82°F
weather icon Cloudy

Prisión para hombre por disparar contra apartamento y dejar paralítica a niña de 5 años

Actualizado March 26, 2024 - 12:58 pm

Han pasado cuatro meses desde que Draya Harris, de cinco años, fue alcanzada por una bala perdida mientras estaba dentro de su apartamento de Las Vegas, y su familia todavía está conmocionada por lo que los fiscales describieron como un acto “sin sentido”.

“Ha sido duro escuchar a los médicos decir que tal vez no vuelva a caminar, cuando solía correr”, dijo la madre de Draya, Porschia Ransey, a la jueza durante la audiencia de sentencia celebrada el lunes.

Arreion Willoughby, de 31 años, se declaró culpable en febrero de un delito grave de desprecio deliberado o gratuito por la seguridad de las personas con resultado de lesiones corporales graves, y de posesión de un arma por una persona prohibida. Admitió haber disparado una bala que entró en el apartamento de su vecina, alcanzando a Draya y dejándola parcialmente paralizada.

El abogado defensor de Willoughby, Kendall Stone, argumentó que tomó el arma mientras lavaba la ropa y que no tenía intención de disparar.

Aunque Stone pidió que la jueza lo condenara a libertad condicional, la jueza de distrito Jennifer Schwartz ordenó que Willoughby pasara de cuatro años y cuatro meses a once años en prisión.

“No tengo ninguna duda de que no fue un acto intencionado”, dijo Schwartz a Willoughby. “No creo que buscaras hacer esto o causar algún tipo de daño. Pero eso no significa que te den la condicional”.

Willoughby respondió: “Lo entiendo”.

La jueza dijo que Willoughby tenía crédito por 127 días que ha pasado bajo custodia. También le ordenó pagar 2,500 dólares en concepto de indemnización.

La policía dijo que cuando Draya recibió el disparo el 20 de noviembre, la bala le entró por el hombro y le seccionó la médula espinal. Sigue hospitalizada en Utah, y no puede caminar ni mover las piernas y uno de los brazos, dijo la fiscal adjunta del distrito, Dina Rinetti.

Rinetti dijo que no estaba claro si el estado de Draya mejoraría.

“Esto es simplemente un acto sin sentido”, dijo Rinetti a la jueza el lunes. “Un individuo que nunca debería haber tenido esa arma, que nunca debería haber cargado esa arma de fuego y que nunca debería haber apuntado esa arma a esa pared, y que nunca debería haber disparado esa arma”.

Los registros judiciales muestran que Willoughby tenía múltiples condenas previas por delitos graves. En 2015, se declaró culpable de dos cargos de robo y conspiración para cometer robo. En 2019, se declaró culpable de abuso infantil, negligencia o puesta en peligro, y fue puesto en libertad condicional.

Fue puesto en libertad condicional nuevamente en 2022 después de declararse culpable de intento de propiedad o posesión de un arma de fuego por una persona prohibida, muestran los registros judiciales.

Willoughby prestó declaración ante la jueza el lunes y pidió disculpas a la familia de Draya.

“Nunca fue mi intención que eso ocurriera”, dijo. No sabía que el arma de fuego estaba cargada”.

La madre de Draya lloró al dirigirse a la jueza a través de una videollamada. Dijo que estaba “decepcionada” por la declaración de Willoughby, y que las secuelas del tiroteo han sido duras para ella, su esposo y sus otros tres hijos pequeños, todos los cuales han tenido que mudarse a Utah mientras Draya permanece hospitalizada.

“Es muy traumatizante”, dijo Ransey. “Mi bebé no se merecía esto”.

LO ÚLTIMO