94°F
weather icon Clear

Mujer afirma en nueva demanda que fue condenada injustamente por el asesinato de su esposo

Margaret Rudin presentó una demanda contra el estado de Nevada el jueves, exactamente 23 años después del día en que alega que fue condenada injustamente por matar a su esposo en uno de los juicios por asesinato más notorios de Las Vegas.

Rudin tenía 76 años cuando fue puesta en libertad condicional en 2020 tras cumplir casi 20 años de prisión por la muerte de su esposo, Ron Rudin. Hace dos años, el juez de distrito de Estados Unidos Richard Boulware anuló su condena al considerar que Rudin recibió un asesoramiento ineficaz por parte de su difunto abogado defensor antes de que un jurado la condenara el 2 de mayo de 2001.

Posteriormente, la fiscalía del Condado Clark se negó a volver a juzgarla por asesinato, después de que la fiscalía general de Nevada decidiera no apelar la sentencia del juez federal.

Pruebas poco sólidas

Su demanda presentada el jueves por la mañana alega que los fiscales no tenían pruebas suficientes para acusar a Margaret Rudin de la muerte de su esposo.

“Como ocurre con muchas condenas injustas, la condena injusta de Margaret Rudin se basó en pruebas poco sólidas, detectives demasiado entusiastas e inexpertos y un frenesí mediático en torno al crimen que condujo a lo que incluso el juez que presidía el tribunal llamaría en posteriores entrevistas documentales una atmósfera de ‘circo’ en su juicio”, escribieron los abogados Adam Breeden y Corrine Murphy en la demanda.

La oficina del procurador general, que representaría al estado de Nevada frente a demandas por condenas erróneas, declinó hacer comentarios sobre el litigio pendiente.

En una declaración enviada por correo electrónico el jueves, los abogados de Rudin dijeron que ella ha negado sistemáticamente su implicación en la muerte de su esposo durante las últimas tres décadas.

Estatuto modificado

“Hoy, a sus casi 80 años, Margaret Rudin tiene la intención de demostrar, bajo un estatuto de Nevada enmendado en 2019 para abordar los derechos de las personas condenadas injustamente, que no estuvo involucrada directa o indirectamente en la muerte de su esposo y que no cometió el crimen”, dijeron sus abogados en el comunicado.

En 2019, los legisladores aprobaron un proyecto de ley que permite a las personas exoneradas o consideradas injustamente condenadas por delitos demandar al Estado por daños y perjuicios.

Ron Rudin, un multimillonario que hizo la mayor parte de su dinero en negocios inmobiliarios en Las Vegas, desapareció de la casa de la pareja en diciembre de 1994. Su auto fue encontrado en el estacionamiento del Crazy Horse Too, un club de striptease ahora cerrado “conocido por sus vínculos con el crimen organizado”, dijeron los abogados de Margaret Rudin en la demanda del jueves.

El cuerpo calcinado del hombre de 64 años fue encontrado en enero de 1995 cerca del lago Mohave entre los restos de un maletero incendiado que, según la policía, estaba relacionado con Margaret Rudin.

La policía y los fiscales habían alegado que el crimen se cometió por dinero y que Ron Rudin estaba preparado para divorciarse de su esposa cuando fue asesinado.

La policía entrevistó a un sicario, ya fallecido, que afirmó que Margaret Rudin le contrató para limpiar un colchón y una alfombra ensangrentados de la casa de la pareja. Según la demanda del jueves, el testimonio del sicario contradecía las pruebas de la casa de la pareja, donde se cree que Ron Rudin recibió el disparo mortal.

Margaret Rudin fue acusada de asesinato en abril de 1997, pero huyó de Las Vegas y fue detenida en Revere, Massachusetts, en 1999.

Los abogados de Margaret Rudin escribieron en la demanda del jueves que nunca hubo pruebas de ADN ni huellas dactilares que relacionaran a Margaret Rudin con el lugar del crimen o con el arma homicida, una pistola que un buzo encontró en el Lago Mead en 1996.

Ron Rudin tenía una larga lista de enemigos a lo largo de su vida personal y profesional, incluidas “inversiones inmobiliarias cuestionables”, según los abogados de Margaret Rudin.

La policía tampoco pudo relacionar a un posible cómplice con Margaret Rudin, que era “físicamente incapaz” de meter el cadáver de su esposo en un maletero, conducirlo hasta Nelson’s Landing, cerca del lago Mohave, y luego arrastrarlo hasta el desierto, escribieron Breeden y Murphy en la demanda.

“Margaret Rudin, de hecho, no asesinó a Ron Rudin, no participó ni planeó su asesinato, y no sabe quién mató a Ron Rudin”, escribieron Breeden y Murphy en la demanda. “Ella es inocente del crimen y ha profesado su inocencia ante el crimen y su implicación en su muerte durante treinta años”.

LO ÚLTIMO
 
Conductor que mató a dos agentes de la NHP recibe pena máxima

Las familias del sargento Michael Abbate y del policía Alberto Félix compartieron su angustia ante el tribunal mientras pedían al juez que condenara a Jemarcus Williams a la pena máxima.