80°F
weather icon Clear

Mujer con ‘síndrome de enclaustramiento’ recibe 47 mdd por negligencia médica

Actualizado February 9, 2023 - 6:05 pm

Una mujer que sufría del “síndrome de enclaustramiento” recibió un veredicto de 47 millones de dólares esta semana en un caso de negligencia médica, aunque su abogado dijo que probablemente solo verá una fracción del dinero.

En una demanda presentada en 2020, Amy Geiler alegó que los médicos del Hospital MountainView y del Hospital Mountain’s Edge no trataron adecuadamente sus bajos niveles de sodio cuando fue hospitalizada a consecuencia de una caída. Debido a que los médicos aumentaron sus niveles de sodio demasiado rápido, Geiler ahora sufre de síndrome de enclaustramiento, lo que significa que su cerebro todavía funciona, pero ella no puede moverse y solo puede comunicarse a través de parpadeos.

Al final de un juicio de cinco semanas celebrado el martes, un jurado concedió a Geiler 47 millones de dólares, de los cuales 35 millones correspondían a daños no económicos por dolor y sufrimiento. Sin embargo, según Sean Claggett, abogado de Geiler, en Nevada existe un límite máximo para los daños no económicos en las demandas por negligencia médica, por lo que los 35 millones se reducirán a 350 mil dólares.

“Esta es la peor lesión conocida en medicina, y vale 350 mil dólares”, dijo Claggett el miércoles.

Es probable que Geiler reciba entre cuatro y cinco millones de dólares del acuerdo total, que incluirá daños por honorarios médicos y salarios perdidos, dijo Claggett.

En un principio, la demanda incluía a 11 demandados entre los dos hospitales y varios médicos y enfermeras. Después de varios acuerdos, que Claggett dijo que eran confidenciales, solo quedaban tres acusados durante el juicio: el Hospital MountainView, el doctor Ejo John y el doctor Amit Valera.

El jurado determinó que, de los tres acusados restantes, Valera era responsable en un 35 por ciento de causar las lesiones de Geiler. El otro 65 por ciento de la responsabilidad se asignó a los acusados que ya habían llegado a un acuerdo. Esto significa que Valera es el solo acusado que tendrá que pagar alguna cantidad del veredicto, dijo Claggett.

Los abogados de Valera y John no respondieron el miércoles a la solicitud de comentarios.

Mike Prangle, un abogado que representa a MountainView Hospital, dijo que el veredicto demostró que el hospital no causó la lesión de Geiler.

“En MountainView Hospital nuestra principal prioridad es la salud y el bienestar de nuestros pacientes, y nos entristece profundamente lo que ha sufrido la señora Geiler”, escribió el hospital en un comunicado enviado por correo electrónico. “Estamos comprometidos a garantizar los más altos estándares de atención para todos nuestros pacientes. Nuestras condolencias están con los afectados por este desafortunado suceso”.

Riesgo de lesión cerebral

Geiler fue hospitalizada en MountainView Hospital el 1° de enero de 2019, después de caerse y golpearse la cabeza contra un mueble. Cuando ingresó, sus niveles de sodio eran anormalmente bajos, lo que provoca hinchazón y exceso de agua en las células cerebrales de un paciente, y puede causar confusión, convulsiones o coma, según la demanda.

Pero si los niveles de sodio de un paciente se elevan con demasiada rapidez, el agua puede salir de las células cerebrales, provocando daños cerebrales permanentes, según la demanda. Geiler corría un mayor riesgo de sufrir daños cerebrales debido a los niveles anormales de sodio por su uso de alcohol y enzimas hepáticas anormales, según la demanda.

John y otros médicos de MountainView Hospital fueron acusados de no darse cuenta de que los niveles de sodio de Geiler estaban aumentando con demasiada rapidez.

Geiler fue trasladada entonces a Mountain’s Edge Hospital, y la demanda acusaba a John y a Valera, el médico receptor en Mountain’s Edge, de no comunicar un plan de cuidados para Geiler antes de que fuera trasladada.

La demanda también alegaba que Geiler debió haber sido trasladada a un centro con capacidad para un nivel de atención superior.

Según la demanda, los hospitales “sabían o debieron haber sabido que el hecho de no trasladar adecuadamente a Amy a un nivel de atención superior y más apropiado crearía un riesgo irrazonable de lesión cerebral para pacientes de alto riesgo como Amy”.

El estado mental de Geiler comenzó a declinar, y para el 7 de enero de 2019, fue trasladada a St. Rose Hospital con dificultad respiratoria y tuvo que ser intubada, según la demanda. Claggett dijo que su tronco cerebral quedó dañado permanentemente, causando el síndrome de enclaustramiento.

En los últimos cuatro años, Claggett dijo que Geiler ha visto pequeñas mejoras. Ahora puede mover ligeramente el cuello y su familia espera que pueda aprender a comunicarse mediante movimientos oculares.

Ley de negligencia médica

Claggett dijo que el caso de Geiler pone de manifiesto los problemas con la ley de Nevada que limita los daños no económicos en las demandas por negligencia médica, que según Claggett permite a los hospitales evitar responsabilidades.

“Es realmente una de las leyes más horribles jamás creadas, y se hizo para beneficiar a los grandes hospitales y compañías de seguros”, dijo. “Ellos son los ganadores”.

Claggett dijo que el jurado pudo conceder 47 millones de dólares porque se supone que el jurado no debe tener en cuenta el tope al llegar a un veredicto. Dijo que Geiler planea apelar el veredicto para impugnar la constitucionalidad del límite.

El límite fue aprobado por los votantes de Nevada en 2004 como parte de una medida electoral de reforma de la negligencia médica llamada “Mantener a nuestros médicos en Nevada”. Se suponía que la iniciativa evitaría que los médicos huyeran del estado debido a los altos costos del seguro de mala praxis médica.

En 2015, el Tribunal Supremo de Nevada promulgó la ley, anulando la determinación de un tribunal inferior de que el límite era inconstitucional.

LO ÚLTIMO