93°F
weather icon Clear

AMLO desafió a Biden y pide poner fin a una actitud de “abandono” y “desdén” hacia América Latina y el Caribe

CIUDAD DE MÉXICO — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desafió al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a poner fin a una actitud de “abandono” y “desdén” hacia América Latina y el Caribe cuando los dos líderes se reunieron, lo que significó una brusca apertura de la Cumbre de Líderes Norteamericanos.

Los comentarios contrastaron con la muestra pública de afecto entre López Obrador y Biden poco antes, cuando sonrieron, se abrazaron y se dieron la mano para las cámaras. Pero una vez que los dos se sentaron en una sala ornamentada en el Palacio Nacional, flanqueados por delegaciones de altos funcionarios, las tensiones no tardaron en salir a la superficie.

La mayor parte del trabajo de la cumbre se manejará cuando los dos líderes y el primer ministro canadiense Justin Trudeau sostengan horas de conversaciones. La migración, tanto legal como ilegal, y la seguridad fronteriza serán temas clave.

López Obrador desafió a Biden a mejorar la vida en toda la región y le dijo que “tienes la llave en la mano”. “Este es el momento de que tomemos la determinación de acabar con este abandono, este desdén y este olvido de América Latina y el Caribe”, dijo.

También se quejó de que demasiadas importaciones provienen de Asia en lugar de ser producidas en las Américas. “Nos preguntamos, ¿no podríamos producir en Estados Unidos lo que consumimos?”, dijo. “Por supuesto”.

Biden respondió defendiendo los miles de millones de dólares que Estados Unidos gasta en ayuda exterior en todo el mundo y dijo que “lamentablemente, nuestra responsabilidad no termina en el hemisferio occidental”. Y se refirió a las muertes en EE.UU. por fentanilo, una droga que cruza la frontera desde México.

Si bien ambos hombres se comprometieron a trabajar juntos, fue un intercambio notablemente agudo, en plena exhibición ante los periodistas. Se reunieron en privado durante aproximadamente una hora antes de cenar con Trudeau y sus esposas.

La reunión se lleva a cabo la mayoría de los años, aunque hubo una pausa mientras Donald Trump era presidente de los Estados Unidos. A menudo se la llama la “Cumbre de Los Tres Amigos”, una referencia a los profundos lazos diplomáticos y económicos entre los países, pero han surgido nuevas tensiones.

Los tres países están luchando para manejar la afluencia de personas que llegan a América del Norte y tomar medidas enérgicas contra los contrabandistas que se benefician de persuadir a los inmigrantes para que hagan el peligroso viaje a los EE.UU.

LO ÚLTIMO