93°F
weather icon Clear

El Consejo de Seguridad de la ONU condena el “asesinato atroz” de David Hanes

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó el asesinato “atroz y cobarde” del cooperante británico David Haines a manos del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) y aseguró que este tipo de actos no intimidan a la comunidad internacional, sino que refuerzan su convicción para combatir al grupo yihadista.

“Este crimen es un recuerdo trágico de los peligros crecientes para aquellos que afrontan trabajos humanitarios cada día en Siria”, dijo el comunicado del Consejo, adoptado por unanimidad y que llama al respeto de estos trabajadores en los conflictos.

Los miembros del Consejo señalaron que el crimen vuelve a “demostrar la brutalidad” del Estado Islámico, al que Naciones Unidas considera también “responsable de miles de abusos contra los pueblos sirio e iraquí”.

Por ello, recordó que todas las partes involucradas deben garantizar su protección y evitar cualquier tipo de violencia e intimidación contra ellos.

La declaración del Consejo de Seguridad se suma a la condena unánime con la que la comunidad internacional reaccionó hoy al vídeo en el que puede verse el asesinato de Haines, el tercer rehén de un país occidental cuyo asesinato es mostrado de esta forma por el Estado Islámico en el último mes.

La ONG de Haines, “horrorizada”

Por su parte Acted, la organización no gubernamental (ONG) francesa en la que trabajaba David Haines, dijo estar “horrorizada” por el anuncio de su decapitación por el grupo yihadista Estado islámico, “un asesinato odioso”.

En un comunicado, Acted afirmó estar “profundamente conmocionada y horrorizada por el asesinato odioso de David Haines, que condenamos con la mayor fuerza”.

Más tarde, el director de la ONG, Frédéric Roussel, anunció en una comparecencia ante la prensa que presentarán una denuncia ante la justicia francesa por los delitos de secuestro y asesinato.

Roussel reconoció que el objetivo de ese procedimiento judicial es “que sean juzgados un día” los culpables, aunque admitió que es una iniciativa “simbólica” a la vista de la situación sobre el terreno.

En cualquier caso, se trata de que la ejecución de colaboradores de organismos humanitarios o de periodistas tenga el calificativo de “crímenes contra la humanidad”.

Haines, de 44 años, fue secuestrado hace año y medio cuando trabajaba para Acted en el campo de refugiados de Atmeh, junto a la frontera turca.

La ONG subrayó que todos le apreciaban, “en particular por su generosidad, su compromiso y su profesionalismo”, y agregó que su asesinato atenta contra los principios humanitarios, pero no les desviará de su trabajo con poblaciones que sufren.

La organización concluyó que “este crimen bárbaro no puede quedar impune”.

La ONG quiso unirse al dolor de los familiares del cooperante, antiguo militar, que acababa de integrarse en Acted cuando fue secuestrado.

LO ÚLTIMO