66°F
weather icon Clear

Menor de 13 años enviado a centro correcional por su papel en la golpiza fatal en Rancho High

Actualizado March 14, 2024 - 9:59 am

Un juez ordenó que un menor de 13 años fuera enviado a un centro correccional después de admitir su culpabilidad por la paliza mortal propinada a un estudiante de la preparatoria Rancho.

El niño fue uno de los nueve adolescentes que fueron arrestados por la muerte de Jonathan Lewis, de 17 años, quien fue atacado el 1° de noviembre afuera del campus de Rancho High School. Cinco de los menores no han sido identificados porque sus casos permanecen en el Tribunal de Familia y cuatro han admitido cargos de homicidio voluntario.

El adolescente al que se ordenó enviarlo a un centro correccional el miércoles, es el más joven acusado en relación con la muerte de Lewis, según el abogado designado por el tribunal del menor de 13 años, Anthony Wright.

En el sistema de tribunales de menores, un acusado no es sentenciado a un centro correccional por un periodo de tiempo determinado. En cambio, el menor puede ser puesto en libertad condicional después de completar varios programas mientras está bajo custodia.

El juez ordenó que el menor asistiera a la escuela mientras estuviera bajo custodia y ordenó condiciones para él, incluido un programa de tutoría, un programa de intervención de pandillas y una clase de pensamiento crítico. También se le exigirá que complete 200 horas de servicio comunitario cuando salga en libertad condicional y se le ordenará que pague una restitución a la familia de Lewis en una cantidad que aún no ha sido fijada por el tribunal.

Otros dos menores han sido sentenciados anteriormente a un centro correccional y enfrentan restricciones similares, dijo la fiscal Summer Clarke.

Los investigadores han dicho que Lewis fue atacado por un grupo de hasta 10 adolescentes en un callejón cerca de la preparatoria. La golpiza fatal fue capturada en un video que mostró a los adolescentes pisoteando, pateando y golpeando a Lewis hasta que quedó inconsciente. Murió a causa de sus heridas seis días después.

Las imágenes de videos mostraron que Lewis empujó a un estudiante, que era uno de los adolescentes arrestados más tarde, y luego golpeó a otro estudiante antes de que el grupo de adolescentes lo invadiera.

‘El mundo necesita ver’

Antes de que el juez ordenara la sentencia del menor el miércoles, la madre de Lewis, Mellisa Ready, pidió a los fiscales que mostraran una fotografía de su hijo acostado en una cama de hospital.

“Creo que el mundo necesita ver lo que estos estudiantes le hicieron a mi bebé”, dijo Ready, quien asistió a la audiencia a través de una videollamada.

El joven de 13 años no hizo ninguna declaración voluntaria durante la audiencia.

Wright dijo que a raíz del “frenesí mediático” que rodeó la muerte de Lewis, los abogados tardaron mucho en obtener todas las imágenes de vigilancia del caso. Dijo que la evidencia mostraba el “alcance de la culpabilidad de cada niño”.

“Creo que es fácil para nosotros juzgar instintiva y precipitadamente sobre las cosas cuando aparecen por primera vez en los medios”, dijo. “A todos los profesionales les lleva algo de tiempo revisar y digerir la información para determinar qué justicia se debe hacer en un caso como este”.

La jueza del Tribunal de Familia Amy Mastin reconoció que creyó al abogado defensor del niño cuando argumentó que el niño de 13 años había mostrado un remordimiento significativo durante el proceso judicial. Dijo que el sistema de tribunales de menores se centraba en la rehabilitación de los acusados juveniles.

“También agradezco, señora Ready, que usted entienda eso y que sepa que el enfoque del tribunal en su trabajo de intentar la rehabilitación no disminuye su empatía hacia usted”, le dijo la jueza a la madre de Lewis. “Siento tu dolor.”

“Muchos fracasos”

Mastin dijo que había habido “muchos fracasos” en la vida del menor y que los cuidadores le habían negado servicios gubernamentales después de que experimentó problemas de ausentismo escolar y fue acusado de posesión de sustancias controladas.

“Quiero ser claro: este es un problema de la sociedad y nosotros, como individuos, todos tenemos la responsabilidad hacia nuestros hijos y hacia el resto de nosotros de abordar sus necesidades, no ignorarlas, no rechazar servicios y luego no brindarles ningún servicio. Más atención al problema para que terminemos aquí”, dijo Mastin.

El miércoles se llevó a cabo una audiencia separada para el menor en el sistema del Tribunal de Familia que no admitió su culpabilidad. El abogado defensor Edward Miley había solicitado una evaluación exhaustiva de la competencia mental de su cliente, pero se encontró que el adolescente era competente para enfrentar los cargos.

Los abogados le dijeron al juez el miércoles que el proceso de descubrimiento aún está en curso en el caso de ese adolescente.

Cuatro de los nueve adolescentes arrestados (Treavion Randolph, de 16 años, Dontral Beaver, de 16, Damien Hernandez, de 18 y Gianni Robinson, de 17) han sido acusados como adultos debido a sus edades. Se han declarado inocentes de los cargos de asesinato en segundo grado y conspiración para cometer agresión.

LO ÚLTIMO