92°F
weather icon Cloudy

YouTuber, autoproclamado auditor de la ‘Primera Enmienda’ es condenado a 6 meses entre rejas

Cuando llegó el momento de que el YouTuber José “Chille” DeCastro fuera condenado por obstrucción a la justicia por interferir en un control de tránsito de la policía de Las Vegas, el fiscal quería que fuera puesto en libertad condicional.

Pero la jueza de paz Ann Zimmerman tenía otras ideas.

Ordenó que DeCastro cumpliera 180 días en el Centro de Detención del Condado Clark tras declararlo culpable en un juicio sin jurado celebrado en marzo.

El autoproclamado “auditor de la Primera Enmienda” y “erudito constitucional” había sido acusado de interponerse intencionalmente en el camino de un agente para filmar un control de tránsito, y de negarse a retroceder cuando se le pidió.

“¿Se suspende?” preguntó el abogado de DeCastro, cuestionando si la sentencia de 180 días actuaría más como elemento disuasorio mientras DeCastro estuviera en libertad condicional.

“Oh no, va a empezar ahora mismo”, anunció la jueza mientras se ponía en pie para salir de la sala, mientras los alguaciles esposaban a DeCastro. En un juicio sin jurado, es la jueza quien emite el veredicto, en lugar de un jurado.

No era la primera vez que DeCastro, de 49 años, tenía problemas con la policía. Dijo a los agentes de policía que había sido arrestado otras cuatro veces por grabar a la policía en todo el país, según las grabaciones de la cámara corporal.

Su canal de YouTube, Delete Lawz, con más de 500 mil suscriptores, está repleto de cientos de videos en los que se pasa horas hablando de grabaciones de cámaras corporales policiales e imágenes de otros autoproclamados auditores. En algunos de sus videos, filma sus propias interacciones con agentes de policía, donde a menudo maldice a los agentes o los llama “cerdos”.

El canal publicita las diversas aplicaciones de pago de DeCastro y un folleto de 25 dólares -titulado “Aprende la Ley. Conozca sus derechos”, que DeCastro afirma que enviará a los clientes desde Los Ángeles, aunque los registros judiciales indican que actualmente vive en Henderson. En el juicio ante Zimmerman, DeCastro afirmó que gana dinero “vendiendo documentos legales a la gente”.

“Me parece, observándolo en el video, que él quiere esto”, dijo la jueza tras declarar culpable a DeCastro. “Quiere ser arrestado, quiere tener un altercado con los agentes de policía. Lo agradece, esto ayuda a su canal de YouTube”.

Una parada de tránsito en un estacionamiento

El 15 de marzo de 2023, DeCastro se acercó a una mujer que había sido detenida por un agente de policía en un estacionamiento cerca de Flamingo Road y Grand Canyon Drive. Las grabaciones de la cámara corporal mostraron al agente, Branden Bourque, salir de su auto y decirle a DeCastro que retrocediera y dejara de hablar con la conductora.

“Puedes grabar, pero no te acerques a mi conductor”, le dijo el agente.

DeCastro y el agente discutieron durante el siguiente minuto y medio, hasta que DeCastro dijo: “Métase en sus asuntos. Soy miembro de la prensa. Métete en tu auto y haz tu trabajo, perrito”.

El agente dijo a DeCastro que estaba detenido.

Las grabaciones de las cámaras corporales mostraron a DeCastro esposado y de pie delante de un vehículo policial mientras varios agentes llegaban como refuerzo. Mientras esperaba a que llegara un sargento, DeCastro siguió insultando a los agentes, usando en ocasiones lenguaje sexual gráfico. También les dijo varias veces que le estaban haciendo daño en los brazos.

Cuando un sargento llegó al lugar, DeCastro dijo a varios agentes que les demandaría y pidió repetidamente que no lo llevaran a la cárcel.

“Lo que estás haciendo está bien”, le dijo el sargento. “Solo que no puedes involucrarte en medio de una parada de auto, eso es todo. Así que espero que hayas aprendido la lección”.

Los registros judiciales muestran que DeCastro fue arrestado de nuevo el 14 de febrero, en la escena de un accidente mortal con fuga cerca de los bulevares Charleston y Decatur. Las imágenes publicadas en la página de YouTube de DeCastro lo mostraban diciendo a los agentes “cállate” y “métete en tus asuntos” cuando le preguntaban qué estaba haciendo en la escena del crimen.

Se ha declarado inocente de un cargo de obstrucción en el Tribunal Municipal de Las Vegas, donde está previsto que comparezca el 1° de mayo.

Contencioso juicio

Al comienzo del juicio sin jurado de DeCastro, el 19 de marzo, llamó “cerdo” a un alguacil de la sala después de que la jueza le dijera que entregara su teléfono. Zimmerman dijo que no había aprobado una solicitud de los medios de comunicación para que DeCastro grabara la audiencia.

Zimmerman amenazó con acusar a DeCastro de desacato al tribunal hasta que se disculpara con el alguacil.

Más adelante en el juicio, se vio a DeCastro negando con la cabeza cuando la fiscal, la subjefa de la fiscalía del distrito Agnes Botelho, argumentó que DeCastro había sido detenido para proteger la seguridad del agente después de que no siguiera las instrucciones.

“Esto no es una cuestión de la Primera Enmienda”, dijo Botelho al juez. “Como escuchó una y otra vez en el video, el agente Bourque no tenía ningún problema con que el acusado grabara”.

El abogado de DeCastro, Michael Mee, argumentó que, aunque Bourque testificó que los agentes están capacitados para instruir a las personas a permanecer a unos 20 pies de distancia de una escena, esa capacitación no está respaldada por ninguna ley federal. Sostuvo que DeCastro tenía derecho, en virtud de la Primera Enmienda, a filmar al agente y hablar con el conductor, y que fue detenido ilegalmente por ello.

Bourque declaró que, aunque DeCastro le dio un “manotazo”, no creía que intentara hacerle daño.

“La jurisprudencia dice que uno puede resistirse pasivamente a un arresto ilegal”, dijo Mee.

Mee no respondió a la petición de comentarios.

Antes de condenar a DeCastro, la jueza señaló que el argumento de su abogado defensor no abordaba la preocupación por la seguridad del agente. Más tarde en la audiencia, mientras Zimmerman hablaba sobre el aparente odio de DeCastro hacia la policía, DeCastro asintió con la cabeza y le hizo a la jueza una señal con el pulgar hacia arriba.

“Llamó cerdos a los agentes que están hoy aquí en mi sala, y está asintiendo con la cabeza, así que aparentemente odia a todos los agentes de la ley de Estados Unidos”, dijo Zimmerman, poco antes de condenar a DeCastro a penas de cárcel.

Mientras era esposado al final del juicio, DeCastro afirmó que era una “parodia de la justicia” que lo enviaran a la cárcel.

Desde entonces, DeCastro ha contratado al destacado abogado defensor de Las Vegas Christopher Oram para que le represente en un recurso de apelación. Oram declinó hacer más comentarios sobre el caso el jueves. DeCastro también ha presentado una petición para que se le conceda la libertad bajo fianza.

El lunes volverá a comparecer ante el tribunal para que sus abogados argumenten la petición de libertad bajo fianza.

LO ÚLTIMO