109°F
weather icon Clear

Constructor de Las Vegas compra un campo de golf cerrado y proyecta 1,600 viviendas

Un constructor de viviendas de Las Vegas adquirió la propiedad de un campo de golf ya cerrado, con planes de construir más de 1,600 viviendas.

Touchstone Living cerró la compra del Royal Links Golf Club por 33.7 millones de dólares el 23 de diciembre, según los registros de la propiedad.

El último día para jugar golf en Royal Links, una propiedad de aproximadamente 162 acres a lo largo de Vegas Valley Drive, a una milla al este de Nellis Boulevard, fue el 17 de diciembre, según un mensaje en su sitio web.

Los equipos de trabajo empezaron a retirar el campo a principios de año, dijo esta semana el fundador de Touchstone, Tom McCormick.

La extensa urbanización de Touchstone aportaría viviendas de menor precio a un mercado que aceleró el año pasado con rápidas ventas y precios récord, todo ello mientras se pavimenta un campo de golf que fue propiedad del apostador deportivo Bill Walters y que estuvo inmerso en la polémica hace años.

McCormick dijo que sus planes prevén 1,298 viviendas -todas ellas adosadas de dos pisos- en la sección principal de 130 acres de Royal Links, al sur de Vegas Valley Drive, así como 25 acres de parques en el lugar.

El campo de golf se eliminará por fases, y los árboles de la propiedad se están reubicando en el perímetro de la nueva comunidad, dijo.

McCormick dijo que también pretende construir 320 viviendas en la sección de 32 acres de Royal Links al norte de Vegas Valley Drive, aunque sus planes de urbanización para esa parte del campo no han sido finalizados.

El fundador del Scottsdale Golf Group, Shelby Futch, cuya empresa operaba Royal Links, vendió el campo al promotor, según los registros.

No respondió a una solicitud de comentarios.

Precios elevados

En general, los promotores inmobiliarios pueden ofrecer precios más bajos si apiñan más unidades en el terreno de un proyecto. Pero en general, las viviendas de nueva construcción con precios entre 200 mil y 300 mil dólares son casi “inexistentes” en el sur de Nevada, ya que los costos del terreno, la mano de obra y los materiales se dispararon, dijo McCormick.

El año pasado, solo el 2.3 por ciento de las ventas netas de viviendas nuevas -contratos recién firmados menos las cancelaciones- se produjeron en comunidades con un precio base promedio en el rango de los 200 mil dólares, según Home Builders Research, con sede en Las Vegas.

En general, el precio promedio de venta de las viviendas unifamiliares de nueva construcción en el sur de Nevada fue de 469,898 dólares en noviembre, un 17.8 por ciento más que un año antes, mientras que los condominios y casas adosadas nuevas se vendieron por un precio promedio de 342,495 dólares, un 24.5 por ciento más, reportó la empresa.

Los vecinos de Royal Links incluyen muchas viviendas y una planta de tratamiento de aguas residuales adyacente propiedad de la ciudad. Según una carta de junio de 2020 del ahora administrador municipal Jorge Cervantes, la ciudad de Las Vegas gastó casi 150 millones de dólares “para reducir o eliminar los olores” de la planta de tratamiento de aguas residuales.

En una entrevista realizada el pasado otoño, McCormick dijo que imaginaba que habría “cierta resistencia” por parte de los posibles compradores a vivir cerca de la planta, pero también señaló que la ciudad había “hecho un gran empleo para remediarlo” y que hay “mucha demanda en ese extremo de la ciudad”.

Un pasado rocoso

El proyecto de Touchstone marca un nuevo capítulo para una propiedad con una historia volátil.

En 1999, Walters compró a la ciudad de Las Vegas el terreno entonces vacío por 894 mil dólares. El acuerdo incluía una restricción en la escritura que impedía cualquier cosa que no fuera un campo de golf en el terreno, dada su ubicación junto a una planta que, solo en 1993, provocó 1,400 quejas por olores, según los registros de la ciudad.

El campo de 18 hoyos se inauguró en 1998. Pero en medio del frenesí de la burbuja inmobiliaria de Las Vegas, Walters ofreció a la ciudad 7.2 millones de dólares en 2005 para levantar la restricción de la escritura y permitir la urbanización residencial.

El Ayuntamiento aprobó el levantamiento de la restricción en otoño de 2005, pero anuló el voto dos semanas después, después de que el entonces fiscal general de Nevada, George Chanos, declarara que su oficina tenía previsto investigar asuntos relacionados con la propiedad, incluida su venta y el proceso de levantamiento de la restricción de la escritura.

Según un memorando de la ciudad de entonces, el ex jefe de obras públicas Richard Goecke violó los protocolos de licitación o de gastos en múltiples ocasiones entre 1996 y 1998 en relación con la adquisición de Walters, informó el Review-Journal.

Una investigación de la policía de Las Vegas determinó que Goecke “cometió actos que probablemente eran de naturaleza delictiva”, pero el entonces fiscal David Roger determinó que no se podían presentar cargos penales porque el plazo de prescripción había expirado, según los reportes.

Chanos también emitió un reporte que alegaba “un patrón consistente de favoritismo político y financiero concedido a las entidades comerciales del señor Walters por la ciudad de Las Vegas”.

Walters no fue acusado de cometer infracciones.

Finalmente, Royal Links siguió siendo un campo de golf, y Futch adquirió la propiedad en 2016, según los registros.

Walters, por su parte, fue detenido en 2016 por cargos de uso de información privilegiada. Declarado culpable en 2017 y condenado a cinco años de prisión, fue puesto en libertad en 2020 en una prisión federal de Florida para cumplir el resto de su condena en régimen de reclusión domiciliaria, según los informes.

El último día de su mandato, el entonces presidente Donald Trump indultó a Walters, uno de los 143 indultos y conmutaciones de penas, según informaron entonces funcionarios de la Casa Blanca.

LO ÚLTIMO
¿Qué tan limpia es el agua de Las Vegas?

El distrito de aguas del valle de Las Vegas declaró haber realizado 320 mil análisis de más de 55 mil muestras de agua del Lago Mead y otros embalses de almacenamiento.