62°F
weather icon Clear

Eddie Ray Routh es hallado culpable en el juicio de “American Sniper”

Eddie Ray Routh es hallado culpable en el juicio de “American Sniper”

Eddie Ray Routh, el exmarine que disparó y mató al Chris Kyle, el francotirador elevado al rango de héroe en EEUU gracias a la taquillera película American Sniper y su amigo, Chad Littlefield, fue condenado a cadena perpetua.

“Esas historias de cerdos asesinos no son más que un montón de tonterías”

Un jurado popular formado por diez mujeres y dos hombres declaró a Routh culpable tras un juicio de dos semanas celebrado en la ciudad de Stephenville, Texas, y en el que el exmarine trató de eludir la condena al argumentar demencia.

Routh fue condenado a cadena perpetua de forma automática tras ser declarado culpable ya que la acusación renunció a pedir la pena de muerte.

El exmarine asesinó a Kyle y Littlefield el 2 de febrero de 2013 en un campo de tiro del norte de Texas cuando estos trataban de ayudarlo con los problemas que sufría tras servir en Irak y en Haití.

La defensa trató de demostrar infructuosamente que Routh cometió los crímenes influenciado por unos delirios propios de la esquizofrenia y el estrés postraumático que sufrió tras su servicio, por lo que el día de los asesinatos no sabía lo que se hacía.

Los miembros del jurado deliberaron el martes tras la novena y última jornada del juicio que se celebró en la ciudad de Stephenville (Texas) y en el que el exmarine se declaró no culpable al argumentar demencia.

Un jurado popular formado por diez mujeres y dos hombres declaró a Routh culpable tras un juicio de dos semanas celebrado en la ciudad de Stephenville, Texas, y en el que el exmarine trató de eludir la condena al argumentar demencia.

Routh fue condenado a cadena perpetua de forma automática tras ser declarado culpable ya que la acusación renunció a pedir la pena de muerte.

El exmarine asesinó a Kyle y Littlefield el 2 de febrero de 2013 en un campo de tiro del norte de Texas cuando estos trataban de ayudarlo con los problemas que sufría tras servir en Irak y en Haití.

La defensa trató de demostrar infructuosamente que Routh cometió los crímenes influenciado por unos delirios propios de la esquizofrenia y el estrés postraumático que sufrió tras su servicio, por lo que el día de los asesinatos no sabía lo que se hacía.

Los miembros del jurado deliberaron el martes tras la novena y última jornada del juicio que se celebró en la ciudad de Stephenville (Texas) y en el que el exmarine se declaró no culpable.

Una difícil deliberación

Tras escuchar a cerca de 30 testigos, los últimos esta mañana, por la tarde fue el turno de la acusación y la defensa para exponer sus argumentos finales.

“Ha llegado el momento de poner fin a la espiral de excusas por su comportamiento criminal”, dijo el fiscal Alan Nash, que representa al estado de Texas en el proceso.

“Ustedes, gente razonable del condado de Erath, saben que esas historias de cerdos asesinos no son más que un montón de tonterías”, afirmó la abogada de la acusación Jane Starnes, en alusión a los delirios que Routh asegura sufrió durante los crímenes.

Ambos ahondaron en el argumento de que su comportamiento psicótico fue causado por el abuso de alcohol y marihuana, por lo que debe ser condenado por sus crímenes.

La defensa, en cambio, recordó que los testigos más cercanos a Routh declararon que la marihuana causaba un “efecto relajante” en el veterano de guerra, por lo que sus problemas mentales tienen causas más profundas.

Routh asesinó a Kyle y Littlefield el 2 de febrero de 2013 en un campo de tiro del norte de Texas cuando estos trataban de ayudarlo con los problemas que sufría tras servir en Irak y en Haití.

La salud mental del acusado ha centrado la disputa entre la defensa y la acusación y determinará la decisión final del jurado sobre la culpabilidad o no del exmarine.

El juicio en Stephenville transcurrió en paralelo al éxito de la taquillera cinta American Sniper, dirigida por Clint Eastwood, inspirada en las memorias que escribió el francotirador y que estuvo nominada a varios premios Oscar.

Kyle sirvió en la “Navy SEAL”, la unidad de élite de la Armada estadounidense, durante la ocupación de Irak, y está reconocido como el francotirador más letal de la historia del país, con 160 muertes confirmadas a sus espaldas.

LO ÚLTIMO