85°F
weather icon Windy
MMA

La UFC se enfrenta a segunda demanda por prácticas comerciales desleales

Dos excombatientes de la UFC están unidos a una demanda presentada la semana pasada relacionada con un caso en curso que acusa a la organización de participar en prácticas comerciales desleales.

La nueva presentación es esencialmente idéntica a una presentada en diciembre de 2014 que aún está en proceso de tramitación en los tribunales.

Se espera que los luchadores que compitieron en la UFC desde el 16 de diciembre de 2010 hasta el 30 de junio de 2017 reciban el estatus de acción colectiva en la primera demanda. La presentada la semana pasada en el tribunal federal de distrito de Nevada tiene como objetivo ampliar ese periodo, según Eric L. Cramer, de Berger-Montague, uno de los bufetes adjuntos.

“Al presentar esta acción, estamos adelantando el periodo de clase propuesto para cubrir también a todos los luchadores que compitieron en combates entre el 30 de junio de 2017 y el presente”, dijo Cramer en un comunicado.

Los luchadores que tuvieron un combate con la UFC durante las fechas incluidas tendrán la oportunidad de optar por entrar o salir de la clase.

En el centro de las demandas está que Zuffa y la empresa matriz Endeavor, que compró la UFC en 2016, violaron las leyes antimonopolio para encerrar a los luchadores en contratos exclusivos a largo plazo que les impidieron competir en otros lugares, utilizaron su dominio del mercado para coaccionar a los luchadores a firmar esos contratos y adquirir y luego cerrar la competencia.

William A. Isaacson, abogado principal de la UFC, refutó esas afirmaciones.

“Esta nueva presentación repite textualmente las alegaciones del caso anterior, que tienen casi una década de antigüedad, y no añade nada nuevo”, comentó. “UFC ha pasado muchos años construyendo una organización de clase mundial, mejorando la marca de nuestros atletas y defendiendo el deporte de MMA. UFC paga a sus luchadores más que cualquier otro promotor de MMA, con una remuneración media de los luchadores que ha aumentado en más de un 600 por ciento desde 2005. Nuestros esfuerzos han aumentado la popularidad mundial de este deporte y el potencial de ingresos de todas las organizaciones y atletas de MMA”.

Mientras que la UFC ha comprado varios competidores en ciernes y los ha integrado en la organización, otras promociones han tenido éxito.

Bellator MMA es propiedad de ViacomCBS y emite eventos en múltiples plataformas bajo su paraguas. ONE Championship tiene una huella masiva en Asia y firmó un acuerdo de tres años con Turner Sports en 2018 para su distribución en Estados Unidos. Professional Fighters League debutó en 2018 con un premio de un millón de dólares para el ganador de cada categoría de peso en cada temporada, con eventos que se emiten actualmente en ESPN.

Todas esas organizaciones han competido por agentes libres contra la UFC y han hecho ofertas por luchadores con contratos que expiran en la UFC, lo que se espera que sea un argumento importante de los demandados en el caso.

Uno de los luchadores de la nueva demanda es C.B. Dollaway, un ex luchador All-American de Arizona State que entró en la UFC a través de “The Ultimate Fighter” en 2008 y compitió en la organización hasta 2018.

“Entrenamos duro y arriesgamos nuestros cuerpos para triunfar en este deporte”, señaló Dollaway. “Cada vez que nos subimos a ese octógono, dejamos una parte de nosotros mismos. La UFC debería tener que pagarnos una compensación competitiva por nuestros servicios, al igual que los atletas profesionales de otros deportes reciben un pago basado en los mercados competitivos”.

Procedimientos anteriores han revelado que la UFC paga a los luchadores aproximadamente el 20 por ciento de los ingresos, una cifra que se ha comparado ampliamente con otras grandes organizaciones deportivas que se acercan al 50 por ciento en la mayoría de los convenios colectivos.

La UFC, sin embargo, tiene un modelo de negocio muy diferente, y los luchadores nunca han formado un sindicato para trabajar por un convenio colectivo.

Kajan Johnson luchó en la UFC de 2014 a 2018 y se retiró de las MMA después de ser liberado de su contrato. Como un abierto defensor de los derechos de los luchadores durante su carrera, fue parte de un impulso para sindicalizarse y es el otro demandante en el nuevo caso.

“Me siento honrado de presentar esta demanda no solo en mi nombre, sino en el de todos los luchadores de la clase de combate propuesta que tienen miedo de hablar contra la injusticia que hemos soportado”, dijo Johnson. “Me siento obligado a hacer mi parte para dejar el deporte mejor para mis alumnos y todos los futuros artistas marciales mixtos que vengan”.

LO ÚLTIMO
La victoria de Sterling en la “UFC 288” puede enviar a Cejudo de regreso al retiro

NEWARK, Nueva Jersey, EE.UU. — Aljamain Sterling conectó lo suficiente con las rodillas y los codos, en una victoria -por decisión dividida- contra un maltratado Henry Cejudo, que el castigo podría hacer que el ex campeón de dos divisiones de la UFC vuelva a retirarse.

“Siento que esto es un sueño”: Alexa Grasso; luego de vencer a Valentina Shevchenko

LAS VEGAS (AP) — Jon Jones puso fin a un año sabático de tres años de la UFC, subió a su categoría de peso más alta y ganó enfáticamente el cinturón de peso pesado el sábado 4 de marzo con una sumisión -en el primer asalto- sobre Ciryl Gane. Jones, de 35 años, llevó a Gane a la lona y ganó con un estrangulamiento de guillotina en el 2:04 del primer round, en la pelea estelar de la UFC 285. Para Jones, esta fue su primera pelea en tres años y la primera en la división de peso pesado. Es considerado el mejor exponente de la UFC.

Adesanya y Volkanovski son los campeones en UFC 276

El nigeriano Israel Adesanya (22-1) y el estadounidense Jared Cannonier (15-5) se llevaron unos pocos abucheos del público, pero ofrecieron un estratégico combate por el título de peso mediano en UFC 276, evento realizado el sábado 2 de julio en T-Mobile Arena, donde Adesanya se quedó con el cinturón por decisión unánime.

Nuevos miembros del “Salón de la Fama de UFC”

Dos días antes de la función de UFC 276, la Ultimate Fighting Championship retomó una de sus tradiciones, y esta fue la ceremonia de los nuevos inducidos al “Salón de la Fama”. El evento se realizó el jueves 30 de junio en T-Mobile Arena.