80°F
weather icon Clear

‘Me rompe el corazón’: vecinos dicen que tiroteo de NLV acabó con la tranquilidad de la comunidad

Actualizado March 14, 2024 - 11:14 am

Una investigación sobre la muerte de tres mujeres, junto con un hombre armado abatido por la policía en un complejo de apartamentos de North Las Vegas estaba en curso el miércoles, dijeron las autoridades.

La policía de North Las Vegas escribió en un comunicado el martes que dos de sus agentes le dispararon al hombre después de que comenzó a caminar hacia ellos y desobedeció las órdenes de soltar un arma.

La oficina forense del Condado Clark lo identificó el miércoles como Edward Brooks, de 43 años, de North Las Vegas.

Los agentes que buscaban posibles víctimas del tiroteo encontraron los cadáveres de las mujeres y a un niño ileso -así como un perro muerto- en dos apartamentos distintos.

Un operador del 911 que recibió un reporte de tiroteo en la cuadra 2200 de East Nelson Avenue alrededor de las 3:15 p.m. escuchó disparos de fondo, dijo la policía.

La policía no dijo cómo murieron las mujeres o cómo pueden haber estado conectados con Brooks, que recibió un disparo en el patio, pero señaló que los detectives “no creen que haya sospechosos adicionales”.

Los nombres de las mujeres, así como sus causas y forma de muerte, serán dados a conocer por la oficina forense. Mientras tanto, la policía dijo que espera dar a conocer detalles adicionales en los próximos días.

El pequeño complejo de apartamentos “3 Keys” de dos pisos donde ocurrió el tiroteo está escondido en un vecindario con algunas casas cerca de Las Vegas Boulevard North y East Carey Avenue.

El miércoles por la tarde, agentes de seguridad privada vigilaban la entrada mientras un trabajador tomaba suministros de un camión de “recolección de materiales peligrosos”.

Dos tiras de cinta roja de la policía estaban sujetas a las instalaciones cercanas.

Los residentes del vecindario que hablaron el miércoles con el Las Vegas Review-Journal relataron el momento en que se rompió la paz en su tranquila comunidad.

Roberto Valdez, de 77 años, lleva tres décadas viviendo en una casa en una calle adyacente.

El veterano del ejército de la guerra de Vietnam dijo que salió al exterior después de escuchar cuatro disparos.

“En 15 minutos, había unos 50 autos de policía alrededor de toda la cuadra”, dijo Valdez, agregando más tarde: “Me rompe el corazón, tío, me rompe el corazón, me dan ganas de llorar, porque he estado en una zona de guerra y sé lo que es perder a alguien”.

Aunque ha visto actividad policial en el vecindario en el pasado, describió el hecho de vivir en paz.

“Hacía mucho, mucho, mucho tiempo que no pasaba nada, y luego ha pasado esto, que es lo más grande de todo”, dijo Valdez.

María Muñoz, su hija adulta, y sus tres nietos, a los que cuidaba, viven en la calle de Valdez.

Los disparos provocaron “miedo, mortificación y preocupación, porque no sabíamos lo que estaba pasando”, dijo en español.

“Cuando escuché los disparos, me preocupé porque hay niños en el vecindario y nadie sabe lo que puede pasar”, añadió.

Aunque Muñoz no conocía a las víctimas, describió las muertes como una “triste tragedia”.

La abuela vive en el vecindario desde hace 22 años.

“Era muy tranquilo hasta ayer”, dijo.

LO ÚLTIMO