan de la noche a la mañana y eso volvió a cambiar cuando las escuelas volvieron a abrir la semana pasada”, escribió en un correo electrónico al Review-Journal. “Estos cambios bruscos tienen un gran efecto en los patrones de la enfermedad en la comunidad”.

Además, las vacunas y los refuerzos han sido aprobados en diferentes momentos para diferentes grupos de edad, lo que “puede cambiar los patrones de enfermedad relacionados con la edad que vemos también”, dijo Labus.

Pero, en general, los casos de COVID-19 “se han disparado para todos los grupos de edad”, y el factor más importante es la variante ómicron, dijo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Inundaciones en túneles cercanos al Strip dejan dos muertos

Un hombre murió después de ser sacado de un canal de control de inundación cerca del Strip de Las Vegas durante las fuertes lluvias del jueves por la noche, dijeron las autoridades.

Distrito Escolar reporta el primer caso de viruela del mono

El Distrito Escolar del Condado Clark anunció el viernes que una persona en Palo Verde High School, en el noroeste de Las Vegas, fue diagnosticada con viruela del mono.

 
Video muestra a Marshawn Lynch siendo arrestado bajo sospecha de DUI

El exrunning back de la NFL Marshawn Lynch estaba dormido al volante de su vehículo deshabilitado y olía a alcohol cuando la policía de Las Vegas lo arrestó bajo sospecha de conducir bajo la influencia de sustancias el martes.

 
Retumba tormenta de verano en el valle de Las Vegas

Una tormenta monzónica con fuertes lluvias y relámpagos barrió, relampagueó y abrió su camino a través de gran parte del valle de Las Vegas el jueves por la noche.

Convenio benéfico para mujeres y niños hispanos

El Consulado de México en Las Vegas y la organización Baby’s Bounty firmaron un memorándum de entendimiento que tiene como objetivo brindar apoyo a mujeres y niños hispanos con servicios de salud y recursos destinados para bebés.