105°F
weather icon Windy

‘Necesita justicia’: recuerdan a mujer asesinada en LV al cumplirse un año de su muerte

Actualizado April 25, 2024 - 11:28 am

Los numerosos amigos de Tabatha Tozzi han afrontado su pérdida de diferentes maneras desde que la joven de 26 años de Las Vegas fue asesinada hace un año.

Se han apoyado mutuamente en chats de grupo. Llevan playeras que dicen “Tabby Tribe” o que piden la justicia para Tozzi. Una de las amigas de Tozzi se hizo un tatuaje de los ojos de Tozzi en el dorso de la mano.

Para la madre de Tozzi, el dolor ha sido abrumador.

“Ha sido un año duro, muy duro, y para mí es un día muy duro estar aquí hoy”, dijo Regina Lacerda.

A la afligida Lacerda se unieron decenas de personas cuyas vidas fueron tocadas de alguna manera por Tozzi -muchos de ellos amigos íntimos de Tozzi- durante una reunión celebrada el miércoles en el Craig Ranch Regional Park de North Las Vegas para conmemorar el primer aniversario del asesinato de Tozzi y celebrar su vida.

“Ahora todos tenemos que ser su voz”, dijo Sydney Read, de 29 años, amiga de Tozzi y autora de algunos de sus tatuajes.

‘Estoy aquí porque necesito justicia’

Mientras Read hablaba de su difunta amiga, las lágrimas empezaron a correr por su rostro.

“Todos tenemos que representarla y mostrar al mundo lo importante que es su vida. No era, es”, dijo Read. “Y necesita justicia. Y necesita que la recuerden”.

Ese llamado a la justicia es algo que ha sido continuamente vocalizado por la madre de Tozzi y sus amigos desde que Tozzi fue fatalmente baleada el 22 de abril de 2023.

“Estoy aquí porque necesito justicia”, dijo Lacerda. “Pensé en hacer una protesta hoy, pero decidimos… en lugar de la protesta, decidimos celebrar su vida”.

Según el Departamento de Policía Metropolitana, el entonces novio de Tozzi, Oswaldo Natanahel Pérez-Sánchez, disparó a Tozzi en la cabeza en medio de una discusión mientras ambos estaban en el auto de Tozzi justo antes de las 11 a.m. de ese sábado en la cuadra 8100 de Leger Drive justo al oeste de South Cimarron Road y al norte de Alta Drive.

“Esta es todavía una investigación abierta, y no se ha hecho ningún arresto todavía”, dijo un portavoz de la Policía Metropolitana en un correo electrónico el miércoles.

Tozzi fue trasladada al University Medical Center, donde falleció dos días después. El miércoles se cumplió un año de la muerte de Tozzi.

Pérez-Sánchez, que ahora tiene 27 años, consiguió escapar y aún no ha sido capturado, un hecho que enfada a la madre de Tozzi y a su gran comunidad de amigos.

“No dejo de quedarme con el detalle de la mañana en que había una pequeña oportunidad para atraparlo, y ahora se ha vuelto más difícil porque no sabemos dónde está”, dijo Judith Vaughs, de 28 años, que era amiga íntima de Tozzi.

Según el cartel del FBI -que anuncia una recompensa de hasta 30 mil dólares por información que conduzca a su arresto-, Pérez-Sánchez, nacido en Las Vegas, tiene vínculos con el sur de California y México, o podría visitarlos.

La madre y los amigos de Tozzi le han solicitado repetidamente a Pérez-Sánchez, a quien conocían como “Nate”, a que se entregue.

“Siempre que tengo oportunidad, Nate, si me escuchas, si me oyes, entrégate”, dijo Lacerda. Ella alegó que él le quitó la vida a Tozzi porque Tozzi ya no quería estar con él, y él no podía aceptarlo.

Globos azules hacia el cielo

Los asistentes a la reunión del miércoles formaron un gran círculo en el césped. En el centro del círculo, se unieron a Lacerda las dos amigas íntimas de Tozzi, Alicia Lozoya, que se tatuó los ojos de Tozzi en la mano el día anterior, y Ashley Galván, y algunas personas más.

Decenas de globos azules -a Tozzi le encantaba el azul, dijo su madre- se soltaron en el cielo.

Varias personas hablaron y compartieron sus recuerdos de Tozzi, y entonces Lacerda, llorando y mirando al cielo, se dirigió a su hija, diciendo que esperaba que Tozzi fuera feliz allí arriba y que lucharía por la justicia para su niña hasta su último aliento.

Vaughs estaba en el parque el miércoles con su hermana Madeleine Howell, de 26 años, y sus padres David y Deborah Howell, que consideraban a Tabatha como una hija más.

“Había mucha gente diferente en la vida de Tabatha y creo que esto es un reflejo de su comunidad”, dijo Vaughs sobre la gran afluencia de gente el miércoles.

Galvan dijo que muchos de los amigos de Tozzi, incluyendo a su madre, se apoyan mutuamente en chats de grupo, incluyendo uno llamado “Tabby Tribe.”

“Comparado con hace un año”, dijo Galván, “siento que he aprendido a vivir con el dolor, pero no lo he superado”.

LO ÚLTIMO