93°F
weather icon Clear

Actualiza el Distrito de Salud la orientación sobre las pruebas de COVID-19

Algunos operadores de casinos afirman que los empleados con COVID-19 deben dar negativo antes de volver a trabajar.

Resulta que eso puede no ser tan necesario.

El miércoles, el Distrito de Salud del Sur de Nevada declaró que ya no recomienda que las personas que den positivo a la prueba de COVID-19 se vuelvan a hacer la prueba. Esto se aplica a los negocios que requieren que los empleados sean examinados de nuevo antes de volver a trabajar.

La actualización de la guía llegó cuando el sistema de pruebas del estado se ha visto abrumado por el aumento de casos de COVID-19.

La nueva guía del distrito de salud indica que aquellos que tuvieron síntomas de COVID-19 pueden descontinuar el auto-aislamiento después de que hayan pasado al menos 10 días desde que comenzaron los síntomas, al menos 24 horas desde la desaparición de la fiebre sin tomar medicamentos para reducirla, y siempre que haya habido una mejora en otros síntomas.

La nueva orientación está en consonancia con la de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), que se basa en investigaciones que demuestran que las personas infectadas suelen dejar de ser infecciosas después de 10 a 20 días, dependiendo de la gravedad de su enfermedad.

Los CDC señalan que la mayoría de los empleados deben considerarse no infecciosos 10 días después de la aparición de sus síntomas y deben recibir autorización para volver a sus trabajos. Para aquellos que eran asintomáticos, la liberación del aislamiento es de 10 días a partir de la fecha de confirmación de la prueba, y aquellos que tuvieron un caso grave o están gravemente inmunocomprometidos, pueden necesitar aislarse hasta 20 días después de la aparición de los síntomas.

Brian Labus, epidemiólogo en la UNLV y miembro del equipo de asesoría médica del gobernador, enunció que este método es una forma mucho más fácil de devolver a los empleados infectados a trabajar de forma segura y pone menos presión en el sistema de pruebas del estado.

Seguir esta orientación es “más fácil, más rápido y tan seguro” como identificar resultados negativos en las pruebas, comentó Labus, especialmente desde que un informe en mayo de Johns Hopkins Medicine encontró que el 20 por ciento de las pruebas de COVID-19 tomadas ocho días después de la infección producen un negativo falso.

La tasa de falsos negativos era incluso mayor si la prueba se tomaba poco después de la infección, según el informe.

“Demasiadas pruebas cargan nuestro sistema de pruebas. Ese es el tipo de cosas que animamos a la gente a no hacer”, subrayó Labus. “En realidad no es necesario en la mayoría de las situaciones. Sólo hay que dar a la gente el tiempo suficiente para eliminar la infección”.

El vocero de Boyd Gaming Corp., David Strow, comentó que la compañía sigue las directrices de los CDC. Los empleados de Boyd infectados esperan al menos 10 días después de la aparición de los síntomas y 24 horas después de la aparición de la fiebre antes de poder volver al trabajo.

El miércoles por la mañana, el vocero de Wynn, Michael Weaver, dijo que la compañía exige a los empleados que muestren confirmaciones de una prueba negativa para volver a trabajar. Añadió que la prueba debe hacerse no antes de siete días después de la prueba positiva y agregó que Wynn paga hasta 14 días de licencia por enfermedad a los empleados que den positivo.

Weaver no respondió a una solicitud de comentarios después de que el distrito de salud actualizara sus directrices.

Las Vegas Sands Corp. aplicó pruebas a todo el personal antes de que los centros turísticos de Nevada reabrieran, y ahora emite pruebas al personal en puestos de primera fila y a “muchos empleados de terceros” mensualmente; también ofrece a todo el personal la opción de hacerse pruebas mensualmente. Las pruebas también están disponibles para los empleados que reporten síntomas de COVID-19, o aquellos que se sospeche que pudieron haber estado expuestos al COVID-19 a través del rastreo de contactos.

“Desde su apertura, la compañía continúa cumpliendo o excediendo todas las recomendaciones adicionales del Distrito de Salud del Sur de Nevada”, confirmó el vocero de la compañía, Keith Salwoski. Se negó a comentar si los empleados con COVID-19 positivo tendrían que confirmar una prueba negativa antes de volver al trabajo.

Las Vegas Review-Journal / El Tiempo es propiedad de la familia del presidente y CEO de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson. Las Vegas Sands Corp. opera Venetian y Palazzo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Las fallas de supervisión del condado no empezaron con Robert Telles

El subdirector del Condado Clark, que no logró detener dos años de agitación en la oficina del administrador público antes del asesinato del reportero de Review-Journal, estaba a cargo de otros tres departamentos en los que la organización de noticias expuso problemas de acoso, corrupción o mala conducta grave.

Sisolak vs. Lombardo: Sus planes de vivienda asequible

Nevada ocupa el último lugar del país en cuanto a número de unidades de renta asequibles y disponibles, según la Coalición Nacional de Vivienda de Bajos Ingresos. Hay una escasez de 79,835 viviendas en renta asequibles y disponibles para los inquilinos de ingresos extremadamente bajos.

El ascenso y la caída de los Oath Keepers, nacidos en Las Vegas

Para Stewart Rhodes y Oath Keepers, una organización extremista nacida en el sur de Nevada, el enfrentamiento de 2014 con las autoridades policiales frente al rancho de Cliven Bundy en Bunkerville fue una oportunidad para dar la campanada dentro del movimiento antigubernamental.

Consideran ‘errático, hostil y abusivo’ al director del NDOC

El director del Departamento de Correccionales de Nevada, Charles Daniels, ha sido acusado por el personal de la prisión estatal de comportamiento “errático, hostil y abusivo” a raíz de dos suicidios de reclusos ocurridos este mes.