66°F
weather icon Clear

Dificultades en inspecciones a negocios por COVID

Funcionarios de Las Vegas han sido consistentemente incapaces de cumplir con las cuotas semanales auto-impuestas en la realización de inspecciones para asegurar que los negocios cumplan con las directrices de salud pública, según los datos.

La ciudad ha fallado en su meta durante al menos seis semanas consecutivas, con los funcionarios de la ciudad alegando que ha sido difícil encontrar el personal para visitar suficientes establecimientos. Y aunque la ciudad ha incrementado su número de inspecciones en el último mes, se queda corta cada semana por cientos de chequeos.

Los resultados retrasados llegan en un momento en que las infecciones de coronavirus y las hospitalizaciones están aumentando en Nevada y mientras el gobernador Steve Sisolak pide a los gobiernos locales que intensifiquen la aplicación de la ley en medio de un periodo crítico para el estado que informó su decisión del domingo de emitir restricciones más duras durante tres semanas.

“Ha sido un desafío”, dijo el jueves el gerente de la ciudad Jorge Cervantes, antes de añadir, “tenemos la intención de asegurarnos de que cumplimos con nuestro requisito”.

Pero el no haberlo hecho hasta ahora también diferencia a la ciudad de otros gobiernos del sur de Nevada que han cumplido rutinariamente sus propios compromisos.

La presidenta de la Comisión del Condado Clark, Marilyn Kirkpatrick, dijo este mes que los funcionarios de la región están ahora más preocupados por tratar de reducir las congregaciones en lugares ilegales, en las instalaciones de banquetes, en las casas de Airbnb y en otros lugares.

“Cuanto más podamos cumplir con nuestra cuota, mejor”, indicó. “No queremos que las cosas se nos vayan de las manos y si no estás ahí fuera, no sabrás lo que está pasando”.

Socios en plan

Las cuotas fueron acordadas cerca del final del verano por el condado, Las Vegas y otras cuatro ciudades que juntas forman la Organización de Recuperación Regional del Sur de Nevada. Los objetivos fueron aprobados por el comando estatal sobre el coronavirus a mediados de septiembre como parte del componente de aplicación de la ley en el plan de mitigación de crisis de la región.

Dos semanas antes, Kirkpatrick se presentó ante el Ayuntamiento de Las Vegas para instar a todas las ciudades y al condado a colaborar en la aplicación de la ley. Al hacerlo, comentó, la región podría ilustrar al estado su capacidad para manejar localmente a los malhechores y también que estaba lista para que el estado retirara las restricciones.

El condado y las ciudades establecieron una cuota colectiva: inspeccionar 750 empresas por día y dividir la responsabilidad entre los gobiernos basándose proporcionalmente en el número de empresas dentro de cada jurisdicción. En el Condado Clark, por ejemplo, la cuota diaria es de 322 inspecciones. Para la mucho más pequeña ciudad de Boulder, son ocho.

En Las Vegas, la cuota es de 278, o mil 946 por semana.

Pero la contabilidad de las inspecciones semanales muestra lo lejos que han estado los esfuerzos de la ciudad: Durante una semana a mediados de octubre, la ciudad visitó sólo la mitad de los negocios que acordó.

En “amarillo”

La ciudad informó de 975 a mil 375 inspecciones cada semana en octubre. Se mantuvo por debajo del objetivo este mes, aunque sus visitas semanales aumentaron constantemente de mil 280 a mil 517.

Sólo Mesquite y Boulder City también perdieron cuotas durante el mismo periodo. En Boulder City fueron dos veces. Por lo demás, los gobiernos del sur de Nevada han superado sus objetivos individuales, lo que ha mantenido el promedio regional por encima del objetivo colectivo.

Kirkpatrick señaló este mes que el aumento de las inspecciones en otros lugares, sin embargo, no afectan a los problemas que puedan existir en Las Vegas, donde las tasas de inspección más bajas han producido otro impacto, también: Sin que todas las jurisdicciones cumplan sus cuotas, la organización regional de recuperación ha autoevaluado sus esfuerzos de aplicación de la ley como si estuvieran en “amarillo”.

Fue la única de las seis medidas, incluyendo la capacidad hospitalaria y el acceso al equipo de protección personal, que el grupo informó al estado la semana pasada como que no estaba en “verde”.

Kirkpatrick, que representa a los condados urbanos en un panel asesor de COVID-19 a nivel estatal, mencionó que cree que la autoevaluación es tomada en serio por la oficina del gobernador como un documento de trabajo que cuenta una historia más amplia al estado sobre la situación de cada jurisdicción.

“Estás amenazando la economía de Nevada”

La gran mayoría de las empresas visitadas en la región han seguido las directrices de salud pública, como el distanciamiento social y el uso de cubrebocas. Los líderes regionales informaron al estado la semana pasada de un 97.7 por ciento de cumplimiento entre los más de 115 mil lugares visitados en el sur de Nevada desde el 21 de marzo, superando su objetivo del 95 por ciento.

Menos de mil negocios habían recibido una advertencia verbal, 396 recibieron avisos de violaciones y 74 fueron sujetos a suspensiones de emergencia, según el informe.

Cuando Sisolak el 10 de noviembre emitió un pedido a los nevandenses para que se quedaran en casa durante dos semanas, advirtiendo que el aumento de los casos de coronavirus podría obligarlo a “tomar medidas más fuertes”, también instó a los gobiernos locales a intensificar las medidas de aplicación de la ley y a coordinarse entre sí.

“Sé que la mayoría de nuestras empresas están haciendo un gran trabajo, pero para las que no lo están, están amenazando la economía de Nevada en este momento crítico”, comentó, añadiendo que no quería que las empresas sufrieran con los cierres debido a las actividades de unos pocos.

Los gobiernos locales realizaron casi 600 inspecciones más que la semana anterior, según los datos, siguiendo la dirección de Sisolak.

LO ÚLTIMO
La UNLV desarrolla prácticas de filosofía con niños en edad preescolar

En el preescolar conjunto de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV) y Consolidated Students of UNLV (CSUN), los estudiantes universitarios ayudan a los niños a explorar sus mentes a través de la filosofía mientras se divierten.