48°F
weather icon Clear

Se espera que el valor de los Raiders se dispare tras la venta récord de los Broncos

La venta de los Denver Broncos ni siquiera se ha formalizado, y ya está teniendo un impacto en las franquicias de la NFL, incluidos los Raiders.

Un grupo encabezado por el heredero de Walmart, Rob Walton, su hija, Carrie Walton Penner, y su esposo, Greg Penner, acordó la compra de los Broncos por 4,650 millones de dólares, el precio de venta más alto para cualquier franquicia deportiva en Norteamérica.

La aprobación de la NFL debería producirse en tres meses y se espera que sea una formalidad.

Esa cantidad de dinero seguramente acelerará el espectacular aumento del valor de las franquicias, provocado por los enormes acuerdos de derechos de los medios de comunicación y el aumento de los flujos de ingresos procedentes de fuentes como las apuestas deportivas.

Esto no significa en absoluto que Mark Davis, el propietario mayoritario y socio general de los Raiders, tenga planes de vender la franquicia. Es un negocio familiar para Davis, cuyo padre, Al, compró una participación del 10 por ciento en el equipo por 18 mil dólares en 1966.

La familia Davis es sinónimo de la franquicia, y el negocio aumentó con la afluencia de capital generada por un acuerdo favorable sobre el estadio que atrajo a los Raiders a Las Vegas y los ingresos auxiliares que ello conllevó.

Davis, que no devolvió una solicitud de comentarios para este reportaje, se ha sumergido en la comunidad y no ha dado ninguna indicación de que quiera vender el equipo.

Pero una fuente de la liga indicó que el precio potencial de venta podría alcanzar los cinco mil millones de dólares. Otra sugirió que el equipo podría alcanzar un precio mucho mayor en el mercado abierto.

Cualquier decisión potencial de poner el equipo a la venta conllevaría complicaciones.

En primer lugar, están los accionistas minoritarios. También está la cuestión del “impuesto por traslado” incorporado a los acuerdos de traslado y elaborado para disuadir a los propietarios de que se muden a lugares más rentables simplemente para aumentar el valor y vender inmediatamente, aunque esa penalización disminuirá con el tiempo.

Así pues, Davis debería seguir siendo el principal beneficiario de un negocio que aumenta rápidamente sus beneficios sin fin a la vista.

En 2018, Forbes ubicó una franquicia promedio de la NFL en un valor de 2,570 millones de dólares. Esa cifra aumentó a 3,500 millones de dólares en 2021, a pesar de las dos temporadas afectadas por la pandemia del COVID-19.

La franquicia promedio experimentó un aumento de valoración del 14 por ciento de 2020 a 2021 gracias a una nueva ronda de acuerdos sobre derechos digitales. Fue el mayor salto en cinco años, y los Dallas Cowboys obtuvieron una valoración de 6,500 millones de dólares, la más alta de todos los deportes.

Factores como el tamaño del mercado, los ingresos de los estadios, las oportunidades futuras y la marca forman parte de la ecuación, y con gran parte del dinero repartido en la liga, la marea creciente levanta todos los barcos.

Se espera otro aumento significativo cuando Forbes publique su lista anual este año, basado al menos en parte en el precio pagado por los Broncos.

Al parecer, el grupo Walton-Penner pudo haber conseguido el equipo por 4.2 mil millones de dólares, y el costo adicional se destinaría a garantizar un proceso acelerado.

Pero incluso el precio de 4,200 millones de dólares representa un aumento del 12 por ciento respecto a la valoración estimada de la franquicia para 2021, de 3,750 millones de dólares.

Solo eso debería aumentar el valor de cada equipo aproximadamente en la misma proporción este año.

Los Raiders estaban en medio de ese grupo el año pasado, con una valoración de 3.415 millones de dólares, la 16ª de la liga.

En ausencia de otros factores, los Raiders tendrían una valoración de 3,825 millones de dólares. Representaría un aumento astronómico en 20 años, desde que el equipo se valoró en 421 millones de dólares en 2002.

Un beneficio más inmediato del aumento de valor de los Raiders podría estar relacionado con el producto en el campo.

La continua afluencia de dinero en efectivo que se espera en los próximos años podría darles más flexibilidad en cuanto a la estructura de los contratos.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
De las lágrimas a las sonrisas: Los Raiders ganan su tercer partido consecutivo

Desde los botones que Carr y Davante Adams y el resto de los líderes de los Raiders presionaron el mes pasado después de una vergonzosa derrota ante los Colts que los hizo tambalearse a un récord de dos a siete, hasta la respuesta de sus compañeros de equipo después de ser desafiados a preocuparse más, la causa y el efecto de esas palabras francas y señaladas son imposibles de discutir.

Jon Gruden responde a la demanda de la NFL ante el Tribunal Supremo

Los abogados del exentrenador de los Raiders, Jon Gruden, piden al Tribunal Supremo de Nevada que no paralice el proceso en la demanda de Gruden contra la NFL y el comisionado de la liga, Roger Goodell.

Davante Adams quiere el balón: ‘Me pagaron para venir y hacer jugadas’

Adams superó las 110 recepciones en tres de las últimas cuatro temporadas con los Packers y tiene 48 recepciones para 658 yardas en ocho partidos con los Raiders. Pero ha pasado mitades e incluso partidos con un papel reducido en la ofensiva, ya que los rivales se centran en quitarle a Derek Carr su principal opción en el juego de pase.