71°F
weather icon Windy

Tiroteo en UNLV: 3 víctimas mortales y pistolero muerto; reportan el nombre del sospechoso

Actualizado January 24, 2024 - 1:45 pm

Un hombre armado abrió fuego en el campus de la UNLV, matando a tres, hiriendo gravemente a una cuarta persona y obligando a estudiantes y profesores aterrorizados a atrincherarse en las aulas.

La policía metropolitana de Las Vegas, durante una conferencia de prensa, informó que Anthony Polito, de 67 años, era el sospechoso.

Un funcionario encargado de hacer cumplir la ley con conocimiento directo de la investigación dijo que el tirador era un profesor que buscó sin éxito un trabajo en la escuela.

El tiroteo comenzó dentro de Beam Hall, cerca del edificio de estudiantes, donde los estudiantes afuera de los edificios se relajaban y almorzaban en un día soleado y despejado.

El pistolero murió en un tiroteo con las autoridades, dijo el jefe de la policía metropolitana de Las Vegas Kevin McMahill en una conferencia de prensa vespertina. No proporcionó información sobre las víctimas, como si eran estudiantes o miembros de la facultad.

“Si no hubiera sido por las acciones heroicas de uno de los agentes de policía que respondieron, se podrían haber perdido innumerables vidas adicionales”, dijo el sheriff a los medios de comunicación.

El pistolero comenzó a disparar en el cuarto piso de Beam Hall, que alberga la Lee Business School, y luego se trasladó a varios pisos. Una vez afuera, el sospechoso intercambió disparos con las autoridades y fue “neutralizado” por un oficial de policía de la UNLV, dijo McMahill.

Una víctima que se informó inicialmente que estaba en estado crítico, que fue trasladada al Hospital y Centro Médico Sunrise, ahora se encuentra estable, dijo McMahill. Otras cuatro personas fueron trasladadas a hospitales cercanos por ataques de pánico y varios agentes de policía sufrieron heridas leves.

El pistolero murió en un tiroteo con las autoridades, dijo el sheriff Kevin McMahill en una conferencia de prensa vespertina. No proporcionó información sobre las víctimas, como si eran estudiantes o miembros de la facultad.

El miércoles temprano, el Las Vegas Review-Journal obtuvo una copia de la licencia de conducir de Polito con una dirección de Henderson y al llegar encontró a la policía bloqueando la entrada a Promontory Point Apartments, 360 N. Arroyo Grande Blvd.

Alrededor de las 8:30 p. m., los vehículos SWAT y varios otros vehículos del Departamento de Policía Metropolitana salieron del complejo. Unos 20 minutos más tarde, la policía retiró la cinta de la escena del crimen en la entrada y permitió a los residentes entrar al complejo.

Dentro del complejo quedaron algunos vehículos policiales. La cinta de la escena del crimen bloqueó una pequeña porción del complejo alrededor del Edificio 10. Se podía ver a personas dentro de una unidad de arriba, que coincidía con la dirección que figuraba en la copia de la licencia de conducir de Polito. Parecían estar mirando a través de objetos y hubo destellos que indicaban que se estaban tomando fotografías.

“Ningún estudiante debería tener miedo de perseguir sus sueños en un campus universitario”, dijo McMahill.

McMahill dijo que las lecciones aprendidas durante el 1° de octubre ayudaron a los socorristas a reaccionar rápidamente ante el tiroteo y evitar más pérdidas de vidas.

“Lo que pasó hoy es un crimen atroz e imperdonable, pero quiero que sepan algo: es un crimen para el que nos entrenamos todos los días”, dijo McMahill.

El jefe de la policía universitaria, Adam García, dijo que dos detectives de la UNLV inmediatamente se enfrentaron al sospechoso en un “tiroteo” en el campus, y el sospechoso recibió un disparo.

García dijo que la UNLV permanecería cerrada por lo que quedaba del día, jueves y viernes. Aún no se sabe si el campus reabrirá la próxima semana.

A través de un comunicado de prensa, el Colegio del Sur de Nevada (CSN) reveló que todos sus campus permancerán cerrados y no habrá clases presenciales o en línea debido a “la naturaleza de la situación”, incluyendo la Nevada State University.

Al menos tres personas involucradas en el tiroteo fueron trasladadas al Hospital y Centro Médico Sunrise, según Chris Fisher, director médico de traumatología del hospital.

“Una vez que nos notificaron del incidente de la UNLV, activamos nuestro protocolo de víctimas masivas y teníamos personal preparado para tratar a muchos más pacientes de los que recibimos”, dijo Fisher en un comunicado en video.

Alrededor de las 3 p. m., los bloqueos policiales en las entradas a Sunrise se habían despejado permitiendo el paso de los vehículos. Un grupo de unos 15 socorristas se reunieron cerca de la entrada de ambulancias para traumatología.

La sala de emergencias del hospital estuvo abierta a todos los pacientes, añadió Fisher.

“Nuestros corazones están con la comunidad de la UNLV, con los pacientes y sus familias y con la comunidad de Las Vegas en general”, dijo Fisher. “En Sunrise, estamos preparados para atender a pacientes adicionales si es necesario”.

McMahill dijo que no había más amenazas para el público. Las víctimas fueron trasladadas a hospitales locales.

La UNLV estuvo bajo orden de refugio y lugar durante siete horas mientras la policía evacuaba los edificios del campus a la vez. La UNLV dijo en una alerta el miércoles por la noche que la policía permanecerá en el campus cerca de Beam Hall, Flora Dungan Humanities, Student Union y Wright Hall mientras continúa la investigación.

Las carreteras principales estuvieron cerradas dentro y alrededor del campus de la UNLV. Se le pidió a los automovilistas que evitaran la zona.

La policía del campus respondió a las 11:46 a.m. a un “tirador activo confirmado” en Beam Hall. UNLV alertó a los estudiantes y al personal sobre el tirador con una alerta por mensaje de texto.

“UPDSouth – UNLV UPD Alerta – La Policía Universitaria de la UNLV está respondiendo a un confirmado agresor activo en BEH. Esto no es una prueba. CORRE-ESCÓNDETE-LUCHA”, decía un mensaje de texto de la policía universitaria.

Alejandra, una estudiante universitaria de 26 años, estaba en Beam Hall cuando saltaron las alarmas. Dijo que los estudiantes empezaron a salir tranquilamente, pero que en las escaleras vio a gente que subía corriendo.

Dijo que entonces vio a la policía y salieron por la salida de emergencia del edificio y empezaron a correr.

Cuando estaba ya fuera del edificio escuchó algunos disparos. Dijo que fueron varios, pero no estaba segura de cuántos. Entonces corrió al Thomas &Mack Center, donde algunos trabajadores la dejaron entrar en algunas de las tiendas del estacionado.

Al cabo de un rato decidió no quedarse allí y se alejó de la zona y se dirigió hacia el Strip, donde se reunió con su novio.

Alrededor de las 2:45 p.m., la Policía Metropolitana publicó en X que los estudiantes de la Paradise Professional Development School en Cottage Grove Avenue estaban en un “cierre suave. Están a salvo”.

‘Estaba aterrorizado’

Dos estudiantes de periodismo del Scarlet &Gray Free Press, el periódico del campus de la UNLV, se encontraban en el Student Union (SU) cuando comenzó el tiroteo.

Allister Dias, redactor jefe, y Shainna Alipon, redactora jefe, se encontraban en la redacción del tercer piso cuando Dias escuchó las sirenas en el exterior.

“Estaba trabajando en mi mesa y escuché una serie de sirenas fuera, creo que eran uno o dos autos de policía, y me acerqué a la ventana solo para ver qué era y vi chicos corriendo por el estacionamiento”, dijo Dias. “Pensé, espera, ¿qué está pasando?”.

Dias estimó que alrededor de 50 a 60 estudiantes corrían hacia el este a través del estacionamiento de Student Union y a través de Maryland Parkway a otra zona de estacionamiento.

“Así que salí al balcón junto a la oficina de Scarlet and Gray y solo escuché disparos muy audibles, como pa, pa, pa, pa, pa así que no recibimos la alerta (del Departamento de Policía de la Universidad) todavía, pero corrí de vuelta a la oficina y tomé a Shainna, que era la única otra persona en la oficina”, dijo.

Dias y Alipon corrieron por un pasillo hasta una escalera que conducía a la fachada del centro de estudiantes. Desde allí, salieron del edificio y corrieron por el estacionamiento y Maryland Parkway.

“La saqué, hice que evacuara y luego la saqué del SU y del FDH, como ese pequeño espacio intermedio. Solo escuche más disparos y estaban muy cerca, haciendo pa, pa, pa, pa, pa, pa y estaba aterrorizada por supuesto, pero saque a Shana y la lleve al otro lado de la calle en Maryland. Toda la zona estaba completamente bloqueada por la policía. Cuando las saqué, escuché algunos disparos más en mi camino a través del estacionamiento. Esto fue antes de que la policía, por lo que había visto, hubiera entrado en los edificios y todo eso. Pero sí, supongo que esos disparos iban dirigidos a los estudiantes, por desgracia. Y crucé la calle. Pude conseguir imágenes del equipo SWAT de la policía entrando en la unión de estudiantes porque el tirador había entrado allí”.

Dias cree que el tiroteo comenzó en el Frank and Estella Beam Hall, sede del Lee Business College. Dijo que hay aulas en los pisos inferiores del edificio y despachos de profesores en los pisos superiores. Dias dijo que tenía previsto asistir a una clase allí el miércoles, pero terminó por no ir.

Alrededor de las 12:20 p.m., la policía universitaria añadió que hubo más disparos en el Student Union.

UPDSouth – UNLV UPD Alerta – La Policía Universitaria de la UNLV está respondiendo a un reporte de disparos en Student Union, evacuen el área, CORRE-ESCÓNDETE-LUCHA.

Tres estudiantes que se encontraban en el segundo nivel del edificio Beam dijeron a CNN que se habían refugiado en el lugar durante unos 30 minutos hasta que fueron escoltados fuera por la policía. Escucharon varios disparos y dijeron que habían disparado contra una ventana.

Truman Rowley, profesor adjunto de contabilidad, declaró al Las Vegas Review-Journal que se encontraba en el cuarto piso de la Lee Business School cuando escuchó entre cuatro y cinco disparos.

En ese momento, quiso creer que los fuertes estruendos eran globos que había visto en el edificio y que habían estallado.

Pero rápidamente se regresó para correr hacia las escaleras del edificio y gritó: “¡Tirador activo!”.

Siguió gritando mientras corría por las escaleras, deteniéndose en cada piso, hasta que huyó de la escuela de negocios hacia el Student Union para refugiarse en un lugar donde pensó que estaría a salvo.

Pero entonces escuchó más disparos procedentes del interior del centro, donde se atrincheró en un despacho del segundo piso.

‘Me invadió el miedo’

Pequeñas multitudes se congregaron en las aceras de Maryland Parkway y Tropicana Avenue mientras vehículos blindados de la policía se dirigían hacia el campus universitario y puñados de estudiantes se alejaban de su centro de estudios.

“Me quedé helada”, dijo Damalia Gutiérrez mientras esperaba a que su sobrina bajara por la calle. “Solo me invadió el pánico y el miedo. No podía creer lo que estaba leyendo y lo que estaba enviando”.

Gutiérrez y muchos otros familiares y amigos corrieron al lugar de los hechos en cuanto se enteraron del tiroteo. Gutiérrez recibió un mensaje de texto de su sobrina.

Tras unas dos horas de espera, Gutiérrez abrazó a su sobrina, Nyomi Page, después de que esta se soltara de un abrazo de su madre.

Page dijo que estaba en clase cuando se produjo el tiroteo. Escuchó a la gente llorar mientras los estudiantes que estaban dentro vigilaban por debajo de la puerta por si se oían pasos.

“Solo me daba más y más miedo darme cuenta de que estaba a dos edificios de distancia del tirador”, dijo Page.

Teddrick Nelson estaba devolviendo el equipo de filmación cuando escuchó el tiroteo en un edificio cercano.

“Escuché los disparos y los gritos de la gente, y luego vi a la gente salir corriendo del edificio”, dijo Nelson. “Por el altavoz dijeron: ‘Hay un tirador activo, por favor váyanse”.

Nelson salió corriendo hacia el estacionamiento del campus en Maryland Parkway y siguió corriendo cuando escuchó disparos procedentes del centro de estudiantes.

Tanto Nelson como Page dijeron que nunca habían esperado verse implicados en algo así.

“Nunca pensé ni en un millón de años que tendría que vivir algo así”, dijo Page. “Estar viviendo algo que se ve en las noticias”.

Aunque ambos estudiantes dijeron que sus sentimientos aún estaban a flor de piel, pues acababan de salir del campus, Nelson dijo: “Creo que nunca me sacaré de la cabeza el sonido de esos gritos o esos disparos”.

‘Un día inimaginablemente triste e impactante’

El presidente Joe Biden dijo en un comunicado el miércoles por la tarde que había ordenado a las fuerzas del orden federales que colaboraran en las investigaciones relacionadas con el tiroteo, y condenó la violencia armada en todo Estados Unidos, incluidas Austin y San Antonio, Texas, donde el martes murieron seis personas.

“Solo este año, nuestra nación ha experimentado más de 600 tiroteos masivos, y aproximadamente 40 mil muertes debido a la violencia armada”, dijo Biden. “Esto no es normal, y nunca podemos permitir que se convierta en normal”.

El presidente de la UNLV, Keith Whitfield, dijo en un mensaje que todas las clases, actividades académicas y actividades de artes escénicas están canceladas hasta el domingo, pero que las prácticas clínicas y dentales de UNLV Health permanecerán abiertas para los pacientes.

Whitfield elogió a los estudiantes y al personal que siguieron la orden de quedarse en casa y agradeció a los socorristas por su respuesta “inmediata y dedicada”.

“La UNLV es fuerte y la UNLV es resistente”, dijo en su mensaje. “Nuestra comunidad de profesores, personal, estudiantes y exalumnos se unirán para apoyarse mutuamente en estos tiempos de crisis. Sepan que está bien no estar bien en este momento oscuro. Pidan ayuda si la necesitan. Eres parte de una comunidad increíble y juntos saldremos adelante”.

En una carta a la comunidad de la Nevada State University publicada en X, la presidenta DeRionne Pollard escribió: “Este trágico suceso en el campus de nuestra institución hermana UNLV es profundamente doloroso, ya que reconocemos que una amenaza para uno es una amenaza para todos nosotros. Se nos recuerda, una vez más, que nuestra comunidad no es inmune a la violencia que vemos en todo el mundo”.

Ella escribió que el Estado de Nevada estaba cerrado por el resto del día “por una abundancia de precaución y el reconocimiento de que los recursos se centran en la situación de emergencia en la UNLV”.

“Hay una reciprocidad en nuestra existencia, y @NevadaStateU está profundamente conectada a UNLV”, escribió Pollard. “Enviamos energía curativa y estamos listos para apoyar a nuestros amigos, familiares y colegas de cualquier manera posible. En este día y en los que vendrán, sabemos que somos familia “.

El presidente de University of Nevada, Reno, Brian Sandoval, escribió en X: “Este es un día inimaginablemente triste e impactante para todo nuestro estado con la noticia de que hay múltiples víctimas de un tiroteo activo en el campus de la UNLV. Aunque por el momento desconocemos muchos de los detalles asociados a esta trágica noticia, nuestro corazón está roto por los estudiantes, el profesorado y el personal de la UNLV y la comunidad de Las Vegas”.

Ambos presidentes dijeron que no había ninguna amenaza para sus campus, y proporcionaron información a estudiantes y empleados sobre los servicios de salud mental.

‘Mi mayor temor como miembro de la facultad’

Katherine Lee, profesora de psicología y educación de consejeras escolares, dijo que estaba a punto de dirigirse al campus, pero se detuvo cuando recibió las alertas de mensajes de texto de la escuela.

Lee dijo que su teléfono “explotó” con mensajes de personas dentro y fuera del campus, de exalumnos y de otras personas preocupadas por su seguridad.

“Fue realmente abrumador”, dijo Lee. “Me conmovió la cantidad de personas que se acercaron”.

Lee dijo que se sentía mejor sabiendo que sus estudiantes están seguros. Lee dijo que ella y otros miembros de la facultad habían ofrecido sus números de teléfono celular a los estudiantes.

Melva Thompson-Robinson, profesora de la Escuela de Salud Pública, dijo que había estado en el campus ese mismo día pero se fue a almorzar con un estudiante.

Un estudiante de doctorado llamó a Thompson-Robinson y le dijo que no volviera al campus. Fue entonces cuando salió y vio presencia policial cerca del campus.

“Este es mi mayor temor como miembro de la facultad”, dijo. “Ese algo sucederá, especialmente ahora que nos estamos preparando para llegar a la final. Que la gente tomará el asunto en sus propias manos por cualquier motivo”.

“No es así como se supone que debe ser la academia. Así no es como se supone que debe ser la vida”, afirmó.

“¿Cómo procesas esto?” dijo Thompson-Robinson.

La maestra de lectura de la escuela primaria Vicki Kreidel, quien se desempeña como presidenta de la Asociación Nacional de Educación del Sur de Nevada, escribió en X que su hija, estudiante de último año de antropología, estaba en la UNLV para tomar clases.

“Después de clase, algo les dijo que simplemente regresaran a casa”, escribió Kreidel. “Por lo general, pasan el rato en la Unión de Estudiantes. Mi corazón se rompe por todas las personas que intentan llegar a sus seres queridos en este momento”.

En el centro de convenciones, Cynthia Castro, estudiante de historia y antropología de 21 años, describió que estaba en un salón de clases cerca de Beam Hall cuando recibió una alerta por mensaje de texto sobre disparos.

“Todo el mundo se queda en silencio y recibimos una notificación real de que había un tirador activo”, dijo. “El profesor apagó las luces y nos quedamos sentados allí. Ya podía oír a la gente llorar y llorar. Pude ver a todos enviando mensajes a sus seres queridos.

Los hombres de la clase se quitaron los cinturones en un esfuerzo por bloquear la puerta del aula, dijo.

“Así que solo estaban ellos de pie, agarrándose los cinturones, como si tiraran, esperando que las puertas no se abrieran”, dijo.

Los estudiantes fueron evacuados del aula alrededor de la 1:30 p.m. y llevados en autobús al centro de convenciones, dijo.

Vigilia cancelada

Los funcionarios del Centro Médico Universitario dijeron en un comunicado que el hospital no había recibido ningún paciente por el tiroteo.

UMC escribió que permaneció abierto a pacientes y visitantes y que “estamos preparados para atender a las víctimas de este trágico tiroteo”.

“Como precaución, los oficiales del Departamento de Policía Metropolitan de Las Vegas están ubicados afuera de todas las entradas de UMC para garantizar el ambiente más seguro posible para nuestros pacientes, visitantes y personal”, escribió un portavoz.

Las carreteras que rodean la sala de emergencias del University Medical Center fueron bloqueadas por la policía durante algunas horas el miércoles por la tarde, pero la mayoría de los agentes abandonaron el área poco después de las 2:30 p.m. Según un comunicado del hospital, ninguna víctima del tiroteo fue transportada a UMC, pero la policía estaba apostada fuera del hospital como medida de precaución.

Una vigilia con velas que estaba planeada para el miércoles por la noche en el Allegiant Stadium para honrar a los agentes caídos de la Patrulla de Caminos de Nevada Michael Abbate y Alberto Felix ha sido cancelada.

Los reporteros Rick Velotta, David Wilson, Julie Wootton-Greener, Jimmy Romo, Mark Credico, Taylor Lane, Jeff Burbank, Taylor Avery y Katelyn Newberg y Adán Jaramillo contribuyeron a esta historia.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO