80°F
weather icon Clear

‘Lo que hice estuvo mal’: jugador de póker mintió sobre su cáncer para participar en el Evento Principal de las WSOP

Actualizado September 20, 2023 - 3:39 pm

Un jugador de póker aficionado que afirmó tener cáncer terminal para poder recaudar dinero para participar en el Evento Principal de las Series Mundiales de Póker (SWOP) admitió que estaba mintiendo sobre su diagnóstico.

Rob Mercer, de Vallejo, California, dijo al Review-Journal el martes en una entrevista telefónica exclusiva que no tenía cáncer de colon terminal en fase 4 cuando abrió una cuenta de GoFundMe en junio para cumplir su sueño de jugar en el WSOP 10 mil buy-in No-limit Hold’em World Championship.

“Mentí diciendo que tenía cáncer de colon. No tengo cáncer de colon. Lo usé para encubrir mi situación”, dijo Mercer. “Lo que hice estuvo mal. No debería haberle dicho a la gente que tenía cáncer de colon. Lo hice solo de improviso cuando alguien me preguntó qué tipo de cáncer tenía”.

“Siento no haber sido sincero sobre mi situación. Si lo hubiera hecho desde el primer día, quién sabe qué habría pasado”.

Mercer recibió donaciones por un valor estimado entre 30 mil y 50 mil dólares, incluida una suite en Bellagio en julio durante las WSOP.

Eso incluye 2,500 dólares que le dio Cody Daniels, un jugador de póker crónicamente enfermo de Lake Havasu City, Arizona, que participó también en el Evento Principal.

Mercer confirmó que un representante de GoFundMe se puso en contacto con él por violar sus términos de servicio. Dijo que no tiene planes de devolver el dinero, ya que cree que tiene cáncer de mama no diagnosticado y las donaciones se hicieron porque estaba enfermo.

“No damos información sobre huéspedes o huéspedes potenciales debido a razones de privacidad”, dijo el miércoles un portavoz de MGM/Bellagio. “Hay muchos factores diferentes que entran en los precios, por lo que no hay ningún precio definitivo que pueda darte”.

La confesión de Mercer es el más reciente giro en una extraña historia que ha cautivado a la comunidad del póker desde que las preguntas sobre la validez de la enfermedad de Mercer fueron planteadas públicamente por primera vez por el influyente jugador de póker en ciernes Doug Parscal Jr. hace un mes.

Ha sido el tema de numerosas conversaciones nocturnas en Twitter Spaces, con la búsqueda de la verdad rozando la obsesión. Además, muchos de los que se sintieron atraídos por la historia del cáncer de Mercer y engañados para que donaran realizaron sus propias investigaciones privadas en un esfuerzo por desacreditarlo.

Pero la artimaña de Mercer llegó a su inevitable conclusión, con este hombre de 37 años rechazado permanentemente por la misma gente que estaba deseosa de ayudarle este verano.

Sospechas levantadas

Parscal no conocía a Mercer cuando le respondió en X, antes conocido como Twitter, en febrero.

Un jugador de póker recreativo de Martinez, California, que se hace llamar “SnoopDoug” en las redes sociales, Parscal vio una publicación de Mercer en la que le pedía ayuda porque tenía cáncer y le ofreció apostar por él en un torneo en el Thunder Valley Casino de Lincoln, California.

“Él respondió y dijo: ‘Estoy demasiado enfermo ahora mismo, pero agradezco la oferta’”, dijo Parscal. “Y eso fue todo”.

Pero en junio, Parscal recibió un mensaje de Mercer pidiéndole que difundiera su GoFundMe, que decía que Mercer tenía “Cáncer Terminal” y buscaba recaudar dinero para jugar el Evento Principal de las WSOP.

Parscal se puso en contacto con varios jugadores de póker destacados, entre ellos Nick Vertucci, creador y productor de la retransmisión de póker en vivo “Hustler Casino Live”. Vertucci escuchó a Mercer contar su historia durante un espacio en Twitter el 20 de junio y dijo que, si Mercer no alcanzaba su objetivo de recaudar 12 mil dólares, él cubriría la diferencia.

Ayudado en parte por los apoyos de Vertucci, Mercer recaudó 12,025 dólares, según la página de GoFundMe. También recibió donaciones privadas adicionales, y él y su padre fueron obsequiados con una suite en el Bellagio durante varios días.

El Review-Journal escribió un artículo sobre la participación de Mercer en el Evento Principal gracias a la generosidad de la comunidad del póker.

Pero entre bastidores aparecieron señales de alarma incluso antes de que Mercer fuera eliminado a las pocas horas de empezar el torneo.

Según Vertucci, Mercer se mostró desagradecido por la suite y también fue visto en la sala del casino por algunos de los mayores donantes. Cuando se le preguntó a Mercer si estaba jugando con dinero que estaba destinado a que jugara el Evento Principal, Vertucci dijo que Mercer se puso a la defensiva.

Durante su estancia en el Bellagio, Mercer también confirmó que hubo un incidente con su padre, que fue detenido por la seguridad antes de ser puesto en libertad.

Vertucci se distanció de Mercer poco después del Evento Principal y ambos tuvieron una discusión pública en agosto.

“En el fondo, solo pensaba: ‘No me gusta este chico’”, dijo Vertucci en su programa de YouTube.

Daniels y Mercer entablaron una amistad este verano después de conectar a través de Vertucci. Durante un descanso en el Evento Principal, Mercer fue a una cafetería cercana con Daniels y su madre para hablar.

Después de 20 minutos, Daniels se fue, pero con sospechas.

“Fue muy impreciso en las respuestas”, dijo Daniels. “Nadie quería decirlo. Nos parecía sospechoso, y obviamente no éramos los únicos”.

Parscal empezó a tener dudas sobre la historia de Mercer después de las WSOP y recibió múltiples llamadas telefónicas de donantes que expresaban preocupaciones similares.

“Entonces solo empecé a investigar”, dijo Parscal. “Fue entonces cuando vi la constancia entre comillas, e inmediatamente me asqueó”.

Cuando Mercer fue investigado por primera vez por la comunidad de póker en junio, hizo una nota en MyChart.org a su médico pidiéndole una copia de su diagnóstico de cáncer. Pero el médico nunca respondió, y nadie hizo un seguimiento de Mercer.

Parscal, Vertucci y otras personas asumieron erróneamente que Mercer había presentado la debida constancia de su diagnóstico y siguieron adelante con la publicación de su historia.

El mes pasado, Parscal volvió a pedirle que presentara pruebas y Mercer volvió con una nota de MyChart.org casi idéntica a la que había usado dos meses antes para demostrar su diagnóstico de cáncer.

Después de que Parscal se enfrentara a él por las similitudes de las notas, Mercer desactivó sus cuentas en las redes sociales y se autoexilió, lo que levantó aún más sospechas.

“Obviamente, solo intentaba seguir con mi historia”, dijo Mercer. “No quería que me descubrieran porque tiene mala pinta. Tiene mala pinta. Mentí. No voy a negarlo. Mentí. Debería haber sido solo transparente y estar cómodo con lo que me está pasando y contarle a la gente lo que estaba pasando”.

‘Situación sin salida’

A medida que las dudas sobre Mercer empezaban a intensificarse, también lo hacía el conflicto interno para los implicados.

O Mercer decía la verdad y era víctima de una campaña de desprestigio mientras luchaba contra una enfermedad terminal. O bien había tocado la fibra sensible de los jugadores de póker para robarles miles de dólares.

Para complicar aún más las cosas, Mercer dijo que, aunque mintió sobre su cáncer de colon terminal, inventó la historia porque le daba vergüenza admitir que podía tener cáncer de mama.

American Cancer Society calcula que el riesgo de que un hombre padezca cáncer de mama a lo largo de su vida es de uno por cada 833 casos. Se espera que en 2023 se diagnostiquen aproximadamente 2,800 nuevos casos de cáncer de mama.

“Sigue siendo un ser humano y hay que preocuparse por todas las personas del planeta, independientemente de la persona que puedan llegar a ser”, dijo Vertucci. “No quiero que el chico tenga cáncer. En última instancia, preferiría que solo fuera una mala persona”.

Mercer dijo que entiende la fuerte reacción a su fraude.

“Me están convirtiendo en una especie de monstruo, como este villano vengativo que planeó esto con meses de antelación”, dijo Mercer. “Es una locura. Pero lo entiendo. Lo entiendo”.

Mercer ha aceptado su inevitable destierro de la comunidad del póker y ha dejado de jugar debido al deterioro de su salud. Dijo que pasa aproximadamente 18 horas al día en la cama.

Pero la mentira de Mercer no será olvidada pronto por la comunidad del póker. Una de las consecuencias desafortunadas, según Vertucci, es que hará que la gente como él se muestre más escéptica y vacilante a la hora de hacer donaciones sin la debida diligencia.

“A fin de cuentas, le mentí a mucha gente porque tenía miedo de decir la verdad”, dijo Mercer. “Y supongo que tendré que pagar por ello”.

LO ÚLTIMO
La NBA aprueba la venta de los Dallas Mavericks a los Adelson

La Junta de Gobernadores de la NBA aprobó el acuerdo de Mark Cuban para vender una participación del 70 por ciento en los Dallas Mavericks a las familias Adelson y Dumont.