106°F
weather icon Clear

“Vi al chico tropezar”: vecinos relatan el asesinato de un adolescente en LV

Actualizado May 14, 2024 - 4:50 pm

Tai Faletolu, un vecino de la casa de al lado de un adolescente que fue asesinado en el centro de Las Vegas, dijo que estaba limpiando dentro de su casa cuando escuchó dos disparos el sábado 11 de mayo por la mañana.

“Al escuchar los disparos, solo me asomé por la ventana y entonces vi al chico tropezar y luego caer”, dijo Faletolu, de 26 años. “Justo entre las casas”.

Al principio, Faletolu recordó que escuchó a un familiar del chico “decir que se había disparado”, pero más tarde supo que un asaltante lo había abatido.

El tiroteo se reportó alrededor de las 10:45 a.m. en la cuadra 2300 de Goldhill Way, cerca de Vegas y Rancho drives, dijo a reporteros el 11 de mayo por la tarde el teniente Jason Johansson del Departamento de Policía Metropolitana.

La víctima, que fue impactada una vez, murió más tarde en el University Medical Center, dijo Johansson.

Según la oficina forense del Condado Clark, el chico fue identificado como Jovan Wright Bullock, de 16 años. Se determinó que la causa de su muerte fue una herida de bala en el pecho y que la forma de la muerte fue un homicidio, según la oficina forense.

Citando una investigación preliminar, Johansson dijo que el chico estaba delante de su casa cuando se le acercó el presunto tirador, con el que intercambió unas palabras.

Faletolu, padre de cuatro hijos, afirma que el tiroteo le ha causado preocupación.

“Al principio creía que el vecindario era seguro y ahora tengo que ver por mis hijos”, dijo.

Otra vecina, Yolanda Olguín, de 21 años, dijo que había llegado a casa del trabajo y estaba en su dormitorio escuchando música, “y de repente solo escucho disparos”.

Lo primero que pensó Olguín fue que se trataba de otra cosa y no pensó mucho en ello hasta que “como un par de minutos después, mi madre, sale fuera y veo venir a la policía y a los vecinos y me digo, ¿qué está pasando?”.

“Así que salí y el vecino de al lado vino y me dijo: ‘Oh, le dispararon a nuestro vecino y el cuerpo está justo ahí’”, dijo Olguín.

“Este vecindario es muy tranquilo, como si nunca hubiera caos”, dijo, al tiempo que señaló que su familia ha sufrido varios robos a lo largo de los años.

A raíz del tiroteo mortal, Olguín dijo que ahora se siente menos segura en su cuadra.

Su madre le contó que había visto a “un hombre sin camiseta que se dirigía hacia allí” para huir tras el tiroteo, dijo Olguín, señalando hacia el lado sur de North Robin Street, frente al instituto Veterans Tribute Career & Technical Academy.

La cámara de vigilancia activada por movimiento de su familia no se encendió lo suficientemente rápido como para grabar al hombre corriendo, por lo que la policía que pidió ver las imágenes no pudo usarlas, dijo Olguín.

Marie Garraud, de 39 años, que vive enfrente del lugar de los hechos, dijo que estaba en la cocina en el momento del tiroteo y que más tarde, cuando estaba en el patio trasero de su casa, un vecino le contó lo sucedido.

“Fue entonces cuando fui (afuera) y estuvimos mirando juntos”, dijo Garraud. “Me siento menos segura. Tengo tres hijos. Un niño ha perdido la vida. Da un poco de miedo”.

El sospechoso del tiroteo, que los detectives creen que conocía a Bullock, fue descrito como un adolescente, según Johansson, que señaló que el sospechoso iba sin camiseta y llevaba pantalones negros.

El presunto asesino huyó hacia el sur y no ha sido encontrado, dijo Johansson. Hasta el lunes por la mañana no se había arrestado a nadie en relación con el asesinato, según la policía de Las Vegas.

Cualquier persona con información relacionada con el tiroteo puede ponerse en contacto con la unidad de homicidios de la Policía Metropolitana en el 702-828-3521 o homicide@lvmpd.com. Para permanecer en el anonimato, ponte en contacto con Crime Stoppers en el 701-385-5555 o crimestoppersofnv.com.

LO ÚLTIMO
Conductor que mató a dos agentes de la NHP recibe pena máxima

Las familias del sargento Michael Abbate y del policía Alberto Félix compartieron su angustia ante el tribunal mientras pedían al juez que condenara a Jemarcus Williams a la pena máxima.