73°F
weather icon Clear

Se fija una fianza para el sospechoso del tiroteo en víspera de Año Nuevo cerca del Strip

Una jueza de paz de Las Vegas impuso el miércoles una fianza de medio millón de dólares a un hombre acusado de disparar más de 70 veces desde su vivienda en un edificio en la víspera de Año Nuevo.

Jon Roger Letzkus, de 45 años, fue arrestado el domingo después de que la policía de Las Vegas respondiera a varios llamamientos por disparos poco antes de las 6 a.m. en las cuadra 100 de East Harmon Avenue, al este de Las Vegas Boulevard, cerca del MGM Grand.

Nadie resultó herido en el tiroteo.

Al ordenar que Letzkus permaneciera bajo custodia a menos que pagara una fianza de 500 mil dólares, la jueza de paz Melissa Saragosa expresó su preocupación por el peligro que Letzkus suponía para la comunidad.

Además de un reporte de arresto, un reporte de evaluación de riesgo y el estatuto de fianza de Nevada, Saragosa mencionó una orden de restricción del estado de California que prohíbe a Letzkus contactar a su esposa, sus escasos lazos con la comunidad de Las Vegas y preguntas sobre su condición mental.

El reporte del arresto “da una imagen de alguien que es, potencialmente, mentalmente inestable”, dijo Saragosa. “No tengo absolutamente ninguna forma de mirar en alguna bola de cristal para asegurar que no ocurriría algo más peligroso” si Letzkus es puesto en libertad.

“Lo que supuestamente ha hecho en nuestra comunidad es increíblemente peligroso”, dijo la jueza.

Aunque Letzkus pague la fianza, solo podrá ser puesto en libertad bajo “vigilancia electrónica de alto nivel” y con la orden de permanecer en la zona de Las Vegas, reglamentó Saragosa.

La fiscalía había solicitado una fianza de 1.25 millones de dólares, mientras que el defensor público adjunto Dallas Anselmo pidió cinco mil dólares, junto con el monitoreo electrónico.

La vicefiscal en jefe del distrito, Erika Mendoza, presentó una imagen aterradora de lo que la policía encontró en el interior del piso alto de Letzkus la mañana del tiroteo.

“La habitación estaba completamente inundada y había un perro encerrado en el baño cuando el agua corría”, argumentó Mendoza, añadiendo que los daños en la habitación se estimaban en más de 100 mil dólares. “Había impactos de bala en los techos, paredes y ventanas”.

Tras ser arrestado el domingo por la mañana, Letzkus dijo a la policía que había estado “disparando indiscriminadamente”, explicó Mendoza.

Letzkus también dijo a los agentes que lo arrestaron que estaba “ampliamente capacitado en armas de fuego”, dijo Mendoza en la audiencia.

Los registros judiciales de Internet muestran que Letzkus se enfrenta a 73 cargos por delitos graves. Se enfrenta a un cargo de tenencia o posesión de un arma por una persona prohibida, y a otro cargo de destruir o lesionar bienes muebles o inmuebles de otra persona, con un valor superior a cinco mil dólares.

Los otros 71 cargos son por descargar un arma dentro de una estructura o vehículo en una zona prohibida, según consta en los registros.

Cuando se le preguntó en la audiencia si comprendía los cargos que se le imputaban, Letzkus respondió: “Más o menos”.

LO ÚLTIMO