93°F
weather icon Clear

Coronavirus complica las decisiones de los padres sobre campamentos de verano

Mary Beth Zentner y Jonathan Tuala esperaban estrenar su Campamento de Teatro en el Centro Downstage este verano para niños de primero a 12º grado.

Entonces el coronavirus, como un villano con bigote en un viejo melodrama, puso sus planes patas arriba.

Pero después de una rápida edición, el espectáculo continuará con el campamento de verano de teatro en vivo de la pareja, que ahora tomará la forma de un campamento virtual. Es sólo uno de los campamentos de verano del valle que han sido renovados, cancelados o alterados de alguna manera debido a la pandemia.

Los oficiales del campamento aquí dicen que la demanda sigue siendo fuerte, pero las pautas de reducción de multitudes y distanciamiento social han reducido a la mitad el número de plazas disponibles en los campamentos de la zona, y los campistas en general encontrarán protocolos diferentes a los que están acostumbrados.

Por otro lado, la diversidad de los campamentos sigue siendo amplia, con temas que van desde la recreación hasta la ciencia y la tecnología. Elise Silva llevará a cabo su sexto campamento anual de verano de Ingeniería para Niños (Engineering For Kids) en Las Vegas este año.

“Tuvimos algunas personas que nos llamaron para asegurarse de que estábamos llevando a cabo el programa”, comentó Silva, quien es dueña del campamento con su esposo, Leo. La sesión de este verano tendrá clases de ocho a 12 contra las habituales de 18 a 24. Las superficies serán desinfectadas regular y rigurosamente, el trabajo individual reemplazará a los proyectos grupales, el equipo no será compartido y, por primera vez, se ofrecerán sesiones virtuales.

Sin embargo, las inscripciones para el campamento en vivo comenzaron en febrero y algunos padres han cancelado. “No les pregunto por qué lo cancelan”, asevera Silva, pero algunos padres citaron el miedo por el coronavirus, mientras que otros mencionaron la escasez de dinero.

Debido a que es la primera temporada del Campamento de Teatro del Centro Downstage, Zentner comentó que ella y Tuala no sabían qué esperar. Pero al primer grupo de clases del campamento del lunes asistieron 21 estudiantes en tres sesiones que iban desde estudiantes de primaria hasta la preparatoria, y eso fue más de lo que Zentner esperaba.

Al principio, la eliminación de las clases en vivo fue “deprimente”, expresó Zentner. “Sabíamos que había una necesidad de ello, pero simplemente no iba a suceder”.

La mayor incógnita de este año ha sido “cuántos padres quieren que sus hijos vayan a un ambiente con otros niños”, resalta. “Hay demasiadas cosas que son desconocidas sobre el virus”.

Algunos campamentos no sobrevivieron a la pandemia. El Hospicio Nathan Adelson habría llevado a cabo la 38ª edición de su campamento infantil el pasado fin de semana en el Monte Potosí. Pero, menciona Jennifer Mauceri, directora de lo que ahora se llama Camp Erin, el cierre del coronavirus y la incertidumbre que siguió provocó la cancelación del evento de este año.

Hasta el 15 de marzo, el hospicio había recibido reservaciones para 33 de las 50 plazas disponibles en el campamento, reveló Mauceri. Luego vino la orden de quedarse en casa, “y varios de los padres comenzaron a llamar durante el mes siguiente (con) preguntas y preocupaciones”.

Así que, en lugar de acampar en el bosque durante un fin de semana, los campistas de este verano recibirán un kit de “campamento en una caja” que contiene materiales (tableros de memoria, diarios y más) que habrían utilizado en el campamento, señala Mauceri, así como invitaciones a asesoramiento virtual y personalizado.

La ciudad de Las Vegas está reemplazando su tradicional programa de campamento de verano por la Academia de Verano Vegas Strong, que ofrecerá programas académicos y recreativos en cinco centros comunitarios. Las sesiones comienzan el lunes para niños de seis a 13 años, y una academia para niños de tres a cinco años se ofrecerá en el Centro Comunitario Mirabelli.

Los campamentos del Condado Clark abrieron esta semana en siete centros comunitarios y de recreación. Rich Mueller, coordinador de información pública de Parques y Recreación del Condado Clark, declaró que los cambios relacionados con el coronavirus incluyen controles de temperatura de entrada, que se pida a los padres que llenen un cuestionario de bienestar cada día y no se harán viajes de estudio.

Los niños también pasarán el día en grupos de ocho o menos y no participarán en actividades comunales.

Averiguar cómo crear y mantener un ambiente de campamento seguro ha sido el principal desafío de este año, consideró Neil Popish, director del programa del Centro Comunitario Judío del Sur de Nevada. Los directores de los campamentos “no están seguros de qué hacer y la gente tiene miedo de tomar una decisión precipitada demasiado rápido”.

Así que la organización está ofreciendo campamentos virtuales, incluyendo un campamento de Mad Science y uno especializado en Legos, subrayó Popish. “Lo que hemos hecho es tratar de proporcionar alternativas para la gente que no se siente 100 por ciento cómoda enviando a sus hijos a campamentos de verano regulares”.

Los detalles aún seguían trabajándose esta semana para el Campamento de Verano en el Campus Adelson, señaló Matt Boland, director de comunicaciones y marketing. El campamento es para niños de dos a 10 años, pero este año también se pueden añadir para niños de hasta octavo grado, en tecnología, natación o escritura, agregó.

Gran parte de la planificación de este verano ha girado en torno a cómo incorporar las directrices contra el coronavirus en los campamentos, aseveró. “Afortunadamente nuestro campus es una verdadera ventaja. Tenemos mucho espacio y nos extendemos y mantenemos las aulas muy reducidas”.

Algunos padres también parecen tomar tiempo extra este verano para decidir en un campamento, mencionó Boland. “Sólo necesitan sentirse seguros y protegidos”.

Pero su apreciación del valor que el campamento puede ofrecer a un niño nunca estuvo en duda.

“Hicimos una encuesta preguntando, ‘¿está interesado?’ y recibimos como 150 respuestas: “Sí. Enseguida. ¿Cuándo? ¿Hoy? ¿Mañana?” concluyó Boland. “Eso nos sorprendió”.

LO ÚLTIMO