105°F
weather icon Clear

Jon Gruden aún debe usar arbitraje, argumenta la NFL

En un escrito inicial presentado en un recurso para obligar a Jon Gruden a someterse a un proceso de arbitraje, la NFL afirmó que el exentrenador de los Raiders aceptó arbitrar las disputas cuando firmó su contrato de 10 años y 100 millones de dólares con el equipo.

Gruden demandó a la liga y al comisionado de la NFL Roger Goodell en noviembre de 2021, alegando que la liga filtró intencionalmente correos electrónicos despectivos que él escribió y presionó a los Raiders para que lo despidieran en un intento de arruinar su carrera y su reputación. En enero, el Tribunal Supremo del estado dejó en suspenso la demanda a la espera de que finalizara una apelación contra la denegación por un tribunal de distrito de la petición de la liga de obligar al arbitraje.

La juez de distrito Nancy Allf había reglamentado anteriormente que el proceso de arbitraje por el que la liga quiere que pase Gruden sería injusto, en parte porque la constitución de la NFL permitiría que Goodell actuara como árbitro.

La liga argumentó que Gruden solo nombró a Goodell en la demanda para evitar el proceso de arbitraje, según el escrito de apertura presentado el martes.

Los abogados de Goodell y de la NFL también escribieron que el comisionado podría optar por nombrar a otro árbitro, “como otro funcionario de la NFL o un proveedor de servicios de arbitraje”. Si un juez decidiera que Goodell no debe actuar como árbitro, debería exigirle que remitiera el proceso a otra parte, en lugar de impedir todo el arbitraje, argumentó la NFL.

“Los tribunales federales de apelación han exigido el arbitraje de las disputas relacionadas con la NFL ante el Comisionado y, en las ligas deportivas profesionales, el arbitraje por parte del comisionado de la liga es una práctica habitual y ampliamente aprobada y aceptada”, escribieron los abogados de la liga.

El abogado de Gruden declinó hacer comentarios sobre el caso el viernes.

Gruden dimitió como entrenador de los Raiders un mes antes de demandar a la liga, después de que The Wall Street Journal y The New York Times publicaran correos electrónicos racistas, misóginos y opuestos al colectivo LGBTQ+ que había escrito.

La NFL afirmó que no filtró los correos electrónicos y ha rebatido la afirmación de Gruden de que todos los correos electrónicos que condujeron a su marcha se enviaron antes de que firmara un acuerdo con los Raiders.

En diciembre, durante un testimonio bajo juramento ante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, el expresidente de los Washington Commanders, Bruce Allen, afirmó que un funcionario de la NFL le dijo que los Commanders estaban detrás de la filtración.

Los abogados de Gruden han argumentado que no se le presentó una copia de la Constitución de la NFL cuando firmó el acuerdo con los Raiders, pero la liga ha afirmado que una copia del documento estaba “fácilmente a su disposición”.

LO ÚLTIMO