101°F
weather icon Mostly Clear

A medida que aumentaron costos de COVID-19, fondo de salud de profesores cayó en “agujero” de 43 mdd

El fideicomiso del seguro médico que cubre a los profesores del Condado Clark tenía una deuda de 43 millones de dólares en febrero, según los registros que proporcionan la primera indicación del alcance del déficit y muestran cómo la pandemia del COVID-19 contribuyó a la marea de tinta roja.

Las actas de las reuniones del consejo de administración de THT Health (anteriormente Teachers Health Trust) obtenidas por el Review-Journal, ofrecen el panorama más detallado hasta ahora del deterioro de la salud financiera del fondo y de sus esfuerzos por evitar la quiebra.

El sombrío panorama financiero del consorcio, que según muchos profesores se ha traducido en el impago de las reclamaciones y en el rechazo de los pacientes por parte de los proveedores, dio lugar a una serie de cambios durante la primavera y el verano destinados a mantenerlo a flote. Entre ellos, un adelanto de 35 millones de dólares del Distrito Escolar del Condado Clark y la contratación de un nuevo administrador externo para procesar los atrasos.

Las notas de una reunión del 15 de febrero del consejo de administración de THT Health indican que los cambios formaban parte de una propuesta de John Vellardita, director ejecutivo de la Asociación de Educación del Condado Clark, que dijo que ahorraría 14 millones de dólares durante su primer año y ayudaría a reducir lo que entonces era un déficit de 43 millones de dólares.

El déficit actual no está claro

No se sabe si esa cifra ha cambiado en los casi cinco meses transcurridos desde entonces.

Vellardita dijo que no recordaba haber facilitado la cifra incluida en el acta y que no podía comentar la estimación actual del déficit. Pero añadió que cualquier estimación de febrero era irrelevante ahora debido al trabajo que el fideicomiso ha realizado para reducir la deuda.

El Review-Journal recibió las actas de las reuniones de la junta de THT Health a través de una solicitud de registros públicos del Distrito Escolar del Condado Clark, que acordó en mayo adelantar 35 millones de dólares en contribuciones de los empleadores al fideicomiso a cambio de un mayor grado de transparencia.

Los registros recibidos incluyen tres años de actas de reuniones de la junta directiva e informes sobre la compensación del personal y los ejecutivos, pero no incluyen los estados financieros del fideicomiso para 2020, una condición del Memorandum of Agreement con el distrito.

Señales de problemas

Las señales de los problemas que se avecinaban surgieron por primera vez en diciembre de 2019 y de nuevo en marzo de 2020, con informes de que los gastos médicos estaban llegando al 90 por ciento o más de los ingresos y superando una mayor contribución del empleador del distrito.

Pero la situación pareció mejorar temporalmente. En una sesión de junio de 2020 se informó a los miembros de la Junta de que los gastos médicos habían disminuido al comienzo de la pandemia de COVID-19. Los presentadores señalaron, sin embargo, que se proyectaba que “serían más altos de lo normal cuando las cosas volvieran a las normas anteriores a COVID”.

Esa proyección se confirmó pronto. En diciembre de 2020, los gastos médicos habían aumentado un seis por ciento, mientras que el fideicomiso informó de una pérdida operativa de 2.2 millones de dólares y una disminución de los ingresos por inversiones de 54 mil dólares. En los meses siguientes, las notas indican que los gastos médicos y farmacéuticos aumentaron un ocho por ciento y un 22 por ciento, respectivamente, con el fideicomiso “experimentando un gran número de reclamaciones de alto valor”.

Crecimiento de los gastos administrativos

Otras notas de los meses de la pandemia indican que los costos administrativos y legales del fideicomiso crecieron a medida que la aseguradora puso en marcha un programa de pruebas de COVID-19 para los profesores, aunque ese costo se cubrió finalmente con dinero federal de emergencia.

Su personal también creció considerablemente. Un informe sobre la compensación de los empleados del fideicomiso muestra que el personal creció de 12 empleados en 2018 a 34 en 2020, antes de caer a 25 en 2021 debido a los despidos relacionados con el presupuesto.

En 2021, el ex director general Michael Skolnik recibió un salario de 400 mil dólares antes de su salida del fideicomiso el 3 de mayo.

En una entrevista, Skolnik dijo que no alberga ninguna mala voluntad hacia el fideicomiso. Añadió que cree que está resolviendo eficazmente sus problemas de financiación.

Ahorrar o no ahorrar

Pero ya que los profesores siguen reportando problemas con sus proveedores de servicios médicos que reconocen al nuevo administrador y reciben el pago de las reclamaciones, ha surgido un nuevo debate sobre si vale la pena salvar el fondo.

Los partidarios indican que los profesores del Condado Clark son únicos al tener un fideicomiso sin fin de lucro autoadministrado, en lugar de depender de una aseguradora nacional con fin de lucro. Los críticos, sin embargo, alegan que preferirían tener la opción de inscribirse con una empresa más grande, como otros grupos de negociación dentro del distrito han hecho.

Los cambios que se avecinan incluyen dos nuevos planes de seguro que se pondrán en marcha en septiembre, entre ellos uno destinado a los usuarios de mayor nivel de consumo relacionados con el aumento de los costos del consorcio.

Las notas de una reunión del consejo de administración de THT Health celebrada en agosto en la que se debatieron los próximos cambios en las prestaciones en 2021 afirman que el objetivo es “simplificar la estructura de las prestaciones para facilitar la administración”.

No se preveían cambios en los importes de las franquicias ni en los importes máximos de los gastos de bolsillo, pero sí un aumento de la prima de 25 dólares por nómina.

Las primas del nuevo seguro aún no se han anunciado, ya que el sindicato todavía está en negociaciones contractuales con el distrito, según Vellardita.

LO ÚLTIMO