69°F
weather icon Clear

Auge de la vivienda en Las Vegas no ve su fin mientras los precios florecen

Los precios de la vivienda en el sur de Nevada empezaron el año subiendo más rápido que en otros mercados del país, según un nuevo reporte, otra señal de que el “boom” inmobiliario de Las Vegas no está cerca de terminar.

Los precios de la vivienda en el área de Las Vegas subieron en enero un 26.2 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado, en comparación con un aumento del 19.2 por ciento a nivel nacional, según el índice S&P CoreLogic Case-Shiller publicado el martes por S&P Dow Jones Indices.

Entre las 20 áreas metropolitanas incluidas en el reporte, Phoenix encabezó el grupo, con precios que se dispararon un 32.6 por ciento respecto al año anterior.

También es el octavo mes consecutivo en el que los precios de la vivienda en Las Vegas suben más rápido que el promedio nacional, según los datos de Case-Shiller.

Los resultados subrayan el frenesí inmobiliario residencial del sur de Nevada, que lleva más de un año de rápidas ventas, escaso inventario y precios acelerados de casas, apartamentos y terrenos.

Además, los precios de venta siguen subiendo rápidamente a nivel nacional, incluso cuando el aumento de los tipos de interés de las hipotecas aumenta los costos de los préstamos de los compradores, algo que los analistas habían previsto que podría echar un jarro de agua fría al mercado.

“Mercado irracional”

El inesperado auge de la vivienda en Estados Unidos se ha visto impulsado en gran medida por unos tipos hipotecarios mínimos que han permitido a los compradores estirar sus presupuestos.

El índice promedio de un préstamo hipotecario a 30 años en febrero fue del 3.76 por ciento, todavía históricamente bajo, pero superior al 2.81 por ciento del mismo mes del año pasado, según el gigante de la financiación hipotecaria Freddie Mac.

“Con el tiempo, las tasas hipotecarias frenarán los precios de la vivienda, pero hasta ahora no ha sucedido”, dijo Ken Johnson, economista de la Florida Atlantic University’s College of Business, en un comunicado de prensa. “No deberíamos ver aumentos rápidos de los precios a medida que suben los tipos hipotecarios. Es ese tipo de exuberancia el que condujo a pasadas recesiones inmobiliarias”.

Según Johnson, los cazadores de viviendas “deben hacer una pausa si su principal motivación es comprar porque temen que los precios suban aún más”.

“Quizá quedarse donde están ahora y dejar que este mercado irracional se asiente sería una de las mejores decisiones que podrían tomar”, dijo.

Dan Handy, analista de datos económicos del sitio de listados Zillow, dijo el martes en un comunicado que la demanda sigue siendo fuerte y que el recuento de viviendas en venta sigue cayendo a mínimos históricos.

Las ventas se han mantenido elevadas, pero el aumento de los tipos hipotecarios, el rápido incremento del valor de las viviendas y la “feroz competencia por los listados pueden hacer que algunos compradores potenciales se replanteen si van a dar el paso hacia el mercado”, añadió.

“No es sostenible”

En Las Vegas, el mercado se ha mantenido candente este año tras un frenético 2021.

El año pasado, los compradores se llenaron de ofertas y pagaron habitualmente por encima del precio de venta, y el promedio de los precios de reventa subió a nuevos máximos históricos prácticamente cada mes. Los constructores también pusieron a los compradores en listas de espera y, en algunos casos, sortearon nombres para determinar quién podía comprar una vivienda.

El sur de Nevada ha atraído a más personas de fuera del estado de lo habitual durante la pandemia, en medio de la generalización de los acuerdos de trabajo desde casa, ya que los recién llegados a menudo pueden conseguir una casa más grande por menos dinero aquí.

El precio promedio de venta de las viviendas unifamiliares de segunda mano -el grueso del mercado- fue de 450 mil dólares el mes pasado, un 26.8 por ciento más, es decir, 95 mil dólares, que en febrero de 2021, según informó la asociación comercial Las Vegas Realtors (LVR).

“Los precios de las viviendas locales no pueden seguir subiendo tan rápido para siempre”, dijo el presidente de LVR, Brandon Roberts, en un comunicado de prensa a principios de este mes. “Los aumentos que hemos visto en el último año, más o menos, no son sostenibles”.

Los compradores de viviendas no son los únicos que pagan mucho más por los inmuebles residenciales.

Los terrenos residenciales del valle de Las Vegas se vendieron por un promedio de unos 514 mil dólares por acre el año pasado, frente a los 250,900 dólares por acre de 2020, según las cifras de la agencia Colliers International.

Además, la tasa de renta típica del área de Las Vegas subió el mes pasado un 23.3 por ciento respecto al año anterior, según los datos de Zillow, lo que reduce la asequibilidad en un estado con una gran escasez de viviendas de bajo costo.

El economista mayor de Zillow, Jeff Tucker, le declaró recientemente al Review-Journal que los mercados de la vivienda más candentes durante la pandemia han sido regiones relativamente más asequibles, con existencias de viviendas algo más nuevas y grandes.

Las Vegas encaja en esa categoría, aunque, como señaló Tucker, las ciudades pueden hacerse tan populares por sus precios más bajos que su “asequibilidad empieza a desaparecer”.

LO ÚLTIMO