78°F
weather icon Clear

Administradores del CCSD abordan la violencia escolar en el Condado Clark

La Junta Escolar del Condado Clark escuchó el jueves por la noche una presentación sobre la violencia escolar, un tema que ha estado atrayendo la preocupación de la comunidad en medio de las peleas en los campus.

En la agenda de la reunión, la presentación de “solo información” fue etiquetada como referente a “un ambiente de aprendizaje y trabajo seguro”.

El superintendente Jesús Jara dijo que no tolera lo que está sucediendo con los estudiantes y el personal con actos violentos y que el distrito tomará medidas.

Los niños tampoco pueden estar en las calles, dijo, señalando la importancia de servicios comunitarios.

Jara dijo que se reunirá con los directores de las preparatorias la próxima semana, tal como lo solicitaron.

El distrito debe atender las necesidades de los niños, así como la seguridad del personal para que puedan enseñar, dijo.

Esta semana, Desert Oasis High School fue cerrada dos días consecutivos. El jueves, múltiples peleas dieron lugar al arresto de un hombre y un menor, y a nueve sanciones a menores.

El mes pasado, un video publicado en internet mostraba a un estudiante de Las Vegas High School -que fue multado por agresión- dando múltiples puñetazos a un compañero durante clases.

La Junta Escolar votó 4-3 el mes pasado para solicitar una presentación sobre la violencia escolar para la reunión del jueves. Las fideicomisarias Katie Williams, Lola Brooks y Evelyn García Morales votaron “no”.

Algunas fideicomisarias dijeron el mes pasado que la petición era demasiado amplia o poco clara. Y muchos dijeron que querían que se programaran reuniones comunitarias sobre el tema.

Los funcionarios de la junta se reunirán para crear una propuesta de reuniones comunitarias y ese plan está programado para llegar a la junta completa el 24 de marzo para una posible votación.

Durante una presentación el jueves, el jefe de la policía escolar, Henry Blackeye, dijo que el lema del departamento es “prevenir antes de aprehender” y que la Asociación de Justicia Escolar del Condado Clark encaja bien con eso.

El departamento siempre ha abordado los delitos menores no violentos y de bajo nivel a través de medios alternativos, dijo Blackeye.

La asociación de justicia, anunciada por el distrito en 2018, tiene como objetivo mantener a los niños que tienen una infracción menor fuera del sistema de justicia juvenil manejando la disciplina a través de prácticas alternas.

El propósito es reducir el conducto que va de la escuela a la cárcel y minimizar los casos de educación interrumpida, dijo Brigid Duffy, co-presidenta de la asociación y jefa de la división juvenil de la oficina de fiscalía del distrito del Condado Clark.

Duffy dijo que lo que está viendo con los casos de menores que llegan es que la violencia es más intensa, que falta empatía y que hay una falta de respeto por los que tienen roles de liderazgo.

Gran parte de lo que está llegando es un problema de salud mental, dijo.

En cuanto a la policía escolar, este año se han confiscado 23 armas de fuego en los campus, según la presentación.

El departamento notó un aumento en los incidentes de uso de la fuerza en los campus y determinó que necesitaba actualizar su política y proporcionar más capacitación de desescalada a los oficiales, dijo el teniente de la policía escolar Bryan Zink.

Desde entonces, el departamento ha visto una drástica disminución en el uso de la fuerza sobre los estudiantes, dijo.

Este año escolar se han reportado 76 usos de la fuerza. De ellos, 51 fueron despliegues de spray pimienta, dos fueron despliegues de Taser y el resto fueron físicos.

Blackeye también dijo que el 75 por ciento de los agentes han recibido capacitación en equipos de intervención en crisis y el objetivo es llegar al 100 por ciento para el final del año calendario.

La policía escolar recibió 6,154 llamados al servicio con reportes de actos violentos desde el primer día de clases, el 9 de agosto de 2021, hasta el 9 de febrero, según los materiales de la reunión en internet.

De esos llamados, solo unos 1,500 resultaron en una disposición de arresto, una sanción o se tomó un reporte policial.

Este año escolar, las categorías con mayor número de llamados fueron 2,487 por “acoso/amenaza”, 1,469 por una pelea y 1,428 por asalto o agresión.

De las peleas reportadas en lo que va del año escolar, 32 resultaron en arrestos y 317 en sanciones, según la presentación.

En enero, el departamento recibió 405 llamados al servicio por actos violentos, un número significativamente menor que en años anteriores. La policía escolar recibió 707 llamados durante el mismo mes en 2020, 600 en 2019, 484 en 2018 y 710 en 2017.

Este año escolar, el distrito reanudó los registros aleatorios de armas en las preparatorias, así como las revisiones aleatorias en las aulas usando unidades K-9.

Comentarios de la Junta y de las fideicomisarias

La fideicomisaria Danielle Ford dijo que quiere centrarse en las cosas que suceden ahora, citando los incidentes de esta semana en Desert Oasis, que está en su zona de fideicomiso.

“¿Cómo podemos ayudar a esa escuela en este momento?”, dijo.

Ford dijo que la frase “educación rigurosa” se usó en la conversación sobre la violencia escolar, pero no cree que eso tenga cabida en la discusión.

Aunque es un tema importante, dijo que no puede imaginar que un estudiante cite la falta de una educación rigurosa como razón para un comportamiento violento, señalando que las razones podrían ser más bien la falta de apoyo de los adultos o de conexión.

“Debemos centrarnos en el estudiante en su totalidad”, dijo.

La fideicomisaria Lola Brooks dijo que han sido un par de años difíciles y que las tensiones han aumentado. Además, muchos alumnos han retrocedido en sus habilidades sociales y eso se nota, añadió.

Obviamente, todo el mundo se preocupa por la seguridad escolar, dijo, pero también señaló que no es un asunto que se vaya a resolver en una política.

Está claro que no hay una falta de compromiso o de intento, dijo Brooks.

Las luchas por la salud mental y el estrés continuo se están extendiendo a las aulas, dijo, y añadió que los problemas existen en la comunidad y las escuelas los heredan.

El distrito escolar no puede resolver todos los problemas por sí mismo, dijo Brooks.

Marie Neisess, presidenta del sindicato de maestros de la Asociación de Educación del Condado Clark, dijo que ha sido contactada por muchos educadores que están preocupados por la violencia en las aulas.

“Las peleas en las escuelas no son nuevas”, dijo. “Sin embargo, la intensidad de las peleas que estamos viendo es muy alarmante”.

Los problemas comienzan en la escuela primaria, donde es necesario contar con proveedores de salud mental, dijo Neisess.

Pero ahora se pide a los trabajadores sociales y a los consejeros que sustituyan en las aulas, dijo, y se preguntó cómo puede el distrito hacer frente a las situaciones si no se da a los estudiantes las herramientas para tener éxito.

La violencia que está ocurriendo es completamente inaceptable y es necesario unirse para encontrar una solución, dijo Neisess.

La profesora de preparatoria Elizabeth Adler dijo que muchas escuelas han invertido gran cantidad de tiempo en la capacitación de los maestros y el personal, y se ha gastado mucho dinero en la contratación de agencias externas para la disciplina y el manejo del comportamiento.

Incluso con esos apoyos en su lugar, hay una lucha con el comportamiento en el campus, dijo, incluyendo a los estudiantes que tienen poco o ningún respeto por la autoridad.

Denese Hurt dijo que su nieto, que está en secundaria, intervino después de que un grupo de ocho estudiantes se abalanzara sobre un compañero tras bajarse de un autobús escolar. Sucedió, dijo, después de que un estudiante anunciara por el sistema de micrófonos del autobús que un niño estaba enamorado de un compañero del mismo sexo.

Dijo que su nieto tiene una lesión en el ojo. También que su nieta ha sido asaltada por los mismos niños de la misma escuela.

Kathia Sotelo, organizadora del “Youth Power Project”, dijo que si el distrito quiere reducir la violencia en las escuelas, necesita clases más pequeñas. Las clases grandes conducen a un ambiente disruptivo, dijo.

Suspensiones y expulsiones de estudiantes

Las fideicomisarias también escucharon una presentación sobre las cifras de suspensiones y expulsiones de estudiantes. Se alineó con el plan estratégico “Focus: 2024” del distrito.

La presidenta de la junta, Irene Cepeda, dijo que quería aclarar que las métricas presentadas son puntos de datos que la junta está monitoreando para hacer un seguimiento del progreso hacia las metas y que no son holísticos de todo el asunto.

Durante el semestre de otoño, 11,882 estudiantes fueron suspendidos, un poco más que los 11,426 del otoño previo a la pandemia. Pero las cifras bajaron en comparación con las 12,631 suspensiones durante el otoño de 2018.

Durante el otoño de 2020 -cuando el distrito operaba al 100 por ciento a distancia debido a la pandemia- solo 271 estudiantes fueron suspendidos.

El superintendente adjunto John Anzalone dijo que hubo algunos puntos brillantes con los objetivos de suspensión de estudiantes para el semestre de otoño. La tasa del distrito fue inferior a sus objetivos para casi todos los grupos de estudiantes, excepto entre los estudiantes afroamericanos.

Hay mucho trabajo por hacer con respecto a la tasa de suspensión de los estudiantes afroamericanos y los datos son claros, dijo.

Las cifras presentadas a la junta muestran una tasa de casi 105 por cada mil estudiantes afroamericanos suspendidos en otoño. El objetivo del distrito era de unos 82 por cada mil.

El número de expulsiones discrecionales de estudiantes descendió drásticamente en los últimos años, según los datos presentados a las administradoras.

En total, 390 estudiantes fueron expulsados, lo que supone un descenso respecto a los 412 del otoño de 2019, los 630 del otoño de 2018 y los 855 del otoño de 2017. Solo 23 estudiantes fueron expulsados en otoño de 2020 durante la enseñanza a distancia.

En cuanto a las explosiones discrecionales durante el semestre de otoño, la tasa fue menor que el objetivo del distrito para todos los grupos de estudiantes, excepto para los estudiantes nativos de Hawái y de las islas del Pacífico, que estuvo “un poco por encima del objetivo”, dijo Anzalone: dos por cada mil estudiantes en comparación con el objetivo del distrito de 1.9.

Sin embargo, algunos comentaristas públicos dijeron que consideraban que los datos estaban seleccionados y no reflejaban lo que realmente estaba ocurriendo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
Nuevas amenidades en el este de Las Vegas

El Ayuntamiento de Las Vegas ha presentado nuevas amenidades en el parque Gary Reese Freedom, ubicado en una zona de alta población hispana. Estas consisten en cuatro nuevas canchas para la práctica del fútbol soccer en espacios reducidos, modalidad que también se conoce como fútbol rápido.

La polémica por el derecho al aborto en Nevada

La inédita filtración de un borrador de documento de la Corte Suprema de Justicia escrito por el juez Samuel Alito, que podría eliminar el derecho al aborto en Estados Unidos, continúa generando todo tipo de reacciones de protesta y de apoyo, y Nevada no es la excepción.

Ucrania trabaja para sacar a los últimos combatientes de Mariupol

Cientos de combatientes ucranianos que defendían el último reducto de Mariupol fueron evacuados a zonas controladas por los separatistas respaldados por Rusia y los funcionarios trabajaron el martes para sacar al resto.

Aprueba FDA la vacuna de refuerzo de COVID para niños sanos de cinco a 11 años

Los organismos reguladores de Estados Unidos autorizaron el martes una dosis de refuerzo contra COVID-19 para los niños sanos de cinco a 11 años, con la esperanza de que una dosis adicional de la vacuna mejore su protección a medida que las infecciones están volviendo a aumentar.

Titus lucha contra demócratas y republicanos tras redistribución del Distrito 1

Los demócratas de Nevada en el recién trazado Distrito 1 del Congreso podrán elegir entre dos candidatas progresistas en la papeleta, la representante Dina Titus, decana de la delegación federal del estado en Washington, y la activista liberal Amy Vilela.