67°F
weather icon Clear

‘Muy difícil de procesar’: maestro reacciona a la golpiza mortal de adolescente de Rancho

Actualizado January 24, 2024 - 1:48 pm

En un monumento improvisado con flores y velas de oración, seis adolescentes de Rancho High School se reunieron para recordar a su amigo, que fue golpeado mortalmente este mes.

Jonathan Lewis Jr., un estudiante de 17 años de Rancho, murió el 7 de noviembre de sus lesiones después de que la policía dijera que fue golpeado por un grupo de 10 adolescentes cerca del campus de la escuela el 1° de noviembre. Se espera que los cuatro menores arrestados en el caso, mayores de 16 años, comparezcan el viernes ante el Tribunal de Justicia de Las Vegas.

El jueves, los amigos de Lewis presentaron sus respetos a su amigo vertiendo líquido de latas de bebida Monster Energy en el suelo cerca del monumento. La bebida, dijeron, era la favorita de Lewis después de la escuela.

“Jonathan también solía hacer eso por algunos amigos que murieron”, señaló uno de los adolescentes.

Los adolescentes accedieron a ser entrevistados bajo condición de anonimato.

“No se lo merecía”, dijo otro amigo sobre la muerte de Lewis. “No había motivo para ello”.

‘Siempre pendiente de sus amigos’

Un amigo dijo que se enteró de la golpiza cuando llegó a casa de la escuela ese día y corrió de vuelta a Rancho, donde vio a Lewis en el suelo después de ser trasladado desde el callejón hasta el campus. “Estaba allí, recibiendo reanimación. Los maestros solo decían: ‘No te acerques, no te acerques’”.

Otro adolescente describió a Lewis como un amigo leal.

“Jonathan siempre estaba pendiente de sus amigos”, dijo. “Era una gran persona. Se sentaba con nosotros y nos decía: ‘Pueden hacerlo’. Siempre muy alentador”.

Aunque Lewis no se unió a ningún equipo deportivo o club de la escuela, trabajaba duro en sus tareas de clase y le gustaba dibujar, dijo otro amigo.

Los amigos de Lewis añadieron que la violencia ha sido un problema en Rancho y en las cuadras cercanas y que puede volverse peligroso por la noche, con desamparados y robos.

“Si simplemente estás en el lugar equivocado en el momento equivocado, acabarás metido en problemas”, dijo uno de ellos.

“Se nos está yendo de las manos”, afirma otro.

‘Muy difícil de procesar’

El maestro de historia de Rancho High School y asambleísta estatal Reuben D’Silva dijo que él, junto con otros maestros y estudiantes, está tratando de hacer frente después de la golpiza fatal.

“Es muy difícil de procesar”, dijo el jueves. “Todavía no puedo creerlo”.

D’Silva, que se graduó en la Rancho High School en 2003, lleva 10 años enseñando en el centro. Creció en el vecindario y todavía vive en la zona.

Dijo que vivió en un apartamento cerca de la escuela durante sus dos primeros años de enseñanza y conoce bien el callejón donde ocurrió la golpiza.

Zona problemática

Esa zona siempre ha sido problemática -incluso cuando él era niño- y allí hay peleas con frecuencia, dijo. Cuando era niño, robaron a su hermano en el mismo callejón, dijo D’Silva.

Dijo que la zona no está bien vigilada y que hay muchos apartamentos abandonados y terrenos abiertos cerca de la escuela.

La escuela experimentó un aumento de las peleas en el campus después de que los estudiantes regresaran al campus tras la pandemia del COVID-19, dijo, y se reforzó la presencia de seguridad, incluyendo más vigilantes de pasillo.

“Los chicos saben que no pueden pelearse en el campus”, afirma, y añade que tienden a ir a callejones o apartamentos abandonados fuera del campus cuando las peleas están predestinadas.

Si hubiera tenido lugar en el campus de Rancho, “creo que Jonathan seguiría vivo hoy”, dijo D’Silva.

La muerte a golpes probablemente dejará tras de sí efectos de larga duración, señalando que ha conmocionado y sacudido a la gente hasta la médula, dijo.

Petición para una mayor presencia policial después del horario escolar

Sin embargo, D’Silva se mostró esperanzado y agradecido por la respuesta de los administradores de la escuela.

Se ha mantenido informado al personal, y se están ofreciendo “enormes recursos” a los estudiantes y empleados, dijo. La presencia de la policía de Las Vegas y del Distrito Escolar del Condado Clark se ha incrementado en todo el campus, y se han contratado trabajadores sociales y asesores adicionales para los estudiantes y empleados que necesiten hablar, dijo.

D’Silva dijo que quiere que la gente sepa que “nuestras escuelas siguen siendo algunos de los lugares más seguros donde los jóvenes se encuentran”.

Cuando los estudiantes salen del campus, eso es otra historia y necesita ser abordado, dijo D’Silva, señalando que tiene la intención de hacer un esfuerzo conjunto para ahondar en esa cuestión.

D’Silva dijo que quiere llamar a la policía para que patrulle la zona que rodea la escuela, especialmente después de que terminen las clases. En su opinión, esa presencia disuadiría de las peleas.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO